martes, 18 de septiembre de 2018 Actualizado a las 14:28

Autor Imagen

TVN y las Argandoña

por 4 octubre, 2012

El problema de fondo no es cuánta plata ganen las Argandoña, el problema es que TVN perdió el primer trimestre más de setecientos millones de pesos. Si debe competir solamente bajo las reglas del mercado tendrá que hacer programas que generen muchos auspicios para que se pueda autofinanciar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En estas semanas estamos presenciando una nueva polémica sobre TVN, porque se está produciendo un docureality sobre la vida de Raquel Argandoña y su hija, donde los invitados secundarios son los señores Schilling y Peña. Lo que más ha indignado son las cifras millonarias de sus honorarios. Evidentemente que este programa corresponde al área de entretención del canal público.

Muchas personas han opinado que se podría ocupar el dinero de los altos honorarios de estas cuatro personas en mejores cosas, como ayudar a la educación, la nutrición infantil, las orquestas juveniles, el deporte olímpico, etc. Sin duda que hay infinitas necesidades en nuestro país, sin embargo el punto no está ahí, no nos confundamos. Los dineros de TVN no tienen relación con los dineros públicos, porque TVN es un caso muy especial, es el Canal Público pero no recibe ni un centavo del erario nacional.

El problema de fondo es que TVN debe competir en franca desventaja con sus rivales, como un boxeador que sale a combatir sin un brazo. Es el único canal con misión editorial, el que aporta mayor porcentaje de TV cultural, el que tiene un área infantil con materiales chilenos, sin embargo se debe autofinanciar.

El problema de fondo no es cuánta plata ganen las Argandoña, el problema es que TVN perdió el primer trimestre más de setecientos millones de pesos. Si debe competir solamente bajo las reglas del mercado tendrá que hacer programas que generen muchos auspicios para que se pueda autofinanciar.

¿Queremos tener Televisión Pública de Calidad?, mi abuelita diría “el que quiere celeste, que le cueste”, entonces ¿quién se meterá la mano al bolsillo para financiar a TVN?

Es fácil sumarse a las protestas contra TVN, porque es el canal de todos los chilenos, la gente quiere a TVN porque logró recuperar la credibilidad después de casi haber sido quebrado por la Dictadura.

Considero fundamental trabajar en la construcción de un nuevo modelo de Televisión Pública y evidentemente parte fundamental de este nuevo modelo debe ser su financiamiento. Además se debe trabajar en garantizar la independencia del canal Público del Estado, jamás TVN puede volver a ser un canal panfletario del gobierno de turno, digo esto porque lamentablemente el diario La Nación no fue un buen ejemplo de medio público, es muy doloroso que se cierre un medio, sin embargo es inaceptable que un medio público trabaje bajo presiones.

Coincidentemente esta semana el proyecto Acción Audiovisual de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica con el apoyo del BID/Fomin trae a Chile a dos importantes ejecutivos de los mejores canales de TV Pública del mundo, la BBC de Inglaterra y PBS de Estados Unidos. Son dos modelos totalmente distintos, sin embargo tienen algo en común: no se financian solamente con publicidad. Los honorables Senadores de la República podrán conocer más de TV Pública, porque el problema de fondo no es cuánta plata ganen las Argandoña, el problema es que TVN perdió el primer trimestre más de setecientos millones de pesos. Si debe competir solamente bajo las reglas del mercado tendrá que hacer programas que generen muchos auspicios para que se pueda autofinanciar.

El problema no es cómo financia su vida la señora Argandoña, el tema de fondo es ¿cual TVN merecemos los chilenos y cómo la financiaremos?

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV