domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:50

Opinión

Autor Imagen

Sernac: ¿un león con dientes o sin dientes?

por 18 noviembre, 2013

No basta que el Sernac “tenga dientes”; el ocupante del sillón de Director del Sernac debe tener actitud, valentía y, como dicen los españoles, “cojones” para aplicar las atribuciones y el mandato de “velar por el cumplimiento de la ley”. Baste recordar que en el lanzamiento de Espacio Público, el ex ministro Juan Andrés Fontaine, invitado a comentar las propuestas para mejorar la protección de los consumidores, expresó: “Nosotros con la misma ley hemos hecho más”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El destacado economista Eduardo Engel ha escrito que  “el Sernac es un león sin dientes”. En esta línea, la Nueva Mayoría acoge las propuestas del Think Tank Espacio Público para la protección de los consumidores, que, en su programa, propone “fortalecer al SERNAC", dotándolo de facultades para fiscalizar, multar, interpretar la ley y dictar normativas, con criterios de cumplimiento legal con efecto general. Junto a ello, se propone “fortalecer la institucionalidad y los recursos humanos destinados a la fiscalización y la defensa contra los abusos”.

Sin duda, compartimos lo importante y prioritario que es fortalecer el Sernac entregándole más atribuciones y presupuesto para su labor. Sin embargo, la propuesta propone reemplazar la competencia de los juzgados de policía local por un procedimiento administrativo ante el Sernac, lo que se puede transformar en una dificultad, porque los procedimientos administrativos son apelables ante los juzgados civiles, deben ser patrocinados por abogados con el consiguiente costo que ello significaría para el consumidor afectado.

No basta que el Sernac “tenga dientes”; el ocupante del sillón de Director del Sernac debe tener actitud, valentía y, como dicen los españoles, “cojones” para aplicar las atribuciones y el mandato de “velar por el cumplimiento de la ley”. Baste recordar que en el lanzamiento de Espacio Público, el ex ministro Juan Andrés Fontaine, invitado a comentar las propuestas para mejorar la protección de los consumidores,  expresó: “Nosotros con la misma ley hemos hecho más”.

Las asociaciones de consumidores hemos propuesto fortalecer el procedimiento en los juzgados de policía local, aumentando el monto de los fallos inapelables de 10 UTM a 30 UTM. Además, como nuestro interés es defender a los consumidores individuales, hemos propuesto que el 50% de las multas cobradas beneficien a la asociación de consumidores que haga la denuncia o represente al consumidor en tribunales. Este modelo impera hoy día en Perú, y puede instaurarse debidamente reglamentado en Chile.

Además, no basta que el Sernac “tenga dientes”; el ocupante del sillón de Director del Sernac debe tener actitud, valentía y, como dicen los españoles, “cojones” para aplicar las atribuciones y el mandato de “velar por el cumplimiento de la ley”. Baste recordar que en el lanzamiento de Espacio Público, el ex ministro Juan Andrés Fontaine, invitado a comentar las propuestas para mejorar la protección de los consumidores,  expresó: “Nosotros con la misma ley hemos hecho más”.

Las propuestas para fortalecer las asociaciones de consumidores son insuficientes y poco claras. Se propone asignar más recursos a las ADCs, sin embargo, nosotros proponemos que esto vaya acompañado de nuevas funciones.

No hay propuesta que resuelva la tutela del fondo concursable por parte del gobierno de turno. El consejo de este fondo es integrado por representantes de servicios públicos que están en mayoría. Incluso el Secretario Ejecutivo es un funcionario del Sernac, que tiene a cargo la administración de éste. Las ADCs deberían tener una participación más representativa. Además, eliminar el inexplicable impedimento de no poder utilizar los recursos del fondo concursable para la defensa de los consumidores individuales y colectivos.

Finalmente, consideramos que, para la aplicación de estas nuevas atribuciones del Sernac, es fundamental resolver las debilidades, vacíos y omisiones de la Ley 19.496, como la mayor regulación del mercado financiero, el establecimiento de medidas para que se desarrolle la libre competencia.

Sin estos cambios, no habrá competencia real y efectiva y los consumidores seguirán siendo objeto del avasallamiento de los monopolios, colusiones y otros abusos del mercado.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV