Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:04

Opinión

Autor Imagen

El realismo mágico del Partido Comunista

por 23 diciembre 2011

El realismo mágico del Partido Comunista
Este “Realismo Mágico” no es un estilo nuevo en los comunicados de prensa de los comunistas criollos, y así, es que podemos encontrar que el 9 de Noviembre de 2011 el Partido Comunista chileno también manifestaba su “profundo pesar” por la muerte de Alfonso Cano, comandante de las FARC, agregando al comunicado, ese elemento fantasioso propio del realismo mágico, al señalar con orgullo que “el conflicto armado perdura ya por más de 50 años durante los cuales los reiterados intentos por aplastar a las fuerzas populares beligerantes han fracasado sin excepción”.

El llamado “Realismo Mágico”, como género literario, se caracteriza entre otras cosas, porque la realidad tal como se aprecia cotidianamente, se ve sacudida o distorsionada por la aparición de elementos fantásticos que se mezclan con lo real, conviviendo así la realidad con la fantasía, lo que en algunos casos termina en la construcción de un mundo paralelo, singular, distinto, sin espacio ni tiempo y basado en sus propias reglas.

Estilo literario muy popular en los años 60 y 70, el realismo mágico tiene en Chile un importante cultor. Me refiero, a la roja pluma del Partido Comunista chileno.

Nuestro Partido Comunista, que hoy cuenta con tres diputados en el Congreso Nacional y quienes acostumbran a rasgar vestiduras en la defensa “irrestricta” de la democracia y los derechos humanos, practica con especial talento en sus comunicados públicos esta técnica de distorsionar la realidad con lo fantástico.

Es así como podemos ver a nuestros defensores a “ultranza” de la democracia y los derechos humanos, enviar sus sentidas condolencias a Corea del Norte por el fallecimiento del “Compañero” y “Camarada” Kim Jong-il, el gobernante que desde 1994 (cargo heredado de su Padre Kim II-sung quien gobernaba como dictador desde 1948) guiaba con mano de hierro los destinos de ese país.

La tradición comunista se mantiene. Homenajear y reconocer como “Camaradas” a dictadores y asesinos genocidas. Hoy con mucho menos talento en la pluma que antaño, pero con el mismo corazón rojo que late con nostalgia y pasión al recordar los Gulag, los secuestros y asesinatos de las FARC y el más reciente “Hoeryong” de Corea del Norte.

El “Camarada” Kim Jong-il estaba al frente de un régimen reconocido a nivel internacional (por diversos organismos de derechos humanos), como una de los últimas dictaduras de corte estalinista en el mundo y en donde incluso, se han denunciado la existencia de campos de concentración (aunque no lo crea en pleno siglo XXI todavía existen este tipo de lugares para prisioneros políticos) como el de Hoeryong en Corea del Norte.

Hasta aquí, la realidad de contexto propia del “Realismo Mágico”, pero siguiendo con la lectura de sus condolencias, nos encontramos con el elemento fantástico o irreal que distorsiona: los comunistas chilenos destacan la lucha “por la construcción de una prospera sociedad socialista” y “la defensa de los intereses del pueblo coreano”, realizada por el fallecido dictador.

Olímpico ¿o no?, quien podría negar que nos encontramos en las puertas de “Macondo”.

Sin embargo, este “Realismo Mágico” no es un estilo nuevo en los comunicados de prensa de los comunistas criollos, y así, es que podemos encontrar que el 9 de Noviembre de 2011 el Partido Comunista chileno también manifestaba  su “profundo pesar” por la muerte de Alfonso Cano, comandante de las FARC, agregando al comunicado, ese elemento fantasioso propio del realismo mágico, al señalar con orgullo que “el conflicto armado perdura ya por más de 50 años durante los cuales los reiterados intentos por aplastar a las fuerzas populares beligerantes han fracasado sin excepción”.

Sin embargo, debemos reconocer que esto de lamentar y homenajear a los “Camaradas” recientemente fallecidos, tiene una larga tradición en el Partido Comunista chileno.  Como no recordar la famosa “Oda a Stalin”:

Camarada Stalin, yo estaba junto al mar en la Isla Negra, descansando de luchas y de viajes, cuando la noticia de tu muerte llegó como un golpe de océano…” “… hay que aprender de Stalin su intensidad serena, su claridad concreta, su desprecio al oropel vacio…” “… Stalin es el mediodía, la madurez del hombre y de los pueblos…” (Pablo Neruda)

La tradición comunista se mantiene. Homenajear y reconocer como “Camaradas” a dictadores y asesinos genocidas. Hoy con mucho menos talento en la pluma que antaño, pero con el mismo corazón rojo que late con nostalgia y pasión al recordar los Gulag, los secuestros y asesinatos de las FARC y el más reciente “Hoeryong” de Corea del Norte.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes