jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:10

Concertación rechaza la gradua

A Piñera se le "desmorona" acuerdo de reformas constitucionales

por 5 junio, 2003

Mientras la UDI mantiene su rechazo a cualquier tentativa para reemplazar a los senadores designados, el promisorio principio de acuerdo entre RN y el oficialismo quedó en suspenso porque el gobierno y la Concertación consideran inaceptable que el aumento de cupos senatoriales para las circunscripciones más grandes se haga en forma gradual.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La osadía de Sebastián Piñera de proponer una salida a los temas considerados como los más duros de las reformas constitucionales podría acarrearle insospechadas consecuencias. La UDI no está dispuesta a perdonarle al presidente de Renovación Nacional que haya comprometido la unidad de la Alianza por Chile en un proyecto que le pone la lápida al sistema binominal. Por otra parte, el mecanismo de la gradualidad ha entrabado el que hasta ayer parecía un fluido entendimiento entre RN y el Gobierno.



En el gremialismo los epítetos más suaves que dirigen a Piñera son los de "desleal" e "irresponsable", no sólo por poner en riesgo la unidad del pacto opositor, sino porque desconoce abiertamente un acuerdo "expreso" entre los dos partidos de defender el sistema binominal, que en la UDI -y también un importante grupo de RN- consideran que ha dado estabilidad al país y ha permitido al sector consolidarse.



Así, dicen no se explica que el presidente de Renovación Nacional se haya embarcado en una negociación con el gobierno al margen de la UDI.



Según fuentes gremialistas el "despelote", (sic), provocado en el Congreso tras la reunión de Piñera con el Presidente de la República es tal que incluso diputados de RN, no estarían dispuestos a secundar al timonel del partido en la iniciativa.



La "rebeldía" de estos parlamentarios de RN se sustentaría en el temor a perder sus sillones en la Cámara, porque prevén que, de aprobarse algunas de las fórmulas propuestas para reemplazar a los senadores designados, la UDI optará por la competencia total en las próximas elecciones parlamentarias.



No obstante, en la UDI precisan que a pesar que el trance por el que está pasando el conglomerado con la "irresponsabilidad" de Piñera es bastante difícil, no significa que haya un quiebre de la alianza ad portas. Porque, admiten, que en la práctica el pacto ya no funciona institucionalmente hablando.



Lo que no quita -insisten- que esta impasse provocada no por el partido sino por Piñera -a quien asignan toda la responsabilidad-, es lo "más grave" que ha ocurrido en el último tiempo, porque "rompió el binominal".



El acuerdo pende de un hilo



A pesar del optimismo mostrado por Piñera tras la reunión con Lagos, todo parece indicar que el acuerdo se está cayendo. Entre otras cosas porque en la Concertación aseguran que la propuesta que planteó al gobierno y al pacto oficialista el martes recién pasado no es la misma que anunció ayer.



La diferencia entre una y otra no es menor. A la propuesta más reciente se le agregó el punto de la gradualidad en su aplicación. Esto podría generar que, lo que en un principio se consideró como el comienzo del fin del sistema binominal, sea un proceso tan largo que termine convirtiéndose en un sistema estable y no de transición.



Cabe recordar que Piñera presentó dos fórmulas. Una, la de los diez senadores nacionales, que no encontró eco en la Concertación. La otra, que fue bien recibida en el pacto oficialista y también en el gobierno, dice relación con que en las siete circunscripciones más grandes se aumente un senador, lo que en la Concertación se entendió como una transición hacia la eliminación del binominalismo.



Sin embargo, al introducirle el mecanismo de la gradualidad el proceso se extiende más de lo correspondiente, ya que de no existir, los primeros senadores entrarían al Congreso el 2005 -pues corresponden a las circunscripciones pares, es decir, Metropolitanas, Octavas y Sexta- y el resto el 2009 -correspondientes a las dos de la Quinta Región-.



Así las cosas, el senador socialista Jaime Gazmuri explicó a El Mostrador.cl que en la propuesta inicial nunca se planteó el tema de la gradualidad, por lo que ahora la posición de los senadores de su partido es rechazar de plano tal posibilidad.



Añadió que esa decisión se tomó por unanimidad en una reunión que sostuvieron al mediodía de ayer con el ministro del Interior, José Miguel Insulza, aunque siguen disponibles para explorar un acuerdo que se base en la propuesta original, respetando los plazos constitucionales, es decir 2005 y 2009.



En opinión de Gazmuri ambas propuestas son "aceptables" -la de los senadores nacionales y la del aumento del número de estos en algunas circunscripciones, sin gradualidad- para avanzar "hacia la modificación del sistema binominal".



En la Democracia Cristiana, en tanto, no se dan por enterados de que Piñera esté agregando a la fórmula propuesta el mecanismo gradual, porque no fue así -dicen- como se los explicó Insulza, que estuvo presente en la reunión con el Mandatario. Y eso porque la propuesta que el timonel de RN entregó escrita habla de que la fórmula se aplicará el 2005 en las circunscripciones que corresponden ese año y el 2009 la Quinta Región, que es la única impar. La gradualidad no se menciona en el documento.



Todo un historial



La polémica generada con el hecho de que Piñera haya incluido un mecanismo gradual que no menciona en la propuesta que entregó al jefe de Estado, también llegó a La Moneda donde está vivo el recuerdo de pactos para reformas que no han llegado a buen puerto porque los parlamentarios no respaldan las decisiones de la directiva del partido.



Ante la posibilidad, siempre abierta en RN, de que los parlamentarios no respalden a su timonel, en el equipo de ministros políticos se considera que eso es responsabilidad de Piñera asegurarlo, ya que "suponemos que estamos conversando con una directiva que tiene respaldo, con un partido serio, y tiene que responder por sus senadores".



Sin embargo, se admite que "el gobierno lo único que dice es que en el pasado hemos tenido experiencias no muy buenas", pero esperan que éstas no se repitan. Respecto a la gradualidad, señalan que la examinarán para ver si es factible mantenerla o si lo mejor es "acortarla".



La bancada respetará la institucionalidad



En tanto, la posición oficial de la bancada de Renovación Nacional es que respetará la institucionalidad del partido, pero que analizarán el tema de la propuesta sólo cuando llegue el momento.



Así, aunque el jefe de la instancia parlamentaria, Pablo Galilea, reconoció que existen opiniones diferentes sobre la propuesta de reemplazo ante la eliminación de los senadores designados -tras participar en una reunión en que los senadores Sergio Romero y Alberto Espina les explicaron el tema-, sostuvo que el partido "debe aprender de sus errores", por lo que se respetará la institucionalidad y la decisión de los senadores.



Lo que no es menor, porque fueron justamente los senadores los que le agregaron a la propuesta de Piñera el polémico mecanismo de gradualidad que terminaría de concretarse el 2013. Lo que indica que el presidente de RN podría tener una rebelión en puerta.



No obstante, Galilea precisó que los "matices" se tratarán de consensuar, de lo que se puede inferir que Piñera no tiene tan ordenada la casa como asegura.



__________________

Artículos relacionados:



Texto completo de la propuesta de RN



Piñera entregó a Lagos propuesta de DDHH y reformas



Gobierno valoró propuesta RN sobre reformas constitucionales



Concertación se frota las manos (3 de junio 2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV