Educación: Derrotas políticas y éxitos escolares y parlamentarios - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 20:03

Ministerio perdió el primer se

Educación: Derrotas políticas y éxitos escolares y parlamentarios

por 1 enero, 2003

Si bien la discusión durante gran parte del año estuvo centrada en la nueva prueba de admisión para la educación superior, donde el Mineduc no pudo dar el "vamos" a la prueba SIES, y volvieron a repetirse los mismos problemas de todos los años como el déficit en el fondo solidario, el gobierno terminó con "triunfos" importantes como los resultados del Simce, la aprobación del proyecto que establece 12 años de educación, la recientemente promulgada ley de reprogramación de deudas de créditos univ

Aunque el año terminó bien para el Ministerio de Educación, luego de la aprobación en la Cámara de Diputados del principal proyecto del Presidente Lagos de extender la obligatoriedad de la enseñanza hasta cuarto medio, sin duda lo más relevante este año fue la discusión por la nueva prueba de selección para la educación superior.



Si bien el año 2001 existía el consenso entre los rectores y el Ministerio de Educación de cambiar la Prueba de Aptitud Académica (PAA) por el nuevo Sistema de Ingreso a la Educación Superior (SIES), este año comenzaron las críticas al proyecto. Quien lideró la revuelta fue el Centro de Estudios Públicos (CEP). Finalmente, el tema lo resolvieron los rectores: No continuará la PAA, por lo menos hasta el 2005 no habrá prueba SIES. Los años 2003, 2004 y 2005 se realizará una "mezcla" de exámenes bautizadas como Pruebas de Admisión de Transición (PAT).



Sin duda el debate fue largo y acrecentó la conocida disputa entre la ministra de Educación, Mariana Aylwin, y el rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros. Este último firme partidario de mantener la PAA, pues es su casa de estudios la encargada de elaborar y administrar los exámenes.



¿Pero qué es lo que buscaba el CEP al criticar la futura nueva prueba? El Centro de Estudios Públicos comenzó su cruzada en abril de este año, aunque no apuntaban directamente a que se continuara con la PAA. Sus críticas tampoco se referían a la prueba de matemáticas, sino que específicamente a las pruebas de verbal y de historia. Esto porque exigían que en el nuevo cambio el examen de verbal incluyera textos de redacción. Sin embargo, la crítica más severa la llevó el test de historia.



Sin embargo el verdadero fondo de la disputa no fue un examen unido al currículum escolar. Fue más bien una crítica dura a la reforma educacional en la que incluso se acusó al gobierno de querer volver a la Escuela Nacional Unificada (ENU). Otra de las críticas del CEP apuntaban a que el gobierno lo que quería era terminar con la libertad de enseñanza y así promover sus propios planes de estudio.



El argumento oficial del CEP fue que la reforma no estaba bien enfocada, pues sin la totalidad de los establecimientos educacionales con jornada escolar completa, sería imposible poder pasar los planes de estudios en su totalidad.



El lobby por la prueba



Mientras el CEP asistía a cuanto establecimiento educacional lo invitaran y tenía tribuna en la mayoría de los medios de comunicación, los investigadores del SIES continuaban con su trabajo, intentaban desvirtuar las críticas del CEP y eran apoyados por el consejo de rectores.



Sin embargo, el apoyo del consejo de rectores era sólo en lo formal. Esto porque la Universidad Católica decidió no abrazar la nueva prueba hasta tener los resultados de los estudios que la prueba piloto debía arrojar, pese a ser ella parte del proyecto Fondef que la elabora.



La Universidad de Santiago, en tanto, lanzó al debate que no debiera ser la Universidad de Chile quien administrara la nueva prueba y que ésta debiera ser licitada, lo que generó también una larga disputa entre los rectores.



Sin embargo, el principal detractor del SIES fue el rector de la Universidad de Chile. Decidido a mantener la PAA, respaldó durante la discusión al director del Departamento de Evaluación, Medición y Registro (Demre), Ramón Berríos.



Berríos fue la cara visible de la "conservación" de la PAA. De hecho, en los pasillos del Ministerio de Educación se advertía que "Berríos tiene hasta oficina en el CEP".



Pese a los intentos de Berríos y de la Universidad de Chile por mantener la actual PAA y los estrechos tiempos del proyecto SIES, el consejo de rectores optó por una solución salomónica: durante tres años habrá una prueba de transición en la que se hacen obligatorias las pruebas de lenguaje y matemáticas y se deberá escoger entre ciencias sociales y ciencias.



Finalmente, entre los 'caídos' de la disputa se encuentra el propio Berríos, quien desafió el acuerdo de los rectores y anunció modificaciones a la PAA, sin importar el nuevo acuerdo. Su nueva misión es promover la cuestionada prueba en países de Latinoamérica.



La derrota política



Aunque en términos estrictos qué prueba se realizará o qué se preguntará depende exclusivamente del consejo de rectores, debido a la autonomía constitucional que tienen las universidades, la discusión en la que intervino directamente la ministra Aylwin terminó por ser una grave derrota política para el ministerio y el gobierno.



Esto porque desde el inicio el gobierno apoyó el proyecto SIES y no consideró las posibles disidencias que podría encontrar entre los rectores. Las discusiones entre la cartera de educación y los rectores, especialmente con Luis Riveros significó incluso acusaciones directas de querer "hacer un negocio" con la prueba.



Otra derrota para el ministerio fue la disidencia en la comisión de Educación de la Cámara Alta, pues los senadores de todas las bancadas nunca le dieron su respaldo total y más aún incluso criticaron algunos puntos del proyecto emblemático de los gobierno de la Concertación como ha sido la reforma al currículum escolar.



Pese a la derrota política evidente, en el Ministerio de Educación aseguran que los tres elementos que intentaron asegurar en la discusión se mantuvieron con la PAT: Un sistema único de selección de postulantes, la vinculación de las pruebas al currículum de enseñanza media y una información oportuna y clara al sistema escolar.



El alicaído movimiento estudiantil



En el ámbito universitario, el año que pasó estuvo marcado especialmente por un movimiento estudiantil prácticamente inexistente en la Región Metropolitana, pero con gran potencia en las regiones. Sin embargo, este año anuncia que las relaciones entre las federaciones de estudiantes, rectores y autoridades será complicada, pues los recursos en el presupuesto para las casas de estudios fueron de continuidad y ya han comenzado a movilizarse especialmente la FECH y la Feusach.



La única gran movilización de este año, se realizó el 21 de mayo donde estudiantes universitarios, junto al Colegio de Profesores, trabajadores de la salud y cesantes, entre otros, se trasladaron hasta Valparaíso. La protesta, donde exigían nuevos recursos para el fondo solidario y defender la educación pública dejó como saldo más de 500 detenidos y numerosos daños.



Sin embargo, al contrario de lo que ocurrió en Santiago, en las universidades de regiones, como la Universidad de Antofagasta, la Universidad Arturo Prat (Unap), Católica del Norte, Playa Ancha, Católica del Maule, de Talca, estuvieron varias semanas en paros y tomas para exigir nuevos recursos.



Si bien, en la Universidad de Chile y en la Usach también hubo tomas, lo cierto es que lo poco masiva de las actividades terminaron por debilitar sus posturas.



En lo que puede ser un hecho histórico, también por primera vez, el Ministerio de Educación accedió a conversar en una mesa tripartita con estudiantes y rectores el problema del financiamiento de la educación superior.



Educación superior



Si hay que marcar un hito en educación superior, se puede decir que ya ha se ha comenzado a trabajar en otorgar créditos a los estudiantes de universidades privadas y ya fue aprobada en el Congreso la ley de reprogramación de deudas del fondo solidario con lo que se intenta recuperar 10 mil millones de pesos.



En el ámbito académico, el gobierno ya envió al Congreso el proyecto de ley que crea un Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, cuyo propósito es introducir mayores regulaciones que den garantías de la oferta educativa de las casas de estudios a sus usuarios.



Este año también estuvo marcado por la reelección de rectores. En la Universidad de Chile, de Concepción, de Talca y de Santiago los rectores fueron elegidos nuevamente. La gran derrota la sufrió el ex candidato presidencial Manfred Mac Neef, quien no siguió en el mando de la Universidad Austral.



También este año, el Mineduc apoyó la discusión de la ley que permitió que el Liceo Experimental Manuel de Salas volviera a depender de la Universidad de Chile, no sin antes generar una polémica que incluyó una presentación de los diputados de la UDI al Tribunal Constitucional para declarar la inconstitucionalidad de la ley.



Escolares la llevan



Si de protestar se trata, por dos años consecutivos los estudiantes secundarios no han tenido nada que envidiarle a los otrora poderosos gremios de los trabajadores o universitarios.



Si el 2001 protestaron por el "fraude" de los pases escolares, este año mantuvieron prácticamente sitiado Santiago para oponerse al alza de tarifas de la locomoción colectiva.



No obstante, el intento de organización de estudiantes secundarios aún no logra consolidarse. En temas que los afectan directamente, como el nuevo examen para ingresar a la educación superior nunca tuvieron una postura única y clara, ni un referente único.



Simce y jornada escolar completa



Si hubo un avance en lo que a materia escolar se refiere fueron los resultados del Simce. Para las autoridades los logros y los mayores avances se dieron en aquellos establecimientos que ya cuentan con jornada escolar completa.



Además, la cartera lanzó este año la campaña de lectura, escritura y matemática (LEM) para mejorar el aprendizaje de los escolares. Esta incluyó una "actualización" de los contenidos mínimos obligatorios de la enseñanza básica.



En materia de legislación, actualmente se discute en la Cámara de Diputados los proyectos de ley que aumentan el plazo para que los establecimientos se incorporen a la JEC hasta el 2010. Otro de los proyectos en discusión es el que mejora la forma de entregar los recursos del Estado para infraestructura escolar y el que incorpora indicaciones relacionadas con el resguardo de derechos, la concursabilidad de los directores y la participación de la comunidad escolar en los consejos comunales de los establecimientos municipales.



En materia preescolar, este año se incorporaron 17 mil 560 nuevos niños. Se espera que en marzo de 2003 se supere la meta de 120 mil niños en la educación parvularia contemplada para el 2006.



Este año también se comenzó a aplicar un nuevo currículum para la educación parvularia, el que define 232 aprendizajes esperados para los niños hasta su ingreso a la educación básica. Para implementarlo, se realizó un amplio plan de perfeccionamiento para cerca de 8 mil educadoras de párvulos.



Profesores



Si bien se preveía que sería un año difícil en la relación gobierno-profesores, pues se negociaba el salario de los docentes y el recuerdo de eso era el año 2000, donde el magisterio se mantuvo movilizado más de un mes, este año la división del gremio impidió una acción similar, aunque terminó por rechazar la propuesta del gobierno por "mezquina".



Aunque el gremio de los profesores exigía un 54 por ciento de reajuste hasta el 2006, sólo obtuvo el reajuste del sector público y la promesa de volver a negociar el 2003.



El año, también estuvo marcado por las diferencias entre el presidente del Colegio de Profesores, Jorge Pavez, y el presidente del regional metropolitano, Jaime Gajardo, ambos comunistas.



Mientras Pavez optó por el diálogo, Gajardo optó por la confrontación y por los actos espectaculares.



_____________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)