Exclusivo: misteriosa operación de inteligencia ligada al caso Mery - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 11:21

Ex detective declaró que Chile

Exclusivo: misteriosa operación de inteligencia ligada al caso Mery

por 23 julio, 2003

El jefe del Departamento Quinto de la Policía de Investigaciones, Rafael Castillo, presentó ayer en el Tercer Juzgado del Crimen de Santiago una denuncia criminal para que se investigue una declaración prestada por el ex detective Jesús Silva San Martín, el pasado 16 de julio, donde sostiene que el periodista Víctor Gutiérrez le habría ofrecido entre 4 y 5 millones de pesos para que formulara graves acusaciones en contra de Nelson Mery.

De acuerdo a información obtenida por El Mostrador.cl en fuentes judiciales, el ex detective de la Prefectura Investigadora de Asaltos (PRIA) se habría presentado a declarar voluntariamente en el Departamento Quinto-Asuntos Internos, de la policía civil, horas después de que el periodista Víctor Gutiérrez lo visitara en su trabajo, ubicado en la comuna de Las Condes.



Las fuentes judiciales consultadas indicaron que Silva acusó a Gutiérrez de haberle ofrecido dinero a cambio de que declarara que integró un equipo de la Policía de Investigaciones especializado en torturas que actuaba bajo las órdenes directas de Nelson Mery. También, el periodista le habría pedido que entregara todos los nombres de los detectives que participaban en la PRIA.



Jesús Silva -quien fue elegido en 16 ocasiones el mejor policía de la prefectura de Santiago, y en otras cuatro, el mejor del país- fue dado de baja el 27 de julio de 1994 por "salud incompatible con el servicio".



Otros casos



En su declaración al Departamento Quinto de Investigaciones, Silva señala, además, que Gutiérrez le habrían pedido que hablara, siempre en los términos que el periodista le señalara, sobre los casos del asesinato del senador Jaime Guzmán y la llamada "Oficina" de Seguridad Pública. Esto, con respecto a la supuesta intervención de Mery en favor de miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. También le habría pedido declarar sobre el caso de la brasileña Tania Cordeiro, acusada de actuar como "correo" del Movimiento Lautaro y más tarde dejada en libertad por falta de méritos. Asimismo, debía denunciar supuestos casos de coimas al interior de la policía civil.



Siempre de acuerdo con la declaración de Jesús Silva, adjuntada a la denuncia presentada ayer al Tercer Juzgado del Crimen, Gutiérrez le habría pedido que lo ayudara a "enterrar" a Nelson Mery. El periodista de Chilevisión le habría dicho que conocía muchas "yayitas" del actual director subrogante, Luis Henríquez, y que éste no duraría mucho en el cargo cuando las hiciera públicas: como, por ejemplo, un video que lo vincularía con un narcotraficante.



Otra de las cosas que Gutiérrez le habría dicho a Silva es que conocía la historia de una supuesta hija abandonada de Mery, que viviría en Maipú. Cuando lanzara al aire estas grabaciones, el director de Investigaciones quedaría aún más desprestigiado ante la opinión pública. Como si esto fuera poco, el reportero le habría dicho que en sus manos tenía el futuro del alto mando de Investigaciones.



Asimismo, dijo Silva, Víctor Gutiérrez tendría contactos con el ex comisario Jorge Barraza y con su hijo Claudio, como también con el ex detective Julio Rojas. Este último, fue exonerado de Investigaciones por problemas de personalidad. Además, está sometido a proceso por el delito de injurias graves cometidas en contra de Nelson Mery en el Primer Juzgado del Crimen de Santiago.



Es éste el ex detective que declaró en el mentado programa televisivo que la Policía había espiado al ex presidente de la Corte Suprema, Servando Jordán, cuando fue acusado constitucionalmente en 1997.



Fuentes policiales explicaron que a raíz de esa denuncia de El Termómetro se debió enviar un informe al actual presidente del máximo tribunal, Mario Garrido Montt. Allí se le expuso que se trataba de un criptograma enviado en aquella oportunidad por la misma comisión acusadora de la Cámara de Diputados.



¿La mano de la DINE?



En los últimos meses, el programa de Chilevisión se ha hecho eco de diversas declaraciones contra la gestión de Nelson Mery. Detrás de algunas de esas denuncias ha estado Jorge Barraza. Este policía exonerado mantendría contacto con un oficial de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), cuya identidad operativa sería Alvear. "Enlace" que Barraza habría mantenido desde su paso por el Comando Conjunto, durante el régimen militar.



De hecho Barraza, apareció en El Termómetro avalando un discutible video de un narcotraficante que relataba un presunta operación de la policía para sustraer información de los hogares de parlamentarios de la oposición, como las casas de Lily Pérez y Pía Guzmán. Este delincuente habitual, procesado por cinco delitos diferentes habría, según fuentes policiales, reconocido que fue inducido por quien hizo la grabación.



Asimismo, el ex detective Barraza fue quien denunció, en 1996, ante el entonces ministro en visita Alfredo Pfeiffer, que Nelson Mery y la Oficina de Seguridad Pública habían ocultado información sobre los responsables de la muerte de Jaime Guzmán. Además, en esa ocasión, "develó" todas las prebendas que obtuvieron ex miembros de grupos subversivos que colaboraron con el organismo de inteligencia gubernamental.



Este medio contactó, ayer en la noche, a Jesús Silva, pero éste declinó hacer cualquier comentario sobre el asunto.



La versión de Gutiérrez



Quien no tuvo inconvenientes para responder las consultas de El Mostrador.cl respecto de la denuncia presentada por el jefe del Departamento Quinto, fue Víctor Gutiérrez.



El reportero de El Termómetro negó que hubiese concurrido hasta el lugar de trabajo de Jesús Silva para pedirle que hiciera denuncias en contra de Nelson Mery. Por el contrario, Gutiérrez afirmó que fue Silva quien se presentó en el canal por su propia voluntad, como tantos que llegan todos los días a hacer denuncias al programa. Gutiérrez agregó que había grabado a Silva el pasado sábado en dependencias del canal. Es decir, tres días después de su declaración en el Departamento Quinto.



"Nunca he ido a su lugar de trabajo. Ni sé dónde queda. Las conversaciones que he tenido son privadas con el señor Silva. No me referiré al tema, pero tenemos evidencias en video y audio que dicen lo contrario a lo que él afirmaría en ese documento", dijo Gutiérrez.



Aseguró, además, que nunca le había ofrecido la suma de dinero señalada. Por lo demás, el canal no contaría con medios para promesas de ese tipo.



Otras fuentes de Chilevisión consultadas por este diario indicaron que Jesús Silva declaró en el video que su ida al Departamento Quinto-Asuntos Internos no fue voluntaria, sino obligada por el propio director subrogante Luis Henríquez y que habría sido casi secuestrado por detectives de ese organismo en plena calle para que dijera lo que aparece en el testimonio policial. Según estas fuentes, Silva acusa a sus ex camaradas de haberlo amenazado con la carrera funcionaria de dos de sus hermanos, policías activos de la institución.



Además, en la cinta del canal, Silva asegura que cometió crímenes y torturas por órdenes de Nelson Mery, entre ellos el asesinato de algunos informantes de La Oficina. En Chilevisión el contenido del video es calificado como una "confesión" y se asegura que no se le hicieron preguntas.



Tras la grabación de la cinta, el tema ha sido analizado por ejecutivos y abogados del medio, por la gravedad de las acusaciones, antes de decidir su emisión.



No es difícil imaginar la versión que algunos construirán a partir de estos confusos hechos: Jesús Silva, agobiado por su precaria situación económica y familiar, confiesa a algún familiar cercano que está "harto de guardar silencio" y que contará todo a Chilevisión. Sus hermanos, alertados de esta posibilidad, informan a la jefatura de Investigaciones. De ahí su "secuestro" y su declaración "forzada" al Departamento Quinto. Luego, en un heroico acto de arrojo decide, contra viento y marea, que hablará igual, pase lo que pase. El culpable de todo: Nelson Mery.



¿Jesús Silva está desquiciado? Y si no es así, ¿quién lo manipula?



Cierta, falsa o fabricada, la denuncia a los tribunales presentada ayer por Investigaciones -cuya orden de investigar está por decretarse-, así como el video de las "confesiones" de Jesún Silva en manos de Chilevisión, agregan nuevos ingredientes al bullado caso Mery. ¿Una operación? Los hechos abren las puertas a todo tipo de especulaciones respecto a su oportunidad y en torno a quiénes podrían estar moviendo sus hilos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)