domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 18:49

Opinión

Autor Imagen

Los cuchillos largos del piñerismo

por 20 diciembre, 2013

Los cuchillos largos del piñerismo
Si uno quisiera otorgarle el correcto uso a la expresión "noche de los cuchillos largos" esta debería hacer referencia a la ya obvia actitud del piñerismo en los próximos cuatro años, el que a todas luces intentara deshacerse de todos aquellos aliados, que si bien pudieron servir para alcanzar el poder el 2009, resultaran incómodos, peligrosos o limitantes para volver a ocuparlo en el 2017.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se ha dicho hasta la saciedad, por parte del gobierno, que la derrota de la candidata Evelyn Matthei no puede dar paso a una "noche de los cuchillos largos", en clara referencia al episodio histórico acaecido durante el régimen nazi, conocido como "Nacht der langen Messer", en 1934.

El término se ha utilizado para graficar que no sería el momento de comenzar a buscar y "ejecutar" a responsables por los resultados electorales del 15 de diciembre.

Sin embargo, el término está claramente mal utilizado, toda vez que "la noche de los cuchillos largos" del nazismo no tenía por objeto cobrar responsabilidades políticas, sino que eliminar a los aliados políticos que resultaban un lastre o inútiles en la perpetuación del poder nazi y que también recayó en aquellos adversarios personales que podrían, en un futuro cercano, amenazar el predominio político de Hitler, es decir, fue una operación destinada a eliminar a los "nuevos indeseables" del propio nazismo, purificar sus bases de apoyo y desprenderse del lastre que algunas de sus facciones podían significar en la nueva etapa política.

¿Cuáles serán esos potenciales "lastres" que el piñerismo debería eliminar? Aún no lo sabemos bien, pero en la lista por supuesto que se encuentran: los partidos políticos (tanto la UDI como RN) a los cuales el piñerismo siempre ha considerado un lastre; los conservadores que le podrían impedir una base más amplia en los temas valóricos; los neoliberales, que presentan una imagen de mercado invendible políticamente para el futuro del piñerismo; los pinochetistas o ex "cómplices pasivos" a quienes el piñerismo ya ha notificado, y algunos dirigentes políticos que individualmente han manifestado su rechazo al proyecto político piñerista.

Fue en el fondo un cambio de alianzas. Se eliminaba a los más exaltados y díscolos para obtener una alianza con el establishment alemán.

Por lo tanto, si uno quisiera otorgarle el correcto uso a la expresión "noche de los cuchillos largos", esta debería hacer referencia a la ya obvia actitud del piñerismo en los próximos cuatro años, el que a todas luces intentará deshacerse de todos aquellos aliados, que si bien pudieron servir para alcanzar el poder el 2009, resultarán incómodos, peligrosos o limitantes para volver a ocuparlo en el 2017.

¿Cuáles serán esos potenciales "lastres" que el piñerismo debería eliminar? Aún no lo sabemos bien, pero en la lista por supuesto que se encuentran: los partidos políticos (tanto la UDI como RN) a los cuales el piñerismo siempre ha considerado un lastre; los conservadores que le podrían impedir una base más amplia en los temas valóricos; los neoliberales, que presentan una imagen de mercado invendible políticamente para el futuro del piñerismo; los pinochetistas o ex "cómplices pasivos" a quienes el piñerismo ya ha notificado, y algunos dirigentes políticos que individualmente han manifestado su rechazo al proyecto político piñerista.

Esa será la verdadera noche de los cuchillos largos y el piñerismo ya lo ha hecho público. Es así como, días antes de la elección, el piñerismo estaba más preocupado de publicitar la nueva fundación del Presidente destinada a "defender su legado" (uno habría esperado que su objetivo fuera defender los principios de la centroderecha) más que en apoyar a la candidata de la Alianza y, en septiembre, con su actuación de los 40 años estaba más preocupado de fortalecer un perfil del piñerismo sin ataduras con el pasado, más que de apuntalar la opción presidencial de la centroderecha.

Por lo tanto, la pregunta que se va a dilucidar en los próximos cuatro años, no es quién fue el responsable de la derrota del sector el 2013, sino ¿qué lastres de la centroderecha serán las víctimas de la "noche de los cuchillos largos" del piñerismo?

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV