martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 15:06

Timonel PPD empujado a abrir p

El misil que cayó sobre Girardi

por 2 abril, 2003

La carta enviada por un grupo de ''notables'' del partido a Girardi quiso ser una advertencia amistosa sobre la crisis terminal a que llegó su estilo de conducción. Pero subyace una segunda lectura: una serie de nombres importantes que se están alineando detrás de Fernando Flores como eventual nuevo líder de la colectividad.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La guerra de Irak tuvo ayer un inusitado frente abierto en la calle Erasmo Escala, en la sede del PPD. Como un misilazo cayó en el partido, y en particular sobre el presidente Guido Girardi, la carta que firmó un grupo de personalidades del PPD criticando la conducción de la colectividad frente al tema de la guerra, entre varios otros.



En lo formal, fue una crisis gatillada por unas hamburguesas que se lanzaron contra la embajada de Estados Unidos. Pero en el fondo, la agitada jornada de ayer en el PPD fue una expresión más de la misma crisis diagnosticada con anterioridad al consejo general de enero y que nunca detonó.



El episodio comenzó con un tomahawk teledirigido y quirúrgico: el trascendido a un diario de la carta mencionada. Derivó en el cuestionamiento a la directiva que encabeza Girardi. Prosiguió con la crítica a los intereses empresariales y políticos que esconderían algunos de los firmantes de la misiva. Y culminó anoche con una sesión extraordinaria de la comisión política de PPD que no sólo discutió el asunto de las críticas -cómo y dónde hacerlas- sino que sobre todo, conminó a Girardi a dar comienzo a un proceso que debe terminar con una propuesta "integradora" de cuál es la mejor fórmula de conducción para sacar al partido de la crisis.



En resumen, una nueva conducción para el PPD.



Una advertencia amistosa



En rigor, fueron dos las cartas que circulaban ayer dentro del partido. La más importante fue la que firmaron los senadores Fernando Flores, Roberto Muñoz Barra, los diputados Patricio Hales y Esteban Valenzuela, así como Jorge Schaulsohn, Jorge Insunza y José Joaquín Brunner.



El documento, concebido según los firmantes y simpatizantes -que no firmaron pero adhirieron- como una "advertencia amistosa" hacia Guido Girardi, planteaba la molestia de los suscritos hacia una serie de episodios vividos por el PPD en los últimos días.



Entre estos "hitos" se cuentan la decisión de dos miembros del tribunal supremo del PPD de dar por absuelto al ex ministro Alvaro García de los cuestionamientos éticos que le había hecho el partido por el caso Inverlink; y se suma la imagen de Girardi vaciando Coca Cola al suelo en medio de una manifestación contra la guerra de Irak que terminó con un lanzamiento de hamburguesas contra la embajada de Estados Unidos.



La carta firmada por el grupo de "notables" insistió en el cuestionamiento el estilo mediático y frívolo con que Girardi conduce la colectividad. Se estimó que el impacto mediático que tenía el sui generis fallo del Tribunal Supremo sobre García, más lo de las hamburguesas, no sólo daba cuenta de la fase terminal a la que habría llegado la crisis del partido sino que dañaba la dignidad del PPD.



"Esta carta tiene una connotación de alerta amistosa, mediática pero dura, que tiene más significación al quedar por escrito: la crisis del partido pasó a mayores, sobrepasó incluso a Girardi. Y ya no estamos para solidarizar con una crisis que se desborda", explicó a El Mostrador.cl uno de los suscritos.



"Quisimos hacer un llamado de atención fraternal frente a la compulsión mediática del presidente del partido", dijo otro de los firmantes. "La idea no era hacer un drama de esta carta sino más bien abrir un debate", añadió.



Segunda lectura: todos con Flores</B



Sin embargo, por amistosa que quisiera ser la carta, en los sectores que cierran filas con Girardi, fue leída como un aviso de golpe de estado.



Se explicó que, detrás del gesto en sí, subyace la presión de un sector del PPD por invitar a Girardi a deje la presidencia del partido y entre en un proceso de construcción de acuerdos con todos los sectores para definir una nueva directiva de consenso, encabezada por Fernando Flores o por Víctor Barrueto.



Ese sería uno de los mensajes más importantes de la carta del grupo de notables. La sola nómina de firmantes ya era un mensaje en sí, se explica: todos los firmantes comparten opinión con Flores. El hecho que entre los remitentes estuviera Jorge Schaulsohn podía ser interpretado como la declaración pública del ex presidente del PPD de que ha decidido quitar su padrinazgo político a Girardi para apoyar ahora el nombre de Flores como eventual nuevo líder de la colectividad.



La firma del diputado Esteban Valenzuela, tendría la implicancia que ni siquiera los más cercanos amigos de Girardi -y Valenzuela lo es- están apoyándole en este trance. A la carta adhieren también la vicepresidenta Carolina Tohá y el secretario general René Jofré, quienes habría desistido de firmar para no desatar un quiebre de hecho en la mesa directiva.



Esta interpretación fue rotundamente descartada por algunos de los autores de la misiva a Girardi. "Ni es una operación política de Flores para instalarse como presidente del PPD ni es un terremoto para provocar la dimisión de Girardi. Sin perjuicio que yo estime que es necesario un trabajo conjunto con el senador Flores", explicó uno de ellos.



Otro de los firmantes explicó que no puede ser un "golpe de estado" de momento que, la actual correlación de fuerzas dentro del PPD, indica que Girardi efectivamente maneja la mayoría del partido y que desde ese punto de vista sería majadero cuestionar a Girardi.



"El PPD tendrá elecciones cuando sean necesarias, pero es improbable que se logre levantar un proceso eleccionario violentando las instituciones", dijo un miembro de la comisión política cercano al presidente del partido. .El camino, entonces, no pasa por precipitar una competencia entre Girardi y sus detractores -que la ganaría- si no que por inducirlo a asumir que debe diseñar en lo inmediato un debate, una fórmula y un itinerario que desemboquen en una nueva conducción.



Intereses en EEUU



Desde el grupo de personalidades se explicó también que la carta nunca pretendió ser respuesta a la otra misiva que hizo circular anteayer un grupo de parlamentarios en el congreso y en la que se cuestionaba la mezcla que algunos militantes hacen entre política y negocios personales.



Según los parlamentarios que firmaron este documento, con él se pretendió hacer una demostración de fuerza a los "poderes fácticos" del PPD, ex presidentes y empresarios. El texto lo hizo correr entre sus pares el jefe de la bancada de la colectividad, Jorge Tarud, y obtuvo el respaldo de 15 firmantes. Sólo se abstuvo Carolina Tohá. Enrique Acorssi y Guillermo Ceroni no figuraron por estar de viaje.



La misiva se distribuyó a la directiva nacional, a las regionales, provinciales y comunales y señala que para los parlamentarios "merecedores de altos grados de confianza ciudadana, incluyendo altas mayorías de votación, es absolutamente imposible seguir sosteniendo y poniendo la cara por presuntos militantes que han confundido y falseado la pertenencia al Partido Por la Democracia con actividades de tráfico de influencias y obscuros negocios, que causan nuestra molestia e indignación, que es el reflejo de lo que piensan centenares de miles de ciudadanos que votan periódicamente por nosotros, renovando nuestros mandatos como candidatos de nuestro partido de ciudadanos".



Los diputados pidieron a través del documento "normas claras que prohíban la participación de nuestros militantes en funciones de Estado y de representación política que se confundan con sus negocios privados. Queremos que se separen claramente la legítima participación en los negocios de las funciones de naturaleza pública. El mal hay que exterminarlo de raíz, esta es la raíz del mal".



Según algunos parlamentarios adherentes, la idea es respaldar y defender al partido de ese tipo de situaciones poco claras como la que se vivió con el fallo del Tribunal Supremo -presidido por Georgina Leiro- de la colectividad que "absolvía" al ex ministro y ahora ex militante del PPD, Alvaro García, de los cargos de tráfico de influencia que el partido estaba investigando en su contra. "¿De quién es amigo la señora Georgina Leiro, quien la influye? Bitar", explicaron miembros de la bancada.



Con aún mayor dureza, otros explicaron que la carta de los "notables" no fue sino la señal pública hacia Estados Unidos, de parte de un grupo de militantes que tiene empresas u oficinas en ese país, para demostrar que no todos en el PPD están en contra de la guerra con Irak tal como lo está Girardi.



El diputado Tarud abordó específicamente el pronunciamiento escrito de Flores y los otros: "Me parece un silencio acomodaticio muy grande de parte de él de venir a hablar recién el pasado domingo del conflicto con Irak. Es un silencio que a los militantes del PPD nos duele mucho".



"Además, el mismo Jorge Schaulsohn, que firma la carta, todos sabemos que él es un solitario en haber apoyado esta guerra. El no representa al partido en este sentido, la comisión política del PPD se pronunció en contra de la guerra, por lo tanto (las de los "notables") son voces absolutamente aisladas. Sinceramente, creo también que Schaulsohn y Flores tienen intereses con los Estados Unidos. Pero Schaulsohn es un simple militante, él puede dar sus opiniones libremente, pero no representa al partido. Y Flores tampoco es dirigente, él opina lo que quiere". Todo un patroit el de Tarud.



Flores no quiso hablar de la carta que firmó porque se suponía que era privada. "No quiero estar mandando ni mensajes ni comentarios, si se rompe la unidad del partido, ahí veremos", dijo.



La comisión



Ayer se estimaba que Girardi contestaría a sus detractores igualmente por escrito, sin perjuicio de la citación extraordinaria a la comisión política. Finalmente, se habría optado por la catarsis grupal.



"La Comisión Política, con la unanimidad de los miembros presentes, respalda lo obrado institucionalmente por el Partido por la Democracia y sus autoridades frente al conflicto bélico en Irak. Al mismo tiempo, ratifica la convicción de que los debates y pronunciamientos referidos a este tema y a otros de relevancia como este, deben generarse en las instancias partidarias institucionales, en particular en la Comisión Política, organismo que siempre ha constituido un espacio abierto para la opinión y la reflexión", fue el texto formal aprobado ayer.



Informalmente, se explicó que se le habría reiterado a Girardi que cuenta con todas las garantías para que sea él mismo quien proponga la forma y los plazos para llegar a una nueva conducción que resuelva la crisis del PPD. "Es un acuerdo implícito", afirmó uno de los miembros de la comisión presente anoche.



Paralelamente a este acuerdo, la instancia entregó su respaldo público a Girardi para evitar que hoy el presidente del PPD estuviera deslegitimado o en calidad de interdicto. "Fue una excelente comisión política, con mucho sinceramiento. Seguimos adelante", dijo Girardi al final del día.



__________________

Artículos relacionados:



TS del PPD no enjuiciará a Alvaro García por caso Inverlink (28 de marzo 2003)



Girardi encabezó protesta frente a la embajada de EEUU (27 de marzo 2003)



Girardi respaldado en consejo general del PPD (25 de enero 2003



Lo que busca La Moneda con la ''intervención'' del PPD y el PS (23 de enero 2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)