Sábado, 27 de mayo de 2017 Actualizado a las 22:02

Autor Imagen

El segundo tiempo de la emergencia

por 8 abril, 2017

Los incendios forestales remecieron al país entero. 467 mil hectáreas quemadas y 26 comunas afectadas nos hicieron recordar que Chile es un país de catástrofes y que nuestra vida puede cambiar drásticamente en cuestión de segundos, ahora fue a causa del fuego, pero también ha sido producto de inundaciones, aluviones y terremotos. La emergencia también nos mostró el coraje de miles de jóvenes que se movilizaron para ser un aporte en las zonas afectadas, y que hoy se refleja en las 405 viviendas transitorias que construimos como TECHO-Chile junto a nuestros voluntarios.

Nos enorgullece saber que 2.940 personas se movilizaron junto a nosotros para lograr esta tarea, jóvenes, trabajadores, chilenos y chilenas que aportaron para dar una solución rápida y oportuna a las familias que lo perdieron todo.

El primer tiempo de este difícil partido ya terminó y salimos adelante a pesar de todo, gracias al trabajo coordinado con la ONEMI, CONAF, Fundación Vivienda, Hogar de Cristo y las diversas organizaciones de la sociedad civil que nos pusimos a disposición para esta emergencia. Pero todavía nos queda el segundo tiempo, y nos necesita a todos en la cancha para no volver a caer y darlo todo por Chile.

Esta segunda parte implica desafíos y compromisos pendientes, sobre todo respecto al manejo de las emergencias. El proyecto de ley que establece el Sistema Nacional de Emergencia y Protección Civil y crea la Agencia Nacional de Protección Civil todavía se encuentra en su segundo trámite constitucional en el Senado, pese a que fue ingresado en marzo de 2011.

Es un proyecto que se tiene que construir de manera transversal, con el apoyo de los distintos sectores políticos y de la sociedad civil, a través de un trabajo coordinado donde todos aporten desde su ámbito. Es lo que se merece Chile y tantas familias que a lo largo de nuestra historia han vivido las consecuencias de las catástrofes.

Después de los incendios forestales de este verano surgió la urgencia de promulgar el proyecto, a seis años de su ingreso, sin embargo lo que fue prioridad por unas semanas hoy se ha vuelto a aplazar.

Esta última emergencia fue controlada gracias al esfuerzo de miles de chilenas y chilenos que incluso dieron su vida por combatir las llamas, miles de voluntarios construyeron viviendas transitorias para las familias afectadas y logramos trabajar coordinados con autoridades y otras organizaciones. Por eso mismo no podemos fallar en este segundo tiempo y no podemos ir hacia atrás después de todo lo que significó para las miles de familias afectadas.

No nos permitamos fallar como sociedad, y enfoquémonos en ganar el partido completo y no a medias, para tener una ley que nos permita responder de manera responsable ante las catástrofes a través de un Sistema Nacional de Emergencia y Protección Civil. Es un proyecto que se tiene que construir de manera transversal, con el apoyo de los distintos sectores políticos y de la sociedad civil, a través de un trabajo coordinado donde todos aporten desde su ámbito. Es lo que se merece Chile y tantas familias que a lo largo de nuestra historia han vivido las consecuencias de las catástrofes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes