Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 21:38

Opinión

Autor Imagen

La complaciente autoevaluación de Piñera en Salud

por 27 mayo 2014

Cuatro de ocho (50%), de los supuestos logros en salud del gobierno anterior no son evidentes y, además, poco se ha comentado que la deuda sectorial tan criticada por la Alianza se incrementó en su período. La salud pública requiere una atención cuidadosa para evitar que se transforme en un problema aún mayor.

La cuenta del Presidente Piñera de su gestión 2010-2014 indicaba algunos logros en salud que podrían ser calificados de dudosos.

Entre estos se encuentra la eliminación de las listas de espera Auge. El propio Fonasa, en 2010, dejó claro que se había inventado el concepto de garantías retrasadas para camuflar las garantías no cumplidas. El 27 de julio de 2012, la Contraloría General de la República publicó el informe final de un proceso de auditoría a seis hospitales que trataba sobre el término de las listas de espera AUGE. Los resultados de esta investigación arrojaron que en un 44% de los casos esta reducción había sido por “por vía administrativa”.

Por su parte, la apertura de la libre elección al grupo A (el más pobre de Fonasa) es, más bien, un reconocimiento de varios fracasos en la gestión del sector público. En el gobierno de S. Piñera, se exacerbó la política de externalización-privatización de los servicios en lugar de articulación del sector público. Si bien, en un sistema deficiente, pudiese ser un “mal menor” tener la posibilidad de comprar un bono antes que no ser atendido, en realidad, esto pasa por alto el concepto del derecho a la gratuidad que tienen los más pobres calificados en el tramo A de Fonasa, ya que con la reforma sólo se les abrió el campo a que paguen parte de las consultas y no se tomaron las medidas para mantener la gratuidad. Recuérdese que las personas en el grupo A de Fonasa no registran ingresos en situación de dependencia ni regulares, es decir, son los más pobres y la apertura al pago, en numerosos casos, no es una solución, además porque con esa modalidad queda absolutamente descubierta la cobertura de medicamentos.

Cuatro de ocho (50%), de los supuestos logros en salud del gobierno anterior no son evidentes y, además, poco se ha comentado que la deuda sectorial tan criticada por la Alianza se incrementó en su período. La salud pública requiere una atención cuidadosa para evitar que se transforme en un problema aún mayor.

El informe de autoevaluación del gobierno del Presidente Piñera estimó también como logro el aumento en 14% de las camas críticas. Esta aseveración es contradictoria con lo que opina el Colegio Médico, que advirtió el 7 de junio de 2013 de una crítica situación del sistema de salud de urgencia, mediante un informe elaborado por un grupo de expertos.

Además, el déficit de camas se ha ido agravando en el tiempo (2,1 camas por cada mil habitantes), la capacidad de inversión para su adecuado equipamiento y funcionalidad es aún lenta y selectiva, corriendo el riesgo de reproducir desigualdades sociales que segregan a la población, señaló el informe.

“En atención de adultos, los servicios de medicina, cirugía y las camas destinadas a la atención de pacientes críticos, no se han adaptado a la velocidad requerida para abordar sus nuevas demandas y resultan absolutamente limitadas para el creciente requerimiento de camas desde las urgencias”, sentenció el documento.

Finalmente, la ampliación del postnatal a seis meses, es decir, 12 semanas adicionales a lo que estaba vigente, es una buena medida pero totalmente insuficiente. En Chile nacen alrededor de 230.000 personas al año (el 45% en los tres primeros deciles), pero solo el 15% de estas madres percibirán el beneficio porque las demás, o no trabajan o no tienen previsión social. En cambio, percibirán remuneraciones el 73% de las madres del quintil más rico. Es decir, el proyecto en definitiva, reproduce la desigualdad social de nuestro país.

En suma, cuatro de ocho (50%) de los supuestos logros en salud del gobierno anterior no son evidentes y, además, poco se ha comentado que la deuda sectorial tan criticada por la Alianza se incrementó en su período. La salud pública requiere una atención cuidadosa para evitar que se transforme en un problema aún mayor.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes