miércoles, 15 de agosto de 2018 Actualizado a las 14:20

Para paliar 'precariedad presu

Carlos Cruz pidió dinero a constructoras desde que estaba en Concesiones

por 12 febrero, 2003

A través de su esposa el ex biministro aceptó públicamente que "solicitó el respaldo del sector privado" incluso cuando estaba a cargo de la Coordinación General de Concesiones, pero no ahonda en la forma en la cual éste se pidió. Asegura que la situación era conocida por toda la línea de mando del ministerio y que no hubo mal uso dineros fiscales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las múltiples confesiones de todos los que aparecen vinculados al caso GATE que coinciden en señalar que Carlos Cruz o su círculo solicitaron dineros a las constructoras por la vía de pedirles estudios "innecesarios" o bien trianguló dineros a través de consultoras, hicieron que la defensa replanteara su decisión de negar los hechos.



Ya algunos personeros de la Concertación lo habían insinuado o dicho por lo claro e incluso se había filtrado convenientemente a algunos medios desde el círculo de Cruz, pero ayer a través de su esposa, Agata Gambardella, se comunicó a la opinión pública masivamente: Carlos Cruz solicitó apoyo económico a privados esgrimiendo "precariedad presupuestaria" de su ministerio y no se quedó con el dinero.



Es más, indicó que este "apoyo" lo venía pidiendo desde que era coordinador general de Concesiones. Aunque Agata Gambardella jamás lo mencionó, su esposo ocupaba este cargo cuando el Presidente Ricardo Lagos era ministro de Obras Públicas. "Carlos no es culpable de delito alguno, el único propósito que le motivó cuando fue ministro, y antes como coordinador general de concesiones, fue aumentar la eficiencia, la productividad y la rapidez en la puesta en práctica del nuevo sistema de concesionar nuevas obras de infraestructura."



Así, tras un mes privado de libertad, la defensa del ex biministro replantea su estrategia judicial y asegura que no existe fraude al fisco, la figura por la cual está procesado y privado de libertad, porque el dinero que colectó fue ocupado en satisfacer las demandas que imponía la modernización de las obras públicas en el país.



Sobre ese apoyo económico solicitado por Cruz a las empresas privadas, Gambardella aclaró que "fue hecho públicamente, exponiendo como razón la precariedad presupuestaria. Las empresas que hicieron sus aportes jamás fueron presionadas y nunca fueron favorecidas de manera especial. Su único beneficio fue una mayor eficiencia del ministerio. El estado no sufrió daño alguno a su patrimonio y, por el contrario, se beneficio con el aporte privado", aseveró.



La ministra Gloria Ana Chevesich, a la salida del tribunal, calificó como "importantes para la investigación" las declaraciones hechas por la esposa de Cruz, pero dijo que en ningún caso darían un vuelco en la investigación.



Las decisiones de Cruz



En su declaración, Agata Gambardella aseguró que su marido "no es culpable de ningún delito" y dijo que cuando Cruz asumió el cargo de ministro uno de sus objetivos fue "mejorar el rendimiento y los resultados del MOP".



"Para hacerlo" -detalló- "se necesitaba elevar la eficiencia de la operación de concesiones, contratando personal externo y pagando horas extraordinarias por labores también extraordinarias a funcionarios del ministerio a su cargo".



En pro de ese objetivo, dijo, "se requería mayor financiamiento y para lograrlo Carlos Cruz tomó personalmente dos decisiones".



La primera, explicó la esposa del ex biministro, buscó "centralizar los recursos de los ítem pro forma que existieren en los contratos o recursos de éstos que son traspasados para cubrir los gastos corrientes de la operación de la unidad. "El ítem pro forma y los otros mencionados -acotó- se incluyen siempre por norma en algunos contratos para solventar partidas que no pueden ser previstas y son administrados por cada jefe de proyecto".



Asimismo, advirtió que "habitualmente cada jefe de proyecto disponía de la totalidad de estos montos para proveerse de medios o equipamientos. Con el afán de racionalizar estos recursos y dada la precariedad del presupuesto, decidió centralizarlo en una sola cuenta para darle un uso que respondiera a las prioridades con una visión de conjunto".



¿Dinero en un maletín?



En ese contexto Gambardella admitió que el ex secretario de Estado decidió "solicitar públicamente el respaldo del sector privado". "Este se obtuvo de empresas constructoras con obras adjudicadas y en ejecución. Ello constituyó un aporte de las empresas a la tarea común de lograr una contraparte estatal más ágil y efectiva".



La declaración es cuidadosa en este punto, pues no explica cómo fueron entregados los recursos: si mediante la petición a las constructoras de encargar a GATE o similares estudios "innecesarios", si triangulando dineros a través de consultoras "inflando" sus precios o bien si las constructoras entregaron dineros en efectivo al ex ministro.



La declaración realizada en Capuchinos por la mujer de Cruz intenta exculpar a su marido de los ilícitos de fraude al fisco que se le imputan e involucra a toda la línea de mando del Ministerio. "Todos los recursos fueron administrados por la línea regular del Ministerio, por su jefe de finanzas, fiscales y directores. El destino de esos fondos no fue oscuro, ni secreto ni menos ilegal".



Explicó que "el organismo a cargo de ese gran programa, la Coordinación General de Concesiones, carecía y carece de una planta de personal suficiente para realizar ese trabajo", razón por la cual Gambardella justificó que en ese contexto se hacía necesario "encargar a empresas externas todas sus labores de apoyo, permitiendo así suplir su insuficiente personal a un costo menor".



"Estas contrataciones -recalcó- están expresamente autorizadas por la ley desde 1989. El MOP celebró este género de contratos primero con la Universidad de Chile y después con GATE, siempre debidamente aprobados por la Contraloría General de la República".



A su juicio, "esta mayor agilidad y efectividad permitió una mejor administración del presupuesto y dio ventaja a los procesos de construcción. También economizó al fisco eventuales pagos de multas e incumplimiento de los compromisos".



Con este reconocimiento público la esposa de Carlos Cruz cerró filas en torno a su marido reiterando que con todos estos antecedentes a la vista "Carlos no es culpable de delito alguno", e insistió que el único propósito fue "aumentar la eficiencia, la productividad y la rapidez en la puesta en práctica del nuevo sistema de concesiones".



Defensa se une a Gambardella



El mismo reconocimiento fue hecho por el ex ministro Carlos Cruz, a través de un escrito judicial entregado ayer a la magistrado Gloria Ana Chevesich por su abogado Alfredo Coddou, a lo que se suman las declaraciones de Gambardella.



Fuentes allegadas a la investigación indicaron que el escrito, que en un comienzo fue pensado para solicitar diligencias en torno a la investigación y nuevamente la libertad del ex funcionario público, fue reevaluado por la defensa y se optó por unirlo a la declaración de la esposa de Cruz.



En el documento la defensa hace una relación del trabajo del ex secretario de Estado cuando encabezó la cartera de Obras Públicas y relata el sistema utilizado para recolectar los dineros y cómo se hacía público el llamado a los empresarios privados para que aportaran dineros a la cartera.



Con este nuevo escenario la defensa esperará que la magistrada tome conocimiento del escrito y en los próximos días se solicitará nuevamente la libertad de Cruz.



A la salida del tribunal Gloria Ana Chevesich explicó que "las declaraciones conocidas ayer no provocan un vuelco en la investigación". Aclaró que "nunca he manifestado que él (Carlos Cruz) haya solicitado las platas. Hay una versión y sobre esa base se está operando y trabajando".



La magistrada reconoció que aún no se pone al corriente de las declaraciones hechas por la esposa de Cruz "primero debería leerla, analizarla y ver si el señor Cruz comparte lo que ha manifestado su cónyuge".



Adelantó que citará nuevamente a declarar al ex ministro Cruz "para que deponga el tenor de la declaración hecha por su mujer".



Anguita y Cruz otra vez frente a frente



Continuando con su rutina judicial, Chevesich volvió ayer a carear al ex secretario de Estado con el ex director de Vialidad Pablo Anguita, actual ejecutivo del Consorcio M.I.S., diligencia que duró 25 minutos.



Esta segunda confrontación de testimonios entre Cruz y Anguita se debe a las diversas contradicciones evidenciadas en la primera indagatoria realizada por la magistrada hace algunas semanas atrás.



En aquella oportunidad Carlos Cruz fue consultado si él -a través del ex Director de Vialidad Pablo Anguita- encargó solicitar un pago de 100 millones de pesos a la constructora Belfi S.A. Cruz pasó de un "no me acuerdo" a un "todos mienten".



Al parecer dichas contradicciones habrían quedado aclaradas en esta segunda diligencia.



Anguita y su abogado, Pedro Giaconi, se retiraron del 17 Juzgado del Crimen por la puerta posterior del tribunal que da a calle Morandé para evitar a la prensa.



Hasta el tribunal también llegó el ex jefe de Vialidad del MOP, Eduardo Arriagada, quien el martes fue interrogado por cerca de dos horas. Su presencia se debió a la necesidad de confrontarlo con Cruz.



Arraigada no quiso referirse a la diligencia y dijo que tampoco el careo lo pilló por sorpresa. "Hay tantos antecedentes que confrontar, más que carear la ministra quiso dilucidar los distintos aspectos de nuestra labor" Agregó que "no hubo discrepancia en el careo".



Otro indagado por la ministra fue el asesor de Cruz en el MOP, Eduardo D'Hainaut. En la actualidad se desempeña como gerente de la asociación pública privada "Corporación para el desarrollo".



ADEMÁS:



Policía conoce apodos de delincuentes que robaron computador de Cortés



_______________

Vea lo último sobre el caso GATE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)