lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 19:04

Autor Imagen

Chilecompra: diez años de compras públicas

por 4 agosto, 2013

Más allá de grandes cifras optimistas, existen fundadas dudas respecto de las prácticas utilizadas por quienes compran en Mercadopublico.cl. En efecto, existen sospechas sobre qué tan transparentes son los procesos licitatorios. Si bien es cierto, no existe ningún estudio independiente que refrende estas dudas, muchos oferentes saben de compras que manifiestamente fueron dirigidas y cada cierto tiempo la prensa da cuenta de ello.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 30 de julio se cumplieron 10 años de la promulgación de la Ley Nº 19.886 de Compras y Contratación Pública. Lo que para muchos es expresión de un modelo de “clase mundial”, con indicadores que cualquier institución se quisiera y con el reconocimiento de organismos internacionales como BID y la OCDE, para otros continúa  siendo un modelo que aun está lejos de solucionar problemas de probidad y buenas prácticas.

Nadie podría negar el tremendo avance que ha significado para nuestro país, fundamentalmente en términos de transparencia, la implementación de nuestro actual modelo de compras públicas. Pasar de un sistema de compras desordenado, sin estándar sin reglas claras y desinformado, pasamos a la transparencia absoluta, donde cualquiera puede saber quien participó en un proceso de licitación y quienes se adjudican todo aquello que el Estado compra.

De acuerdo a datos extraídos desde el portal Analiza.cl, desde su creación el año 2003, Mercadopublico.cl ha comprado del orden de USD 43 mil millones, se han inscrito más de 350 mil razones sociales distintas entre MiPyMEs y grandes empresas y la cantidad de oferentes activos promedian las 100 mil razones sociales.

Más allá de grandes cifras optimistas, existen fundadas dudas respecto de las prácticas utilizadas por quienes compran en Mercadopublico.cl. En efecto, existen sospechas sobre qué tan transparentes son los procesos licitatorios. Si bien es cierto, no existe ningún estudio independiente que refrende estas dudas, muchos oferentes saben de compras que manifiestamente fueron dirigidas y cada cierto tiempo la prensa da cuenta de ello.

En promedio, cada hora se publican 100 licitaciones en el portal Mercadopublico.cl, esto es; unas veinte mil al mes y más de 300 mil al año. De cerca de 2 mil millones de dólares transados el año 2003 pasamos a más de 9 mil millones el año 2012. En lo que va de este 2013 ya se han transado casi USD 4 mil millones y las proyecciones indican que ha fines de este año la totalidad del mundo público debiera comprar más de USD 11 mil millones.

Más allá de grandes cifras optimistas, existen fundadas dudas respecto de las prácticas utilizadas por quienes compran en Mercadopublico.cl. En efecto, existen sospechas sobre qué tan transparentes son los procesos licitatorios. Si bien es cierto, no existe ningún estudio independiente que refrende estas dudas, muchos oferentes saben de compras que manifiestamente fueron dirigidas y cada cierto tiempo la prensa da cuenta de ello.

Sin embargo, a pesar de no existir estudios académicos que respalden las dudas de los fraudes cometidos en las compras públicas, sí existe un antecedente objetivo respecto de la manera en que compra el Estado. En la Ley Nº 20.641 de Presupuesto del año 2013 se incluyó el artículo Nº 26, el cual obliga a conformar una comisión especial para el perfeccionamiento del sistema de compras públicas en nuestro país. Entre los aspectos más relevantes a evaluar por esta comisión se considera; 1) la capacitación de los funcionarios públicos a cargo de las compras en los servicios y un levantamiento de los perfiles e incompatibilidades de estos, 2) la realización de un análisis previo de precios y costos de las grandes compras y 3) la separación de funciones entre aquellos funcionarios públicos que hacen las bases y quienes conforman las comisiones evaluadoras.

Que el Parlamento haya dedicado un artículo especial para mejorar las compras públicas en nuestro país da cuenta y refrenda el hecho de que, efectivamente, existen muchos procesos dirigidos y fraudulentos. En buena hora nuestros legisladores obligan a corregir estas malas prácticas, no obstante; es urgente mirar en perspectiva la problemática de fondo del sistema de compras de nuestro país, es decir; Chilecompra finalmente se consolida como un sistema que privilegia a aquellas empresas que ya tienen un camino recorrido en las compras públicas relevando a un segundo plano la competencia con el consecuente aumento de precios de productos y servicios que el Estado compra con recursos de todos los Chilenos, o bien .aspira a ser un sistema que abre y promociona las compras públicas, con una política contundente de capacitación a oferentes para aumentar la cantidad de PyMEs que ofertan en Chilecompra y privilegiar la eficiencia por sobre el compadrazgo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV