Viernes, 24 de junio de 2016Actualizado a las 16:14

Autor Imagen

Incertidumbre escolar

por 27 febrero 2016

Cuando ya nos aprontamos a comenzar un nuevo año escolar nos encontramos que los reglamentos de la Ley N° 20.845, aun no son de dominio público - se señala que están a punto de salir de Contraloría- lo que es contradictorio si vemos cómo las autoridades de gobierno buscan remontar popularidad difundiendo esta ley como la solución a todos los problemas de la educación chilena.

Hay que moderar las expectativas de los padres -cada vez más empoderados- y señalar que la calidad de educación no se mejora un ápice con esta Ley, por el contrario van restando atribuciones a los Establecimientos y a sus profesores de forma que su labor se verá aun más dificultada, considerando el entredicho y la lucha permanente que existirá entre esta ley y las normativas internas de cada establecimiento que buscan mantener un orden y disciplina de manera de lograr los resultados que la comunidad reclama, encaminando todo a extensos procesos burocráticos y judiciales, enrareciendo los climas escolares y con todos los costos que ello involucra.

A días que esta ley denominada originalmente: fin al lucro, fin a la selección y fin al financiamiento compartido, y a la que le agregaríamos fin al emprendimiento y la innovación privada en educación - porque retira todo tipo de incentivos para invertir y plantea situaciones tan graves que modifican el derecho de propiedad y de la herencia- lo único que vemos son contradicciones, autoridades que ponen en tela de juicio los proyectos educativos y los climas escolares.

Por otra parte no hay más colegios que se han incorporado a la gratuidad, son los mismos que el año pasado donde ya muchos de ellos lo eran, y los otros -de características de vulnerabilidad elevadas, con copago bajísimo- no les quedaba otra que aceptar para allegar más recursos. No obstante tenemos alguna información que algunos de ellos estarían arrepentidos por haber aceptado, ya que no analizaron adecuadamente, o según ellos no les explicaron la letra chica del cambio, que definitivamente los perjudica.

A días que esta ley denominada originalmente: fin al lucro, fin a la selección y fin al financiamiento compartido, y a la que le agregaríamos fin al emprendimiento y la innovación privada en educación - porque retira todo tipo de incentivos para invertir y plantea situaciones tan graves que modifican el derecho de propiedad y de la herencia- lo único que vemos son contradicciones, autoridades que ponen en tela de juicio los proyectos educativos y los climas escolares, en definitiva comenzamos un nuevo año frente a una INCERTIDUMBRE que nunca habíamos vivido, y que por lo demás siempre advertimos que tensionaría el sistema de manera errónea y sin pensar en nuestros alumnos y alumnas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes