RN se adelanta a la UDI en materia de financiamiento de la política - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 17:31

Senador Espina encabeza equipo

RN se adelanta a la UDI en materia de financiamiento de la política

por 24 enero, 2003

Mientras la UDI analizará el tema sólo a partir de esta tarde en Termas de Cauquenes, Renovación Nacional podría tener la iniciativa lista dentro de dos semanas. Según el partido la propuesta se funda en la transparencia total.

Luego de la aprobación de los proyectos que regulan las remuneraciones de los altos funcionarios de gobierno y el que da origen al registro de Organizaciones No Gubernamentales -ONGs-, el Ejecutivo quiere aprovechar el impulso y avanzar rápidamente en una iniciativa sobre financiamiento de la política. Renovación Nacional recibió el guante y trabaja en un proyecto enfocado especialmente a transparentar los fondos que manejan las campañas.



La cabeza del equipo de RN que analiza y da forma al proyecto es el senador Alberto Espina, integrante de la comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Alta. Apoyado por el Instituto Libertad y el abogado Ignacio Rivadeneira, está abocado a estudiar, por un lado, la iniciativa que en la actualidad dormita en la comisión de Gobierno Interior del Senado y, por otro, la legislación comparada sobre el tema.



Transparencia a toda prueba



Espina asegura que la principal motivación del partido es generar un proyecto que permita que se transparenten y sean posibles de conocer todos los aportes que reciben las campañas políticas, tanto públicos como privados, aunque precisó que RN no es partidario del financiamiento público a los partidos políticos.



De allí que la iniciativa aborde más a fondo el tema de los aportes que se hacen a las campañas políticas que el del financiamiento público a los partidos. En este aspecto, en RN se plantea la necesidad de limitar la recepción de los aportes y descartan que esto genere desigualdad entre candidatos que postulan a la reelección y aquellos que pretenden acceder al Congreso por primera vez.



En todo caso, en la búsqueda de conseguir la igualdad y transparencia total en esta materia, Espina y su equipo proponen que el Estado aporte al financiamiento de las campañas, pero no con dinero en efectivo, sino a través del costeo del avisaje en diarios, radios y a través del correo. En este aspecto, Rivadeneira enfatiza que se ha pensado en estos medios con el fin de que los candidatos puedan promover sus ideas y no necesariamente sólo fotos.



Para el ex vicepresidente de Comunicaciones del partido, con la iniciativa se debe tratar de generar conciencia en cuanto a que la política, además de ser transparente, debe ser una "actividad austera y de servicio público", a través de la cual se puedan generar profundos debates de ideas, constituyéndose en un cauce para mejorar la calidad del ejercicio público.



En el proyecto se propondrá también que se disminuya el período de campaña de 150 días, como es en la actualidad, a sólo 60 y se intentará que éstas sean "limpias", prohibiendo, por ejemplo, los famosos rayados debido a que la limpieza, invariablemente, termina siendo pagada por los municipios a pesar de los compromisos de los candidatos de quitarlos al final de la campaña.



Alberto Espina plantea que los partidos deberían llevar una especie de registro de los aportes de privados, ya que "es conocido" -dice- que las colectividades "son financiadas por privados".



En opinión de Ignacio Rivadeneira, más importante que limitar los gastos en las campañas políticas es hacerlo con las donaciones, por lo que habría que buscar una "fórmula inteligente" para que, sobre un determinado monto, los candidatos deban dar a conocer cuáles son las empresas y cuánto aportan a su campaña, sin superar una determinada cifra.



Adelanta que, sin embargo, se debe ser cuidadoso, ya que hay quienes argumentan -dentro de la UDI- que al transparentar los nombres de los empresarios que colaboran a sus campañas, se estaría violando el secreto del voto, pues se subentiende que quien entrega recursos a una determinada campaña lo hace porque está a favor de el candidato.



No obstante, él mismo rebate el argumento, destacando que muchos empresarios hacen aportes a más de una campaña electoral.



La propuesta también aborda materias relativas a la intervención electoral y las inhabilidades parlamentarias. En relación con lo primero, se pretende regular e impedir que el gobierno de turno se permita desviar recursos hacia determinados candidatos a través de las ya polémicas Organizaciones No Gubernamentales -ONGs-, cosa que en la derecha temen que haya ocurrido durante los gobiernos concertacionistas.



En el caso de las inhabilidades, el abogado explica que es necesario ser riguroso en las causas que la determinan, porque la forma como finalmente vote un parlamentario podría estar influida por los aportes que algunas empresas hayan hecho a su campaña



Hora de ser consecuentes



A pesar de la rapidez con que Renovación Nacional se hizo a la tarea de generar una iniciativa y a la prolijidad con que está analizando cada aspecto del tema, no deja de aparecer la incógnita respecto de sus aliados y como se presentarán ante la posibilidad de hacer públicos los aportes de las empresas a las campañas. Es sabido que la UDI siempre encuentra argumentos para no aceptar de plano este aspecto de cualquier proyecto sobre financiamiento de la política.



Pero Espina es optimista. Asegura que tras los episodios de falta de probidad que han afectado tanto al gobierno como a los partidos de la Concertación nadie podría oponerse a legislar en materia de financiamiento de la política. "Es hora de ser consecuentes" -dice-, ya que es conocido que los partidos políticos, y por ende sus campañas electorales, son financiadas por privados.



Con él coincide la directora ejecutiva del Instituto Libertad, Maria Luisa Brahm, quien recalca que si hay un momento apropiado para aprobar un proyecto tendiente a transparentar el financiamiento de la política es éste. Si no se hace ahora, nunca se hará, insistió. Para Brahm, después del paso que dio Pablo Longueira en La Moneda, se vería muy mal que la UDI se negara a aprobar una iniciativa, sólo porque deberá transparentar los aportes privados a su partido.



La UDI bordea el tema de fondo



Debido a que en la UDI están concientes que todo el espectro político está disponible para abordar lo antes posible el tema del financiamiento de la política en el marco de la Agenda Probidad, están disponibles a entrar a estudiar "derechamente" las propuestas que se hagan en tal sentido.



El vicepresidente de la colectividad, senador Carlos Bombal, junto con recordar que en el Consejo Directivo Ampliado extraordinario, que se inicia hoy, analizará este tema, señaló que lo importante para la UDI es que, junto con garantizar que los mecanismos de financiamiento sean transparentes, estos deben permitir que quienes hacen los aportes sean protegidos de sufrir "perjuicios" de parte del gobierno de turno.



Siguiendo la línea ya conocida del partido sobre el tema, Bombal destacó que no sólo se debe buscar transparentar los aportes privados a la actividad política, sino también regular para evitar la intervención estatal. A partir de eso, dice, la UDI estará disponible para analizar las propuestas que surjan del debate.



__________________

Artículos relacionados:



Congreso despachó los dos primeros proyectos de Agenda Probidad (22 de enero de 2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)