sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:21

Opinión

Autor Imagen

Transbank-Redbanc y ¡la master plop!

por 7 marzo, 2012

Transbank-Redbanc y ¡la master plop!
Redbanc-Transbank han desnaturalizado el concepto de empresa de apoyo al giro bancario convirtiéndose en un verdadero monopolio y, en definitiva, en un sutil mecanismo de dobles cobros por parte de la Banca.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En el último Festival de la Canción de Viña del Mar, el humorista Bombo Fica hizo reír a todo Chile con la historia de la tarjeta de crédito “Master Plop”.

La risa fue total en la Quinta Vergara, pues la realidad de las tarjetas de crédito ya no deja indiferente a ningún chileno. Sólo para dar una idea de las dimensiones de este mercado, podemos decir que en el 2005 se realizaban aproximadamente 116 millones de transacciones; el 2011 esta cifra se triplicó, llegando a las 365 millones de transacciones, y se espera que al 2015 lleguemos a los 900 millones de transacciones con tarjetas de crédito y débito.

¿Por qué surge la idea de la Master Plop? Porque la gente siente, percibe y sufre abusos del sistema, los que en parte se pueden atribuir sin duda a que este lucrativo negocio está en manos de una sola empresa (que funciona con dos nombres) y cuyos dueños son los propios bancos. Me refiero a Transbank-Redbanc.

En el caso de Transbank, denunciamos la escasa diferencia entre los cargos por tarjetas de crédito y tarjetas de débito, los que no reflejan en realidad los costos y riesgos financieros asumidos por la empresa en las operaciones de ambos tipos de tarjetas, además de denunciar lo poco objetivo y racional de las diferencias de tasas máximas y descuentos que se realizan a determinados comercios y que, en general, terminan perjudicando a las pequeñas y medianas empresas.

Por esta realidad, es que a mediados de 2011 presentamos una denuncia formal ante la Fiscalía Nacional Económica, organismo que se encuentra en pleno proceso de investigación (Investigación N° 19.3611 de 2011).

Lo anterior, debido a que Redbanc-Transbank han desnaturalizado el concepto de empresa de apoyo al giro bancario convirtiéndose en un verdadero monopolio y, en definitiva, en un sutil mecanismo de dobles cobros por parte de la Banca.

Es así, como en el caso de Redbanc denunciamos que se encontraría en una posición monopólica en el mercado de cajeros automáticos y servicios en red asociados a tales operaciones, lo que perjudica la transparencia de los cobros que los respectivos emisores de tarjetas de crédito hacen a sus titulares por conceptos de los servicios prestados por Redbanc.

Redbanc cobra a los bancos emisores (i) Una cuota fija; (ii) Un cobro variable por número de tarjetas del emisor, y (iii) Un cobro por servicio de operatoria del sistema por número de transacciones de las tarjetas del emisor.

Dichas tarifas son supuestamente traspasadas por cada banco emisor a los tarjetahabientes, en un concepto único llamado “Comisión Anual Tarjeta Redbanc”, que se cobra mensualmente. Dicha comisión es muy poco transparente, pues no permite verificar que dicho cobro sea en realidad lo que se cobra a los bancos por concepto de utilización de Redbanc (de la cual, cabe repetirlo, son los mismos dueños).

En el caso de Transbank, denunciamos la escasa diferencia entre los cargos por tarjetas de crédito y tarjetas de débito, los que no reflejan en realidad los costos y riesgos financieros asumidos por la empresa en las operaciones de ambos tipos de tarjetas, además de denunciar lo poco objetivo y racional de las diferencias de tasas máximas y descuentos que se realizan a determinados comercios y que, en general, terminan perjudicando a las pequeñas y medianas empresas.

A lo anterior, debemos agregar que esta semana solicitamos nuevas diligencias al proceso que se investiga en la Fiscalía Nacional Económica, con el fin de que se investigue también el monopolio que ejercería Transbank en los sistemas de pago on line, a través de su plataforma Webpay.

Así también, solicitamos expresamente que tanto Transbank como Redbanc hagan públicos las tarifas que cobran a los respectivos bancos, especialmente a los que no son parte de los “grandes”, junto con transparentar los requisitos que Transbank exige al comercio para poder afiliarse al sistema.

Sólo con un sistema plenamente trasparente y con sociedades de apoyo al giro que cumplan realmente la función a la cual están destinadas, es que lograremos que las famosas Tarjetas “Master Plop” no sean más que un buen chiste del Bombo Fica.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV