jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:04

Diversas versiones creen que e

Alejamiento del subsecretario Latorre: ¿sólo por convivencia?

por 30 junio, 2003

Si la salida de Latorre tiene que ver sólo con la mala relación que tenía con el titular del MOP, la duda es por qué se concretó ahora si las diferencias se arrastran desde hace mucho. Una de las explicaciones es que recién ahora el MOP dejó atrás los escándalos de Gate y Ciade. Otra versión asegura que sacarlo era una necesidad relacionada con un cambio mayor que involucra también a Vivianne Blanlot.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Me voy, como dice el reality, no por talento", explicó el ahora ex subsecretario Latorre para dar cuenta no sólo de su salida del cargo si no para comunicar además que no se iba por su gusto: lo sacaban.



Con la decisión del Presidente Lagos, anunciada esta mañana en La Moneda se puso fin, en favor del ministro de Obras Públicas, Javier Etcheberry, a la forzada convivencia que mantenía Latorre desde hace largos meses. Diez minutos duró la reunión en que se hizo efectivo el alejamiento de Latorre de un puesto en el que llevaba más de cuatro años. En el encuentro, el Jefe de Estado le dijo que se había cumplido una etapa en la cartera y por ello le solicitaba su renuncia.



Este fue el resultado de al menos tres solicitudes anteriores que Etcheberry hizo al Presidente para que Latorre fuera removido producto de los diferentes estilos de trabajo que existían entre ambos, según aseguraba el titular de la cartera. Este fin de semana fue la vencida y el Presidente Ricardo Lagos procedió a zanjar el tema alejando a Latorre.



Hasta el viernes en la mañana, la renuncia no estaba zanjada. Pero desde hacía semanas que el Gobierno venía evaluando tomar una decisión al respecto, luego que Etcheberry reactivara sus gestiones tendientes a la salida de quien se constituía en una piedra en el zapato para el ministro y quien, según la apreciación del titular, imprimía un carácter eminentemente político en su gestión.



Ya el año pasado, antes de la crisis generada en el ministerio debido a los casos Coimas y Gate, una acción del subsectretario Latorre había molestado a EtcheBerry. Fue durante los temporales, cuando la ahora ex autoridad pública aparecía en todos los medios de comunicación recorriendo las zonas afectadas mientras al ministro le llegaba un reto del Gobierno por no haberse hecho presente.



En octubre del año pasado, el ministro Etcheberry nuevamente miró hacia Latorre al prever que el caso Coimas generaría graves problemas y necesitaba a un hombre de su confianza para la marcha de Obras Públicas, pues él debía estar concentrado en Transportes.



Ya en marzo de este año, el ministro Etcheberry hizo una propuesta formal al Presidente Lagos, en momentos que el caso Gate estaba en su primer punto más álgido y con un Latorre debilitado por acusaciones periodísticas que hasta ahora no han tenido repercusiones judiciales.



Los ánimos parecían haberse calmado, pero un nuevo hecho provocó la reacción del ministro. Tras el procesamiento por parte del juez Alejandro Rivera de los seremis de OOPP debido al caso MOP-CIADE, el subsecretario Latorre asumió la defensa pública de estos funcionarios mientras Etcheberry se encontraba de viaje por México para asistir a un seminario internacional.



El hecho vino a coronar una serie de reacciones y declaraciones que daba cuenta de dos estilos absolutamentes distintos para enfrentar los problemas que por esos dí¬as tenían al ministerio sumido en una crisis judicial, pero también una de carácter interno: mientras Etcheberry se mantenía lejano de los funcionarios, Latorre los apoyaba.



El problema del episodio de los seremis fue que resultí² evidente para la prensa que el ministro Etcheberry conocía con anticipación que estos funcionarios serían procesados.



De hecho, cuando el día que ellos fueron citados a presentarse frente al magistrado del caso CIADE, se comunicaron de inmediato al MOP. Todos sabían que venían las encargatorias de reo, por mucho que el subsecretario lo negara en la conferencia de prensa que se brindó en oficinas de la repartición luego que los secretarios regionales fueran dejados en libertad bajo fianza. Y esta conferencia molestó nuevamente al ministro, pues si ella no se hubiera efectuado, su ausencia no se habría notado tanto.



Etcheberry sintió durante todos estos meses que el subsecretario hacía las veces de autoridad máxima para los funcionarios. Con un diferente modo de enfrentar los problemas que se iban suscitando, al ministro no le gustaba el protagonismo de su subordinado.



Por qué ahora



Por qué sólo hoy, a un año de la primera exteriorización de Etcheberry sobre sus dificultades, el Presidente Lagos definió su salida es un tema abierto a interpretación.



Al menos tres son las versiones que se barajan. Una, que sólo ahora se produjo el escenario preciso para realizar un cambio de tal envergadura. Ya pasada la tormenta de los casos por corrupción en el MOP -al menos así lo evalúa el Gobierno- sólo hoy era el momento para cambiar el modo de hacer en el ministerio.



Otra versión de la que se ha dado cuenta guarda relación con el apoyo que la mesa directiva de la Democracia Cristiana brindó durante todos estos meses a Latorre, uno de sus camaradas. El ahora ex subsecretario, más cercano a la llamada disidencia -que encabezan el senador Jorge Pizarro y el ex ministro Claudio Huepe-que a Zaldívar, recibió por parte de su partido el soporte necesiario para seguir en la cartera.



Pero a horas que el Presidente Lagos hiciera con la DC un gesto de la mayor importancia política al no reponer en el senado la indicación sobre el aumento de los impuestos a los alcoholes, el partido quedaba en una posición desventajosa para continuar solicitando la permanencia de Latorre en el ministerio.



Cómo le ve la Democracia Cristiana



A pesar de las varias áreas de tensión con La Moneda que se acumulan en la DC en las últimas semamas -la ley de alcoholes y las fotos con Lagos, entre las más recientes- el partido de Latorre desdramatizó el tema, sobre todo, según trascendió, porque estaban sobre aviso que el hecho ocurriría, aunque hasta este fin de semana no supieran cuando iba a concretarse.



Eso no quitó, sin embargo, que la vocería oficial no trasuntara alguna cuota de opinión. "Fue Juan Carlos Latorre quien en tiempos difíciles del MOP dio la cara con hombría", dijo el secretario nacional de la DC, Jaime Mulet, en unas palabras que inevitablemente llevan a recordar el viaje que realizó el ministro Etcheberry a México cuando en Santiago la detención de varios seremis causaba sus mayores estragos políticos en el Gobierno, coyuntura en la cual la cara visible de Obras Públicas fue el ex subsecretario Latorre.



Sobre las razones finales para que el Presidente Lagos haya decidido hacer efectiva ahora la salida de Latorre, el dirigente de la DC fue cauto: "Tanto el ministro como el subsecretario son funcionarios de confianza y es el Presidente el que decide. Yo no sé a qué debe y uno podrá suponer muchas cosas. Sólo decimos que Juan Carlos Latorre era un muy buen funcionario, que administraba bien, cohesionó y coordino a los miles de funcionarios de su cartera y estaba en terreno y estaba allí en los momentos difíciles".



En el análisis más intimo del partido, la directiva de la DC ya había tomado razón de que la salida de Latorre era inminente por una cuestión que, según les habría comunicado La Moneda, tenía que ver "con los equilibrios" y la necesidad de abrir juego a raíz del ajuste que también se necesitaría hacer en la cartera de Economía, donde también -según la información con que contaba la DC- tendría que salir la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Vivianne Blanlot. Esta es la tercera de las versiones en circulación.



La funcionaria militante del PPD protagoniza desde hace semanas un fuerte enfrentamiento con el ministro Jorge Rodríguez Grossi (DC) a raíz del proyecto de ley que reforma el sector eléctrico.



Por eso, en la DC, según se explicó, el tema radica no tanto en la salida de Latorre, si no en ver si efectivamente su alejamiento tuvo que ver con un cambio más amplio, o si el tema Blanlot fue usado como la justificación perfecta para solucionarle a Etcheberry su problema con Latorre. Hasta ahora no hay señales políticas de un cambio inminente en la Comisión Nacional de Energía.



Lagos argumenta temas de convivencia



El mismo Presidente Lagos, en todo caso, dejó el tema Blanlot-Rodriguez Grossi abierto como interrogante al confirmar que la salida de Latorre tenía que ver con la convivencia. "Ustedes saben que las reparticiones tienen necesidades de una convivencia adecuada y de mayor complementariedad", sostuvo el Mandatario, al ser consultado sobre las razones que tuvo para pedir la dimisión de Latorre.



De todos modos, el Mandatario aprovechó de valorar la gestión de Latorre en la Subsecretaría de Obras Públicas. "Todo el país es testigo de los servicios que ha prestado Latorre y la eficiencia con la que ha trabajado", sostuvo.



Lagos también explicó que con la salida de Latorre se termina un proceso importante en materia de Obras Públicas y aseguró que, por el momento, no ha definido el nombre de su reemplazante. De todos modos, el nombre que circula extraoficialmente es el de Clemente Pérez Errázuriz, ex Director de CONAMA durante el gobierno de Eduardo Frei, y posteriormente, director del vespertino diario La Hora. Después de su salida del mundo periodístico, tras el fracaso del proyecto La Hora, Pérez Errázuriz -quien además es yerno del ex ministro Edmundo Pérez Yoma- se sumergió en el mundo privado y no volvió a ser convocado para cargos públicos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV