miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 16:38

Autor Imagen

¿Puede el Estado exigirme una conducta heroica?

por 4 abril, 2012

Lo que se pide, simplemente, es que no se mate a un inocente, menos aún antes de que nazca. Si eso es una conducta heroica es un problema distinto. Por lo demás, quienes plantean sus dudas si acaso se puede exigir heroísmo en un caso así, revelan, sobre todo, su propia pusilanimidad al ser incapaces de tomar una decisión impopular a favor de quienes no pueden presionarlos, porque son muy pequeños para tener voz.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta es una de las preguntas que recientemente se han hecho senadores, académicos y otros que pretenden justificar el aborto. Es una pregunta capciosa, pues supone demasiadas cosas.

Comencemos respondiendo que sí. La nación sí puede exigir de algunos de sus miembros el heroísmo en aquellas ocasiones en que se presenta la disyuntiva entre comportarse como héroe o hacer el mal. Eso lo sabemos, por ejemplo, los que hemos hecho el servicio militar. Juramos servir fielmente a la Patria hasta rendir la vida si fuese necesario. Si hay políticos que no saben esto, les falta contacto con el Chile real.

Pero esto es un tecnicismo, el tema principal es otro. Se afirma que llevar a término un embarazo producto de una violación es una conducta heroica. Esto ya es un lugar común, pero es razonable cuestionarlo, preguntando si acaso abstenerse de destruir un no nacido puede ser considerado una conducta heroica o simplemente buena. Aún así, aquí tampoco está el meollo del asunto.

El fondo del problema está en el valor de la vida humana. Se ha intentado justificar el aborto diciendo que el embrión no es un ser humano vivo. En Chile hay quien aún cree esto, pero la embriología demuestra lo contrario de manera irrefutable. Luego se ha dicho que un feto, a pesar de ser un ser humano vivo, no tiene derecho absoluto a la vida por carecer de conciencia. Pero los niños de pocos meses tampoco tienen autoconciencia, lo que hace este argumento sirva —por consistencia lógica— para justificar el infanticidio a la vez que el aborto. Para evitar esto, el último paso ha sido decir que simplemente no se puede obligar a una mujer a soportar la carga del embarazo no deseado. Para darle a la situación un giro dramático se propone el caso de una menor de edad embarazada producto de una violación.

¿Puede obligarse a alguien a hacerse cargo de un hijo no deseado? En Chile se obliga al padre a pagar pensión de alimentos, y si no es capaz, se obliga a los abuelos. Es discutible si esto es exigir una conducta heroica, pero si es que existen obligaciones naturales entre las personas seguramente se puede decir algo a favor del no nacido, aún en un embarazo no deseado, por dramático que sea. Teniendo en cuenta que el no nacido es un ser humano en sus primeras etapas de desarrollo (un hecho establecido por la ciencia que sin embargo se por alto en este debate), es razonable pensar que constituye un límite a la libertad. No es fácil poner límites a la libertad, pero la vida de otros es uno de ellos. El derecho a la vida implica el deber de no matar. Este deber puede ser más o menos oneroso, pero si no se respeta es difícil que queden otros derechos.

Lo que se pide, simplemente, es que no se mate a un inocente, menos aún antes de que nazca. Si eso es una conducta heroica es un problema distinto. Por lo demás, quienes plantean sus dudas si acaso se puede exigir heroísmo en un caso así, revelan, sobre todo, su propia pusilanimidad al ser incapaces de tomar una decisión impopular a favor de quienes no pueden presionarlos, porque son muy pequeños para tener voz.

(*) Publicado en El Sur, de Concepción.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV