lunes, 20 de agosto de 2018 Actualizado a las 19:58

Está suspendido para producir

Las razones y apuestas del ISP para participar en la licitación de vacunas

por 24 febrero, 2003

Entre los laboratorios que se presentaron a la licitación del Minsal para producir vacunas estuvo el ISP, instituto que había perdido la certificación técnica y tenía prohibido producir material biológico. Se trató de la apuesta de un director DC por ganar un concurso en un ministerio DC, lo que fue impedido por un subsecretario PPD.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que un informe evacuado por el Instituto de Salud Pública (ISP)a mediados del año pasado determinó que la subsecretaría de Salud suspendiera la producción de vacunas en dicho organismo, el director de éste decidió que la entidad estaba en condiciones de presentarse a licitación como productor en el llamado que hizo en diciembre último el ministerio de Salud que encabeza Osvaldo Artaza (DC).



La decisión del director del ISP, Pedro García (DC), fue tomada en "acuerdo" con los trabajadores del instituto. Según fuentes que conocen de cerca el funcionamiento del ISP, García optó por buscar una salida a la crisis que generó el inminente cierre del departamento de producción de vacunas entre autoridades y las asociaciones gremiales de la repartición y para tal efecto selló un compromiso con los funcionarios.



El pacto consistió en comprometerse a evitar el cierre del departamento y para tal efecto se presentó en la licitación de vacunas que realizó la cartera de Salud, pese a existir una suspensión del Ministerio de Salud para producir materias biológicas o vacunas y pese a no cumplir con el requisito de certificación de calidad que solicitó el concurso.



Sobre esto último, García admitió el yerro y lo calificó de un "error de análisis local". Sin embargo, la decisión del director de participar en la licitación -cuyos resultados del concurso salieron a luz pública hace unas semanas-, que favoreció al laboratorio Aventis Pasteur en desmedro del ISP, generó dos consecuencias: descomprimir la relación autoridad-gremio al interior del instituto fiscalizador, pero abrió un nuevo flanco de ataques hacia la cuestionada cartera de Salud.



Gremios con historia



Desde que se anunció el cierre del laboratorio de producción de vacunas por parte de la ex directora Jeannette Vega, de inmediato los funcionarios iniciaron una tenaz oposición a su gestión.



La medida incluso terminó por gatillar una dura pugna entre funcionarios y autoridades al interior de la repartición, que terminó, entre otras cosas, con la salida de Vega del ISP en octubre pasado.



La demostración de fuerza de las asociaciones gremiales al interior del ISP no sólo se limita al mencionado caso. A fines de los '90 provocaron también la salida del entonces director de la entidad Jorge Sánchez.



Ante la imagen de duros que tienen los gremios, García optó por comenzar a realizar mejoras al interior del departamento de vacunas para subsanar una serie de procesos internos y técnicos. "Incluso realizamos un acuerdo con los funcionarios para presentarnos en la licitación", dice.



Según la autoridad, de haberse adjudicado la licitación, el instituto tenía un tiempo que le permitiría "terminar de equipar el departamento de producción de vacunas" para, de esta manera, poder cumplir con la entrega del producto.



Sobre este punto, la presidente de la Asociación de Funcionarios N°2 del ISP, Elizabeth Armstrong, cuenta que se reunieron con el director del instituto "y le solicitamos que, como tenemos las materias primas y no hay nada que comprar, postuláramos a la licitación. Lo que se obtuviera de ganancia de la adjudicación se reinvertiría en el departamento de producción".



Amstrong agregó que tras pedirle esto al director, "él fue al ministerio con todos los antecedentes y nos llamó dos días antes que se venciera la licitación pública y nos dijo que iba postular. No fue una decisión que tomara solo. De algún modo hubo una conversación con sus superiores".



Sin embargo, la capacidad para llevar a cabo las mejoras como también de lograr una calidad certificada tal como exigía el Minsal a las vacunas producidas al interior del ISP quedó radicalmente en duda al no adjudicarse la licitación.



Recientemente, el director anunció que tomó contacto con una universidad nacional para realizar un consorcio en el que también participará un laboratorio extranjero con la finalidad de retomar la producción de vacunas en el país.



La sorpresa de Infante



Las críticas que han realizado los funcionarios del ISP se centran en el subsecretario de Salud, Antonio Infante (PPD), a quien los funcionarios del instituto sindican como el responsable de favorecer "curiosamente" a un solo laboratorio y quitarle la oportunidad al instituto de poder seguir produciendo vacunas.



Los antecedentes de la participación del ISP en la licitación de vacunas tomó por sorpresa al subsecretario. Según cercanos a Infante, la decisión del ISP de concursar fue rechazada inmediatamente por la autoridad.



"El subsecretario se preguntó cómo se decidió a postular el ISP en la licitación de las vacunas si tenía prohibición de producir materias primas", señaló una fuente que agregó que ante esta situación, Infante se molestó y aseveró que por la situación en que se encuentra el instituto fiscalizador no puede adjudicarse nada, de hecho no posee certificados de control de calidad para las vacunas DTP y la antirrábica.



El relato es avalado por el ordinario urgente que envió el subsecretario el 14 de enero a la directora de la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), Carolina Rojas, -ex jefa de gabinete de Artaza- solicitándole que tiene que "hacer llegar a la Junta de Adquisiciones, el anexo al informe de Análisis Productos Contenidos en la propuesta pública N°2278/2002".



En el documento la autoridad recalcó que "estos antecedentes son esenciales para que los miembros de la Honorable Junta de Adquisiciones realicen las respectivas adjudicaciones".



Dudas



Pese a no cumplir con los requisitos, el instituto fiscalizador se presentó ante los organismos técnicos del Ministerio de Salud y peleó codo a codo con los otros laboratorios concursantes: Novofarma, Glaxosmithkline, Recalcine, Finn Vitta y Aventis Pasteur.



Dentro del Minsal la encargada de filtrar a las empresas que se presentan en la licitación fue la cuestionada Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) -repartición que se encuentra en estos días en el centro de la polémica por repartir en consultorios leche en mal estado- y el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI).



Estas dos dependencias del Minsal analizan las propuestas de los laboratorios y son las que dan luz verde para que puedan presentarse ante la Junta de Adquisiciones, que es la que finalmente decide a qué productor se le compra el insumo.



Perteneciente al círculo de Artaza



García recaló en noviembre, en la dirección del ISP en medio de un fuerte pugna al interior de la cartera de salud y tras el intento fallido por parte del ministro Artaza por nombrar en el cargo a Pablo Cox (PPD).



Pertenece al círculo cercano a Artaza y según fuentes de la cartera pertenece al comité de crisis del ministro. García como ex director del Servicio de Salud Oriente fue quien le rebajó la sanción al secretario de Estado cuando fue sancionado por la irregularidades en la administración del hospital infantil Calvo Mackenna.



_________________



Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)