miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:22

Si los parlamentarios insisten

Piñera no descarta renunciar a la dirección de Renovación Nacional

por 7 junio, 2003

La crisis interna que provocó en el partido la posicíón rebelde del senador Sergio Romero redundó en que el presidente de la colectividad advirtiera que, o se respetan las instancias superiores de RN, o el partido tendrá que buscar otra persona que lo dirija.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La presentación que hiciera la directiva de Renovación Nacional ante el Tribunal Supremo, a fin de que éste decida si la actuación del senador Sergio Romero se contradice con los estatutos del partido, ha provocado que las declaraciones de los afectados vayan subiendo paulatinamente de tono.



Por su parte, el presidente del partido, Sebastián Piñera, ha mostrado estar dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para exigir que se respeten las decisiones adoptadas por los órganos superiores de la colectividad.



Mientras, por un lado, el senador cuestionado recordó que el timonel de RN, Sebastián Piñera, ya fue sancionado por el TS debido al caso conocido como el Piñera-Gate. El aludido precisó que en esa oportunidad el organismo sólo lo amonestó y le recordó al parlamentario que él es "reincidente", en no respetar las decisiones del partido, ya que en 1995 votó en contra las reformas constitucionales cuando el Consejo General las había aprobado por amplia mayoría.



En este contexto, Sebastián Piñera molesto por el curso que han tomado los hechos, señaló que él no cometerá el mismo error "de mi amigo (Andrés) Allamand", quien presidía el partido cuando Romero votó en contra de lo decidido por la colectividad, por lo cual se adelantó a ponerle freno a la actitud del senador antes de que el eventual acuerdo con el gobierno se caiga en el Congreso.



Ayer Piñera fue categórico en que hará respetar los acuerdos que se asuman al interior del partido y dejó entrever que si no logra alinear a sus parlamentarios estaría dispuesto incluso a renunciar a la presidencia de Renovación Nacional.



Sin embargo, entre los parlamentarios nadie parece desear que ello ocurra. Hay quienes incluso señalan que los que debieran irse de la colectividad son aquellos que se niegan a respetar las resoluciones internas del partido, ya que es un hecho "elemental" -dicen- que los parlamentarios que participan de una tienda política respeten las decisiones de sus órganos superiores.



Por otra parte, fuentes del partido desestimaron que Piñera llegue a concretar una renuncia, señalando que sus amenazas "son cosas que se dicen, pero no se hacen" y entienden que esa es sólo una forma de poner una alerta para que el partido retome su rumbo. En este contexto, añaden que llegó el momento de buscar caminos de encuentro y no propiciar un quiebre del partido.



Esto podría ocurrir en la reunión que los senadores sostendrán hoy a las 16:00 horas, convocada por los jefes de comité, Sergio Romero y Baldo Prokurica, antes de que se produjeran los hechos que están afectando al partido y a la que sólo han confirmado sus asistencia, además de los mencionados, Alberto Espina y José García Ruminot.



Amenaza sin sentido



Por su parte, el principal afectado por la estricta posición asumida por Piñera, no se deja amedrentar por la amenaza del timonel del partido. Romero señaló que anunciar renuncia "es un cuento más viejo que el hilo negro" y puntualizó que nadie en el partido desea que el presidente deje acéfala la colectividad.



Añadió que él mismo, menos que nadie quiere que Piñera renuncie y precisó que no tiene ningún interés en hacerse cargo de la dirección de RN.



Sergio Romero recalcó que lo único que se le pide al timonel es que haga una dirección "respetuosa", en la que haya "lealtad de verdad y no se usen estas cosas para protagonismos personales".



En el marco de las acusaciones que se le hacen, de no respetar los acuerdos adoptados por la comisión política ampliada, donde diputados y senadores tienen derecho a voz y voto -según explicó Piñera-, Romero precisó que él no ha roto ningún acuerdo porque éstos sólo rigen a partir de la aprobación del acta de la reunión lo que se hará sólo el próximo lunes 9 de junio, según es el proceso habitual.



Lo que fue refutado por el secretario general de RN, Renato Sepúlveda, quien señaló que ese argumento no es válido porque un organismo no puede quedar inmovilizado hasta que se apruebe el acta anterior en la que se asumieron determinados acuerdos que se deben ejecutar.



En tanto, la molestia de Romero pasa también porque estima que lo que está ocurriendo en su partido es que Piñera lo maneja como si le perteneciera y advirtió que el presidente de la colectividad "no sabe con qué chichita se está curando".



__________________

Artículos relacionados:



Piñera golpea la mesa: pasó a Romero al Tribunal Supremo (6 de junio 2003)



Piñera acusa a la UDI de ser el primero en romper los acuerdos (6 de junio 2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV