lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 23:01

Opinión

Autor Imagen

Fondo de Promoción Turística de Emergencia

por 18 enero, 2014

Frente a estas situaciones parece recomendable constituir un fondo de promoción turística de emergencia, sujeto a reglas y normas claramente establecidas, para ser utilizado por la autoridad competente (Sernatur, Subsecretaría de Turismo, etc.).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se han escrito algunos artículos evidenciando la baja de turistas argentinos en el país, en comparación con años anteriores. La causa de este problema es bastante evidente. Argentina sufre de una aguda escasez de divisas y, para enfrentarla, su Gobierno ha decidido acelerar la devaluación gradual que el peso argentino venía experimentando a lo largo del año 2013 y 2014. Para concretar lo anteriormente descrito, hace algunos meses tomó una serie de medidas de política económica, entre las cuales encareció en términos relativos los viajes al exterior, situación que podría tener un importante efecto en el flujo de turistas argentinos que visitan Chile.

Hasta ahora, aquellos que cruzaban las fronteras podían comprar con un cupo restringido divisas en efectivo con la tasa de cambio oficial, y el resto de los gastos, incluidos los tickets de avión y el alojamiento en hoteles, podía abonarse con tarjetas de crédito con un impuesto del 20%. Pero ahora ese recargo tributario se ha elevado al 35%, que también regirá para el cupo de divisas en efectivo. Considerando que en el promedio de los últimos cinco años los turistas argentinos representan el 36% del total de turistas extranjeros que ingresan a nuestro país, y casi el 50% en los meses de enero y febrero, esta situación es una mala noticia para el turismo chileno, por los efectos negativos que puede significar.

Es necesario considerar que muchas empresas planifican y se preparan para el verano con mucha anterioridad con una serie de medidas y actividades, tales como contratación y capacitación de personal, compra de insumos, promoción turística, inversiones en equipamiento e infraestructura, etc., que, sea porque los gastos ya se efectuaron y/o por el poco tiempo disponible para la alta temporada, es muy difícil y, en algunos casos, casi imposible de revertir.

Frente a estas situaciones parece recomendable constituir un fondo de promoción turística de emergencia, sujeto a reglas y normas claramente establecidas, para ser utilizado por la autoridad competente (Sernatur, Subsecretaría de Turismo, etc.).

Sin embargo, situaciones como la comentada no son nuevas en el turismo, que es muy sensible frente a situaciones conflictivas, de orden económico, social, ambiental, etc. Baste recordar el terremoto de febrero del 2010 que asoló a una parte importante de Chile, y que significó durante algunos meses de ese año una considerable baja en el ingreso de turistas extranjeros a Chile.

Frente a estas situaciones parece recomendable constituir un fondo de promoción turística de emergencia, sujeto a reglas y normas claramente establecidas, para ser utilizado por la autoridad competente (Sernatur, Subsecretaría de Turismo, etc.) únicamente en este tipo de emergencias, como el encarecimiento de los viajes para los argentinos, o el terremoto y otras que puedan suceder en el futuro, que permitan mitigar en parte la perdida repentina de competitividad del turismo chileno frente a situaciones coyunturales, ante lo cual se podría recurrir a este fondo para efectuar acciones promocionales y/o de otro tipo de corto plazo, en mercados que reemplacen momentáneamente a aquellos afectados por los problemas coyunturales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV