jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:10

Piden mea culpa a pocos

La Moneda se lanza contra líderes gremialistas activos en el régimen militar

por 18 junio, 2003

Capitalizando la demora del partido de Longueira en entregar su texto, el Presidente Lagos recordó Chacarillas, aquella ceremonia estilo Mussolini que hoy sonroja a parte de la oposición. El ministro Insulza, por su parte, hizo referencia a ex funcionarios del gobierno de Pinochet que tendrían información sobre exhumaciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Gobierno se embarcó en una vistosa arremetida pública contra personeros de la UDI a días de que este partido entregue su propuesta para intentar solucionar los problemas pendientes sobre derechos humanos.



La primera voz provino del mismo Presidente Ricardo Lagos quien, a primera hora de la mañana de ayer, y a través de una entrevista brindada a radio Cooperativa, se refirió a la necesidad de que los líderes del gremialismo que participaron activamente en el régimen militar se hagan cargo de las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante ese período.



La invitación al mea culpa por los crímenes ocurridos durante la dictadura de Augusto Pinochet se extendió a los "dueños de grandes empresas que en su momento se privatizaron".



¿El denominador común entre políticos y empresarios para esta ocasión?: Haber sido uno de los 77 jóvenes que participaron en el rito de las antorchas de Chacarillas, en el que participaron distintas figuras políticas, deportivas y del espectáculo en apoyo a Pinochet. Entre ellas, los senadores Juan Antonio Coloma y Andrés Chadwick.



Capitalizando la demora



La posibilidad de que quede registrado en la historia mediática del país que la UDI fue la que se preocupó de la situación de los familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos y que fue gracias a ese partido que se inició una discusión sobre el tema, es un punto que complica comunicacionalmente al Gobierno.



De ahí las declaraciones del Presidente y de ahí que ellas se hayan producido a días que el gremialismo entregue la propuesta que, tras anunciarse intempestivamente, desató el debate.



La Moneda, en definitiva, se encuentra capitalizando la demora de la UDI en dar a conocer el contenido del documento que se prepara en ese partido, texto que, en todo caso, no incorporaría una proposición demasiado distinta a las ideas que ya otros partidos han allegado al Ejecutivo.



La ofensiva de poner las cosas en su lugar no había sido asumida con fuerza sino hasta ayer martes. Y Lagos lo hizo recordando uno de los episodios que aborchornan a no pocos dirigentes de la oposición de hoy y, sobre todo, a quienes participaron de dicho acto, en Chacarillas.



A las palabras del Presidente se sumaron luego las del ministro del Interior, José Miguel Insulza, quien reafirmó la necesidad que civiles ex funcionarios del régimen militar aporten información sobre el destino de los detenidos desaparecidos pues, a su juicio, los militares pareciera que ya no pueden entregar más datos.



Declinando entregar nombres, Insulza se refirió a la posibilidad que algunos de ellos tengan información sobre las exhumaciones ilegales que se produjeron en las postrimerías del gobierno de Augusto Pinochet.



"Yo no sé si habrá funcionarios civiles del gobierno militar, así como sin duda hay militares que supieron del asunto de los desentierros, que saben algo sobre eso. Entonces, yo quisiera hacer un llamado a la gente de derecha que colaboró con el régimen militar a que no se limite ahora a lamentar lo ocurrido y a proponer declaraciones, sino que también intente aportar lo suyo, aunque sea poco, al esclarecimiento de la verdad", dijo el secretario de Estado.



Insulza dijo no querer acusar a aquellos "civiles" y precisó que sus palabras se circunscribían a "un aporte sano", aunque deslizó la posibilidad de que algunos de ellos se hayan guardado información. "En un gobierno siempre se escucha...De pronto, quien ha sido alto funcionario, sabe algo de lo que ocurrió", sostuvo.



El ímpetu de La Moneda por enfrentar y contrarrestar de la mejor forma el posicionamiento en el tema de derechos humanos que intentó la UDI también incorpora la necesidad de rescatar las acciones llevadas a cabo por los gobiernos democráticos en lo que a reparación se refiere.



Así, el ministro Insulza asintió respecto a la posibilidad de que el proyecto que el Gobierno anunciará en las próximas semanas incorpore, en ese aspecto, el mejoramiento a la ley que ya rige y no la dictación de una nueva normativa, aunque descartó que este evento se vincule a la necesidad de hacer presente a la ciudadanía que los gobiernos de la Concertación sí han actuado en esta materia.



__________



Artículos relacionados:



DDHH: Gobierno evalúa sacar a Auditor General del Ejército de la Suprema

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV