Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:41

Autor Imagen

Salud: bolas cantadas

por 19 diciembre 2011

Si quisiéramos saber qué fue lo que ocurrió verdaderamente con la meta comprometida por el gobierno, no debemos ponerse el foco en las listas GES, ni en la búsqueda de algunos casos no resueltos, que de seguro habrá, porque nada es perfecto. El acento debe estar puesto en observar lo que pasó en el período con las listas de espera NO GES y, lamento informaros, para ello sí que no tenemos línea base ni forma alguna de medir.

El gobierno, tal como lo predijimos, cumple con la meta de reducir las listas de espera GES, las que en realidad no deberían existir por el solo imperio de la Ley: son derechos ciudadanos garantizados.

Si bien las listas de espera son inevitables en sistemas cerrados y gratuitos -porque es propio de los mismos operar con cierta cuota de racionamiento, dado que no existen “copagos moderadores”-, también es cierto que pueden ser gestionadas para hacerlas lo más cortas posible y para que esté en mejor posición quien más necesita resolver su problema, mientras que se ubique más atrás quien pueda esperar más tiempo.

Con el subconjunto de problemas GES ocurre algo distinto: hay garantías legales de oportunidad que establecen los tiempos máximos dentro de los cuales los problemas deben ser resueltos (también hay garantías de calidad, pero de esto mejor ni hablar todavía). Por otro lado, son sólo una parte del total de las listas y, en consecuencia, sí pueden ser eliminadas si se pone sobre ellas el foco de atención de los hospitales y, en el peor de los casos, si hay recursos para comprar servicios al sector privado. De este modo, en la práctica la eliminación de las listas GES podría ser sostenida en el tiempo a costa de otros problemas de salud. Como dirían los viejos jugadores de “pool”, era una “bola cantada”.

Si quisiéramos saber qué fue lo que ocurrió verdaderamente con la meta comprometida por el gobierno, no debemos ponerse el foco en las listas GES, ni en la búsqueda de algunos casos no resueltos, que de seguro habrá, porque nada es perfecto. El acento debe estar puesto en observar lo que pasó en el período con las listas de espera NO GES y, lamento informaros, para ello sí que no tenemos línea base ni forma alguna de medir.

Entonces, si quisiéramos saber qué fue lo que ocurrió verdaderamente con la meta comprometida por el gobierno, no debemos ponerse el foco en las listas GES, ni en la búsqueda de algunos casos no resueltos, que de seguro habrá, porque nada es perfecto. El acento debe estar puesto en observar lo que pasó en el período con las listas de espera NO GES y, lamento informaros, para ello sí que no tenemos línea base ni forma alguna de medir.

Ahora bien, la segunda “bola cantada” se desplegó hace unas semanas en los patios de La Moneda. El Presidente de la República y el Ministro de Salud convocaron al lanzamiento de la Estrategia Nacional de Salud para el Cumplimiento de los Objetivos Sanitarios de la Década 2011-2020. Esta estrategia, que continúa con el desafío planteado ya para la década anterior, se divulgó con la concurrencia de la mayoría de los Ministros (con ausencia de la Ministra del Trabajo), a cada uno de los cuales el Presidente entregó en sus manos un volumen físico del Plan y los comprometió a trabajar en pro de los objetivos allí planteados. Estos objetivos se orientan a resolver problemas de salud apremiantes que, sin una decidida acción mediante, podrían convertirnos en un país viejo, enfermo y, por qué no decirlo, hasta menos rico de lo que podríamos ser.

Los problemas fueron largamente detallados e hicieron pleno sentido a la audiencia de especialistas y actores del sector que habían sido convocados. Pero, por sobre todas las cosas, hizo sentido la convocatoria al trabajo intersectorial en el más alto nivel, considerando la importancia de las determinantes sociales que afectan la salud de las personas y que escapan del dominio del sector de la salud. Mañalic se hace acompañar en esta cruzada por sus colegas y aquello, sin duda alguna, es lo que corresponde. Simplemente. Gran lanzamiento. ¡Cómo no se nos había ocurrido antes!

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes