Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 22:32

La UC y las intenciones de los conservadores

por Alberto Millán, Coordinador General de Nueva Acción Universitaria 19 marzo 2014

Sr. Director:

Ante las expresiones de las facciones de la derecha conservadora de la UC, respecto a interpretaciones sobre los dichos de la presidenta de la FEUC, Naschla Aburman, cabe aclarar varias cosas.

En primer lugar, que Naschla Aburman ya aclaró su postura ante los estudiantes de la universidad, que es la misma de nuestro movimiento político, el NAU, la cual es conocida desde hace varios años. Por eso lamento las interpelaciones del conservadurismo, que  en el más mal pensado de los casos vienen de una mala intención y oportunismo, y si no es así, de un desconocimiento de los principios del movimiento que ha estado los últimos años en la FEUC. Ambas posibilidades son reprochables.

Nuestra postura sobre el rol público de la UC, que la derecha y toda la comunidad podrá encontrar más detalladamente en nuestra página web, reconoce que en el contexto actual la UC cumple un rol público al avanzar en políticas de inclusión y al ser una universidad compleja (con más de una función). Sin embargo, por cómo se desarrolla la discusión educacional, creemos que si  va a recibir los beneficios de una universidad pública (como puede ser el aumento del aporte estatal hasta la gratuidad), debe también avanzar en lo que entendemos como rol público (comprendido como lo necesario para vivir en comunidad). En ese sentido, consideramos que lo confesional no lo dificulta, siempre y cuando la universidad sea un espacio que garantiza el derecho social a la educación y es un espacio de reflexión pública, donde se fomenta la conciencia crítica. En concreto, significa avanzar en equidad (a pesar de que valoramos lo que se ha hecho, hay que reconocer que la UC es hoy de las más elitizadas del país), enfocar sus funciones (de extensión, investigación y docencia, ligado estas dos últimas) hacia lo público y sin ningún sesgo ideológico (sesgo que hoy existe en algunas facultades). Una discusión que también hemos agregado a lo anterior tiene que ver con la democracia universitaria y los derechos universitarios.

Lo anterior, como deberían saber los conservadores, no es solo una postura, sino también se ha concretado en hechos. Junto con invitarlos a revisar las cuentas públicas de las federaciones del NAU, que también se encuentran disponibles en la web, les comento que también se han promovido, no solo a través del movimiento estudiantil, iniciativas por la equidad como el Talento e Inclusión y la incorporación del ranking de notas en la ponderación PSU. También se ha trabajado en cuestionar como se construye el conocimiento, fomentando, la investigación en pregrado y otro tipo de metodologías de aprendizaje. El rol público de la universidad también se ve reforzado en la instalación del Ombudsman, en cuya instalación también participó la FEUC.

Aclarado esos puntos, queda ver si la derecha tiene alguna propuesta además de la defensa ciega de lo que ya hay. Si es que la tiene, espero que la manifiesten en los espacios de construcción conjunta que se pretenden abrir durante este año.

 

Por Alberto Millán, Coordinador General de Nueva Acción Universitaria

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes