sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:59

Opinión

Autor Imagen

Matthei dispara a mansalva contra James Bond

por 23 octubre, 2013

Si una figura insípida como la de Parisi ha podido afectar con particular fuerza la candidatura de derecha, es precisamente por falta de cálculo; porque, como le oí decir a Pepe Auth hace poco, el proceso político de la derecha en esta elección parece la puesta en escena de un guión escrito por Woody Allen. Con una Alianza regida por el imperio del caos, no hay capacidad de resistencia, ni siquiera frente a candidatos tipo Parisi.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace un par de días, Evelyn Matthei dijo –en una entrevista en CNN– que si ella fuera calculadora no habría disparado a mansalva (como de hecho lo hizo) contra Parisi. Es cierto: si la candidata en cuestión fuera calculadora, los resultados de sus cálculos serían correctos…

Y, aunque sea obvio que las matemáticas no dan como para ganar una elección, hacerlo sin ellas resulta prácticamente imposible. El orden, el método y la precisión propias de esta disciplina son el único escenario dentro del cual el talento o el carisma de un candidato ofrecen posibilidades reales de éxito.

Un buen cálculo, un cálculo bien hecho, no improvisa estrategias; y si hace pruebas de ensayo y error, las hace en un escenario virtual y no en la contienda cuerpo a cuerpo. Ignorar al adversario un día para asignarle el tamaño de un gigante al día siguiente es, por decir lo menos, inconsistente.

Si una figura insípida como la de Parisi ha podido afectar con particular fuerza la candidatura de derecha, es precisamente por falta de cálculo; porque, como le oí decir a Pepe Auth hace poco, el proceso político de la derecha en esta elección parece la puesta en escena de un guión escrito por Woody Allen. Con una Alianza regida por el imperio del caos, no hay capacidad de resistencia, ni siquiera frente a candidatos tipo Parisi.

Y si ese fue el resultado de un cálculo hecho por Matthei, es evidente que obtuvo un resultado equivocado. Más aún si se considera que el pueblo chileno condena el ninguneo por razones de soberbia, y la confrontación como algo ajeno a su idiosincrasia.

Si una figura insípida como la de Parisi ha podido afectar con particular fuerza la candidatura de derecha, es precisamente por falta de cálculo; porque, como le oí decir a Pepe Auth hace poco, el proceso político de la derecha en esta elección parece la puesta en escena de un guión escrito por Woody Allen. Con una Alianza regida por el imperio del caos, no hay capacidad de resistencia, ni siquiera frente a candidatos tipo Parisi.

Cuando las ideas de un pensamiento político desaparecen del debate público como han desaparecido las ideas de derecha, cuando pierden legitimidad (no obstante la plena vigencia que tienen en términos fácticos), la coalición que las representa parece incapaz de ofrecer algo. Nada tiene de extraño, por tanto, que una oferta que parece vacía sea reemplazada por otra que es definitivamente insustancial... como la de Franco.

La persona de Parisi representa, en el fondo, los restos mortales de un pensamiento que fue abandonado. ¿Lo que queda? Una imagen: la imagen de un James Bond de pacotilla que, en auto de lujo, posa de intelectual.

Un buen cálculo, un cálculo que considere un espacio de reflexión seria sobre la propia identidad, es lo que fortalecerá a la derecha, mucho más que los tiroteos de Matthei contra Parisi.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV