lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 02:43

Opinión

Autor Imagen

¿Por qué hay tan baja asistencia de niños en la educación preescolar?

por 30 octubre, 2013

Los gobiernos municipales argumentan que el principal problema para mejorar la asistencia es el liderazgo de las directoras de los centros preescolares, pues ellas son quienes deben llevar una relación armoniosa con la comunidad, creando estrategias para dar a conocer la importancia de la educación inicial. Sin embargo, los municipios no han sido suficientemente efectivos en promover una estrategia para apoyar a los jardines y salas cunas. Más aún, están en constante tensión con los equipos de dichos centros, ya que no son capaces de solucionar problemas administrativos, como los bajos salarios, las extensas jornadas laborales, la falta de insumos para que desarrollen su labor, fallas en la infraestructura, entre otros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un estudio realizado por Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, muestra que las razones de inasistencia de los niños a los jardines infantiles y salas cunas, en comunas rurales, se debe principalmente a la escasa importancia que le otorgan las familias a la educación inicial y a la incapacidad de la gestión local para enfrentar este problema.

En la actualidad, la baja asistencia de los niños a los jardines infantiles y salas cunas es una realidad nacional: según la encuesta CASEN 2011, la población de niños de 0 a 2 años es de 728.987 y los que asisten a salas cuna son sólo un 18%; mientras que los niños de 3 a 6 años que asisten a jardín infantil son un 79%, respecto de una población total de 913.522.

A nivel regional se pueden apreciar brechas en los territorios, por ejemplo, en salas cuna: la asistencia en la región de Magallanes alcanza un 28% y en Coquimbo 23%, mientras que Biobío 13%; en Los Ríos, 12%; y en Atacama sólo un 11%. En el caso de los jardines infantiles, mientras la asistencia en algunas regiones, como Tarapacá y Valparaíso, alcanza el 83%, en Atacama y Arica y Parinacota es de 76%, y en los Lagos, de 74%.

Los gobiernos municipales argumentan que el principal problema para mejorar la asistencia es el liderazgo de las directoras de los centros preescolares, pues ellas son quienes deben llevar una relación armoniosa con la comunidad, creando estrategias para dar a conocer la importancia de la educación inicial. Sin embargo, los municipios no han sido suficientemente efectivos en promover una estrategia para apoyar a los jardines y salas cunas. Más aún, están en constante tensión con los equipos de dichos centros, ya que no son capaces de solucionar problemas administrativos, como los bajos salarios, las extensas jornadas laborales, la falta de insumos para que desarrollen su labor, fallas en la infraestructura, entre otros.

Las razones que explican esta baja asistencia radican en que las familias no ven a los jardines y salas cunas como un espacio educativo para el aprendizaje, sino como una “guardería” para el cuidado temporal de sus hijos.

En regiones donde hay comunas con alta ruralidad, la asistencia a los centros preescolares se percibe esencialmente como un facilitador del trabajo de las madres, ya que este es por temporada y, cuando terminan de trabajar en ello, las madres tienden a retirar a sus hijos de los centros.

Es muy importante que las familias se involucren con los procesos de enseñanza y cuidado que implementan los centros preescolares, pues estos reconocen que su participación es clave para un desarrollo integral en la primera infancia.

Sin embargo, las familias no suelen participar de las actividades de los centros, principalmente por falta de interés. Las directoras de los jardines y salas cunas aluden a lo complicado que resulta trabajar con una comunidad desinteresada en la educación inicial, por lo mismo, es muy difícil motivar y retener la asistencia de los niños a los centros.

Los gobiernos municipales argumentan que el principal problema para mejorar la asistencia es el liderazgo de las directoras de los centros preescolares, pues ellas son quienes deben llevar una relación armoniosa con la comunidad, creando estrategias para dar a conocer la importancia de la educación inicial. Sin embargo, los municipios no han sido suficientemente efectivos en promover una estrategia para apoyar a los jardines y salas cunas.

Más aún, están en constante tensión con los equipos de dichos centros, ya que no son capaces de solucionar problemas administrativos, como los bajos salarios, las extensas jornadas laborales, la falta de insumos para que desarrollen su labor, fallas en la infraestructura, entre otros.

Las políticas públicas que promueven la importancia de la educación inicial se desarrollan a través de la creación de infraestructura de jardines y salas cunas, pero no establecen ninguna estrategia de aplicación local que busque incentivar la asistencia de los niños. Evidentemente, se necesita acelerar significativamente el aumento de su asistencia mediante políticas serias y estables, pues –según la CASEN–, entre el 2006 y 2011, la asistencia a educación inicial ha subido apenas un 5%.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV