miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:33

Tras procesamiento contra cinc

Investigación sobre remociones avanza contra autores intelectuales

por 28 junio, 2003

Antiguas declaraciones de Moren Brito coinciden con datos que maneja el juez Urrutia sobre la posible participación de un general de Ejército muerto el 2002, estrecho colaborador de Pinochet y quien, por macabra coincidencia, investigó y sobreseyó la causa por los Hornos de Lonquén. El testimonio del ex DINA vincula también al ex Intendente de Santiago, Rolando Garay.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La investigación que realiza el juez Juan Carlos Urrutia por la remoción de restos de detenidos desaparecidos enterrados en el Fuerte Arteaga -y presuntamente lanzados al mar- ha derivado hacia los autores intelectuales del delito, pesquisas en la que se avanza y, según adelantan cercanos a ellas, llegarían a nuevos procesamientos.



"Esto está recién comenzando", dijeron fuentes de tribunales tras conocerse de las encargatorias de reo dictadas por el magistrado contra los oficiales (r) Luis Fuenzalida Rojas y Hernán Canales Varas (quien fuera comandante del regimiento Tacna al momento de las remociones) y los suboficiales Eliseo Cornejo Escobedo, José Canario Santibáñez, y Darío Gutiérrez de la Torre, suboficiales.



Sin embargo, uno de los mencionados en la causa, y quien se podría haber constituido en hombre clave en la investigación, falleció en febrero del año pasado poco antes que la ministra en visita Amanda Valdovinos terminara su búsqueda de restos en el lugar mencionado y traspasara los datos obtenidos y la investigación por remociones al juez Urrutia.



Se trata del general Enrique Morel Donoso, uno de los hombres más cercanos a Augusto Pinochet. De hecho, fue su edecán entre 1973 y 1974 y las declaraciones que él brindó en el marco del proceso Caravana de la Muerte contribuyeron al desafuero del entonces senador vitalicio.



El año 78, cuando se produjeron las remociones en Fuerte Arteaga, Morel se desempeñaba como comandante de la Guarnición de Santiago, ostentando el cargo que, se presume, coordinó intelectualmente las acciones de remoción que les fueron encargadas a los jefes de las unidades militares de cada zona.



La historia de Morel Donoso contempla también la jefatura de Estado Mayor del Ejército y, paradójica o intencionalmente, haber sido el fiscal militar que investigó el hallazgo de restos humanos en los hornos de Lonquén el año 74 luego de la contienda de competencia que significó la salida del caso del ministro Adolfo Bañados.



La investigación sobre el encuentro de los cadáveres de ejecutados -hecho que precisamente habría provocado las remociones de restos que se efectuaron posteriormente a fin de evitar situaciones similares- fue sobreseída por el general hoy fallecido.



El nombre de Enrique Morel Donoso apareció mencionado en este tipo de hechos en el proceso por la muerte de Manuel Recabarren Rojas, dirigente del PC detenido el año 76. En esta causa compareció el 27 de junio de 1985 coronel (r) Marcelo Moren Brito, quien se sindicó como la persona que, a finales de los años 70, informaba al general Enrique Morel Donoso sobre "los supuestos desaparecidos".



Moren Brito testimonió ante la justicia que era el general Rolando Garay, a la época de los hechos Intendente de Santiago, quien pedía a Morel Donoso la información sobre desaparecidos y que él, el coronel, debía efectuar las consultas a Investigaciones, la CNI y otros organismos a fin de entregárselas a su superior.



Los antecedentes allegados a la investigación que realiza hoy el juez Urrutia ratifican aquellos dichos de Moren Brito, las que revelan que el avance de las indagatorias "hacia arriba" apuntan necesariamente a Garay.



Entre otras personas que debieran tener claridad respecto a qué fue lo que ocurrió en el proceso de remoción de cuerpos que se produjo a partir del año 1978, se encuentra el general (r) Odlanier Mena, ex director de la CNI.



Este, a fines del año 2000, dio dos entrevistas en las cuales habló por primera vez de las exhumaciones y la orden de los comandantes de unidades de efectuar catastros en todo el país para "saber qué personas podrían estar sepultadas y cómo resolver a futuro el problema de la entrega de estos cuerpos", dijo entonces al vespertino La Segunda.



____________



Artículos relacionados:



Remociones: Los datos que siguen enterrados



DDHH: primeros procesamientos por remoción ilegal de cuerpos

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV