jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:06

Autor Imagen

Vamos Corriéndonos Hacia la Izquierda

por 9 octubre, 2012

Ahora ese mundo está en crisis, no por las políticas de libertad económica, sino por el intervencionismo estatal y los "Estados de bienestar" que han desatendido la disciplina monetaria y fiscal. Pero las masas, que rara vez se dan cuenta del fondo de las cosas, creen que la crisis se debe a las políticas orientadas al mercado. Esa idea también prende en Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Yo soy doctorado en sicología de las masas, así es que más vale que vayan haciendo caso de lo que les voy a decir: lo de Venezuela provocará efectos deletéreos en Chile, casi más que en Venezuela.

Como por muchos años he sido dotado de la facultad de leer en la mente de los "chilenos y chilenas" (como hay que decir ahora), les voy a revelar lo que están pensando: "Este Chávez, que se ha dedicado a perseguir a la iniciativa privada, a intervenir cada vez más empresas particulares, a predicar el socialismo, a atacar a los Estados Unidos y a repartir plata entre la gente, ha ganado la elección y eso quiere decir que ésa es la política para que la mayoría esté contenta".

Es verdad desde 1989 el mundo se ha corrido hacia la derecha, en lo cual mucho tuvo que ver el ejemplo del éxito de Chile, gracias a las políticas de libertad económica de Pinochet, que en todas partes, comenzando por la Gran Bretaña de Margaret Thatcher, comenzaron a copiar. Pero ahora ese mundo está en crisis, no por las políticas de libertad económica, sino por el intervencionismo estatal y los "Estados de bienestar" que han desatendido la disciplina monetaria y fiscal. Pero las masas, que rara vez se dan cuenta del fondo de las cosas, creen que la crisis se debe a las políticas orientadas al mercado. Esa idea también prende en Chile. Punto uno.

América Latina se ha librado de la crisis del mundo desarrollado gracias a los altos precios de los "commodities" que produce. Si el petróleo no estuviera al precio que ha tenido en estos años, las políticas de Chávez habrían hecho crisis. Lo mismo las de Correa en Ecuador. Y las del matrimonio Kirchner en Argentina. Este país se ha beneficiado del alto precio de la soya y otros cultivos, y también produce petróleo y gas. Cristina Fernández ha tenido ayer repetidos éxtasis, que ha exteriorizado en su twitter, a raíz del triunfo de Chávez. Luego, corre por América Latina un renovado viento de chavismo. Punto dos.

Entre paréntesis, ese triunfo es un balón de oxígeno para Cuba, cuyo régimen recibe ingente ayuda venezolana. Como las masas, por definición, carecen que de memoria, no recuerdan que en 1959 Cuba era la segunda economía más próspera de América Latina, después de Argentina, y que hoy es la penúltima, sólo antes de Haití. Y Argentina se les está acercando.

¿No han notado ustedes la izquierdización ("chavinización") de un amplio sector político en Chile, un ala completa de la Concertación PPD y PR, aliados ahora con el Partido Comunista? Pancho Vidal, ex ministro y personaje muy próximo a Michelle Bachelet, estaba lanzado en un programa revolucionario (término de la libertad de enseñanza, fin a las entidades de salud previsional privadas, estatización del agua y del litio). Era tan revolucionario que la bancada del PPD se asustó y logró matizarlo: se prohibirá el lucro, pero sólo para los establecimientos educacionales que reciban fondos del Estado; la salud no será toda estatal, sino que sólo se garantizará el derecho a ella; el agua será bien público y el acceso a ella se garantizará en la Constitución. Fue una "frenada a tiempo", pero ¿creen ustedes que, visto el éxito de Chávez, continuarán frenando? Es el punto tres.

¿Y los "kerenskys"? Su ex diputado Juan Carlos Latorre partió como si fuera a vigilar que Chávez no hiciera trampas, pero, después del triunfo de éste, ya le ha dedicado elogios a su régimen. Punto cuatro.

Entretanto, la derecha sigue retrocediendo a "nuevas posiciones". Encabezada por los "arrepentidos", ha emprendido una "retirada estratégica". Ya los columnistas de derecha hablan de "la dictadura", sin ambages. Yo situé, hace un par de meses, como un "turning point" al primer editorial de "El Mercurio" donde se definió, como hechos inconcusos, que el Gobierno Militar atropelló los derechos humanos y que eso había sido establecido por el Informe Rettig, en torno al cual había consenso nacional. Ambos asertos carecen de base, y no voy a repetir una vez más por qué, pero cuando el principal baluarte de la derecha los hizo suyos supe que la derrota en la batalla por la verdad histórica era total. Y como "el que maneja el pasado, maneja el presente; y el que maneja el presente, maneja el futuro", (Orwell)...

Hoy mismo, en la sección "Día a Día" del referido diario, uno de los tres colaboradores de derecha que escriben en ella, "R. Rigoter" (los otros son B. B. Cooper, que hace no mucho tuvo un desfallecimiento al describir como criminal en serie a un prisionero político ilegal e injustamente condenado, el brigadier (r) Krassnoff; y Sagitario, el único que hasta ahora no desfallece) hace suyas las tesis de la izquierda, en el sentido de considerarla "víctima" de "persecuciones cruentas" por parte de "un gobierno no democrático que cometió graves atropellos a los derechos humanos".

Sumario: triunfo de Chávez, kerenskys impresionados, izquierda envalentonada, derecha en retirada, gobierno abrazando las banderas de la Concertación y Michelle a la cabeza de las encuestas. Ergo, Gran Marcha del país hacia la izquierda.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV