martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:58

Negativa a apoyar militarmente

Irak divide a la OTAN: Francia veta maniobra de EE.UU.

por 11 febrero, 2003

La división en el seno de la OTAN es una nueva muestra de que la grieta entre Estados Unidos y algunos de sus aliados europeos por el tema de Irak continúa ampliándose. La ruptura dentro de Europa por el tema de Irak, será tratada durante una cumbre especial de la Unión Europea convocada para el próximo lunes por Grecia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Francia dio ayer lunes un paso más en su ruptura con Estados Unidos a propósito de Irak al bloquear en la OTAN la posibilidad de reforzar la protección militar de Turquía, vecino de Irak y miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.



Francia se opuso por considerar que la petición de apoyar a Turquía podría socavar los esfuerzos diplomáticos para evitar una guerra. La postura francesa fue apoyada por Bélgica y Alemania.



Además, el canciller socialista alemán Gerhard Scröeder, emitió el pasado domingo una declaración contra la guerra conjuntamente con el presidente ruso Vladimir Putin. Este fue recibido por Schröeder el domingo y llegó ayer lunes a París, donde emitirá una declaración conjunta con el presidente derechista francés Jacques Chirac.



La división en el seno de la OTAN es una nueva muestra de que la grieta entre Estados Unidos y algunos de sus aliados europeos por el tema de Irak continúa ampliándose. La propuesta estadounidense contemplaba el envío de misiles de defensa anti-aérea a la frontera entre Turquía e Irak, además de aviones de reconocimiento y equipos especializados.



Turquía, país que está actuando como gran aliado de Estados Unidos en esta coyuntura, había invocado un artículo de la OTAN, que declara formalmente al país bajo amenaza, y llama a sus aliados a iniciar consultas sobre defensa mutua. Es la primera vez en la historia de la Alianza Atlántica que esta cláusula es invocada.



El secretario general de la OTAN, George Robertson, afirmó que la división dentro del organismo es seria, pero se mostró confiado de que se podría lograr un consenso. Robertson dijo que el tema del acalorado debate es cuándo -no si- se le provee de defensa a Turquía.



La OTAN realiza una reunión de emergencia para discutir los últimos acontecimientos, mientras que el enviado estadounidense ante la OTAN, Nicholas Burns, afirmó que la Alianza está sufriendo una crisis de credibilidad.



Las divisiones en el seno de la OTAN surgen un día después de que Francia y Alemania propusieran una iniciativa para desarmar a Irak sin entrar en una guerra.



La ruptura dentro de Europa por el tema de Irak, será tratada durante una cumbre especial de la Unión Europea convocada para el próximo lunes por Grecia, país que tiene la presidencia rotativa de la UE.



Con o sin OTAN



El impacto generado por la negativa de estos tres socios claves de la OTAN de apoyar a Turquía contra Irak, tuvo respuesta inmediata de Estados Unidos. El secretario de defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, dijo que esperaba que Francia, Alemania y Bélgica no hubieran tomado la decisión de bloquear el apoyo a Turquía en un eventual ataque de Irak, pero -con o sin ellos- el plan tenía que continuar.



"Creo que es un error y lo que nosotros tenemos que hacer, como Estados Unidos, es que el plan se lleva a cabo, preferiblemente por medio de la OTAN, pero si no, entonces bilateralmente, con la colaboración de los demás miembros", enfatizó Rumsfeld.



El secretario de Defensa también explicó que lo único que habían pedido a la OTAN fue una colaboración para la defensa de Turquía. "Lo que significa es que tres países europeos se están aislando de los otros miembros de la OTAN, o sea los otros 16 países que conforman la alianza, 2 norteamericanos y 14 naciones europeas no están de acuerdo con estos tres países", señaló.



Según dijo, los otros países ya están colaborando con Estados Unidos, por lo que de una manera u otra Ankara va a recibir la asistencia que necesita. Lo cierto es que los estrategas militares consideran indispensable la colaboración de Turquía en caso de un ataque Irak y pese a los "obstáculos", el secretario de Defensa dijo que esta decisión de Francia, Alemania y Bélgica, no retrasaría los planes estadounidenses.



Cuando se le pregunta si el veto de Francia, Alemania y Bélgica, demoraría un posible ataque a Irak, Rumsfeld respondió que "no, porque la planificación seguirá adelante fuera de la OTAN, si es necesario".



En tanto, el secretario de Estado, Colin Powell, recordó que la OTAN tiene la obligación de ayudar a Turquía en caso de una guerra contra Irak. "Espero que la Organización del Tratado del Atlántico Norte se dé cuenta ahora de que es una obligación de la alianza brindar ayuda a uno de sus miembros cuando lo solicite", dijo Powell a los periodistas tras reunirse con el primer ministro de Australia, John Howard.



"Del Artículo IV del convenio de la OTAN se desprenderá una solución que garantice que Turquía no estará en riesgo en ningún momento", agregó.



Las razones de una negativa



¿Hasta dónde irá Chirac en su guerrilla diplomática contra el presidente norteamericano George Bush? ¿Hasta dónde mantendrá su alianza anti-norteamericana con Alemania? ¿Por qué esta guerrilla? ¿Cuáles son los intereses que llevan a Francia a oponerse?



Chirac, en un pasado aún reciente, pidió a Estados Unidos actuar en la guerra de Kosovo contra Serbia sin autorización de las Naciones Unidas y ¿por qué ahora exige esa autorización para atacar a Irak?



Estas y otras preguntas se hacen los analistas en París, algunos de los cuales subrayan sobre todo que Francia es un viejo y privilegiado interlocutor comercial del dictador Saddam Hussein.



La parte de los productos franceses en las importaciones iraquíes es de 21 %, lo que asegura a París el lugar de primer abastecedor de Bagdad y nosotros "habíamos olvidado que Chirac era un amigo cercano de Saddam y que las grandes empresas francesas integraban sus valijas", comentó la revista económica parisiense "Challenges".



Francia ocupó sobre todo un lugar destacado como primer abastecedor de Irak entre 1996 y 1999. En el pasado, este país vendió aviones y armas a Saddam y también le construyó la central nuclear OsIraq, que los israelíes destruyeron en 1981 por temor a que el dictador pudiese fabricar la bomba atómica.



Irak, con sus enormes reservas petroleras, aparece ante los occidentales como un gran mercado potencial. Es necesario reconstruir casi todo después de las guerras de Saddam contra Irán, Kuwait y Estados Unidos, después del largo bloqueo de las Naciones Unidas, después de los bombardeos anglonorteamericanos en las zonas de exclusión aérea, y después de la probable nueva guerra en preparación.



Unas sesenta empresas francesas trabajan o están en la expectativa con Irak en los sectores importantes de telecomunicaciones, material eléctrico, automóviles, camiones, agroalimentario, bienes de equipamiento, entre otros.



Gigantes como Total Fina, Alstom, Peugeot, Renault y Alcat están bien implantados y serían beneficiados si se mantiene la dictadura de Saddam Hussein.



A la inversa, las empresas francesas podrían ser perjudicadas si Estados Unidos y sus aliados occidentales declaran la guerra y liquidan al régimen de Saddam pues hay un proyecto de remodelación de la región, que el secretario de Estado, Colin Powell comentó el jueves en el Senado.



Los colaboradores de Chirac aparentan absoluta tranquilidad, asegurando que no resulta peligroso para Francia bloquear las iniciativas militares de Estados Unidos.



Uno de ellos declaró el viernes al diario Le Monde: "Si no estamos de acuerdo, ¡bueno, no estamos de acuerdo! y no será el fin de nada como no fue el fin de las relaciones franco-norteamericanas cuando De Gaulle retiró a Francia de la OTAN".



Olvidan, sin embargo, que el contexto actual es diferente: De Gaulle practicaba su anti-americanismo con cierta impunidad aprovechándose de la "guerra fría" entre Estados Unidos y la Unión Soviética, pero ésta ya no existe.



Liderazgo en la región



Ciertos observadores estiman que Chirac ha ido muy lejos en su guerrilla contra George Bush. Su actitud, unida a la de Alemania, ya provocó una seria crisis en Europa donde se rebelaron contra la influencia franco-alemana varios países de la Unión Europea encabezados por España y así como otros que son candidatos a ingresar a esta Unión.



Se trata de un serio golpe al ya histórico liderazgo europeo ejercido por Francia y Alemania. Para evitar el aislamiento, Chirac podría dar un giro oportunista de última hora incorporándose a la coalición occidental y resignándose, en este caso, a enfrentar una tormenta política interna.



El "nudo gordiano" que Francia y Alemania le fabricaron a Bush parece hoy más cerrado que nunca pero esta semana debería verse si el presidente norteamericano logra deshacerlo o, si no puede, decide pura y simplemente cortarlo.



De todas formas, cabe destacar que, mediante acuerdos bilaterales, Bélgica, Alemania y Francia, ya prestan apoyo indirecto a la campaña estadounidense contra Irak. Bélgica puso el puerto de Amberes a disposición de los buques de guerra norteamericanos en camino a Turquía e Irak.



Francia envió su portaaviones Charles de Gaulle a la región, y Alemania suministra también misiles a Turquía, así como tripulación para los aviones AWACS. Son pruebas de un comportamiento hipócrita que revela que no sólo la Unión Europea sino también los gobiernos individuales no siguen un rumbo claro.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)