‘El Gobierno no toma los problemas ambientales en serio’ - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 14:17

Fernando Dougnac, Premio Nacio

Cultura - El Mostrador

'El Gobierno no toma los problemas ambientales en serio'

por 16 agosto, 2003

Pese a que obtuvo el máximo reconocimiento por parte del Gobierno en materia ambiental, este abogado ecologista asegura que la poca preocupación por este tema comienza en los propios ministros del gabinete de Lagos. Reconoce, además, falencias en educación y en la institucionalidad en la materia.

Desde su puesto de director en la Fiscalía del Medio Ambiente, entidad que presta asesoría a organizaciones de este ámbito, el abogado Fernando Dougnac se adjudicó hace unos días el Premio Nacional del Medio Ambiente, entregado por la Conama como reconocimiento a su labor.



El profesional, especialista en derecho ambiental, recursos hídricos y pueblos indígenas, fue distinguido en la categoría "Protección y Conservación de la Biodiversidad".



Dougnac es reconocido por haber impedido el vaciamiento del Lago Chungará (Reserva Mundial de la Biosfera) en 1985; por obligar a las pesqueras de Arica a enfrentar la contaminación a mediados de la década de los ´80 y por impedir que la minera Disputada de Las Condes vaciara sus relaves en un afluente del Río Mapocho en 1989.



Dougnac fue propuesto para el galardón, entre otros, por los ecologistas Juan Pablo Orrego y Sara Larraín, el diputado Alejandro Navarro y el Obispo de Ancud, Juan Luis Ysern de Arce.



El premiado se desempeñó además como miembro de la comisión de Juristas para la Reforma de Ley de Bases del Medio Ambiente en el 2000 y condujo, en representación del movimiento ecologista, acciones legales para evitar la concreción del proyecto Alumysa en la Undécima Región, recientemente cancelado.



En conversación con El Mostrador y con el estilo informal que lo caracteriza, se refirió a las políticas verdes del Gobierno del presidente Lagos y a las tareas pendientes en esta materia.




- ¿Qué significa para usted este premio que le dio el Gobierno a través de la Conama?

- Es un reconocimiento a la labor que no solamente he hecho yo sino que todo el movimiento ambiental, y que es más valioso si tomamos en cuenta que viene del Gobierno con el que tradicionalmente hemos peleado.

-¿Cuáles son los temas en los que más discrepa con el Gobierno?

- Creo que hay dos enfoques a su pregunta. Uno es en términos generales, donde nosotros le hemos hecho saber al Gobierno reiteradamente las falencias que tiene la institucionalidad ambiental chilena. Por ejemplo, ayer fui invitado junto con Sara Larraín y otras personas a la Comisión de Bienes Nacionales de la Cámara de Diputados para dar mi opinión respecto de la ley de bonos por descontaminación. Esa es una instancia para debatir.



"Así, nosotros hemos hecho una oposición desde el punto de vista de la institucionalidad bastante constructiva. Por otro lado, Sara Larraín y yo formamos parte del Consejo Consultivo de la Conama y a través de este ayudamos en revisar la legislación que el Gobierno va a proponer. También informamamos respecto de las apelaciones que se interponen en contra de los estudios de impacto ambiental", agrega Dougnac.

"Desde ese punto de vista hemos ayudado en lo que podemos, porque, desgraciadamente, la institucionalidad ambiental es bastante débil y la participación ciudadana es ínfima".

- ¿Y qué piensa de la educación ambiental que hay en el país?
- La Ley de Bases del Medio Ambiente establece que una de las obligaciones del Estado es promover la educación ambiental. Ahora hay más educación ambiental de la que había hace 15 o 20 años atrás, pero de todas maneras es insuficiente. Creo que hay que poner más énfasis en eso.

Evidentemente, la poca preocupación por la educación ambiental también está marcada por la ignorancia que hay del tema en todos los sectores.

-¿Cómo se podría revertir esa situación en el corto plazo a nivel del Gobierno?
- Tomemos en cuenta que el promedio de edad del Gobierno es de gente que se educó en la generación pasada. La preocupación por el medioambiente no guarda la misma intensidad que la preocupación por lo social. Poco a poco en el mundo uno se va dando cuenta que la tendencia preponderante es la preocupación por el medioambiente. Por ejemplo, cuando hablábamos hace algún tiempo del efecto invernadero y del recalentamiento de la tierra nos decían que éramos unos locos. Hoy podemos constatar que en Francia y España se están asando, literalmente.

"Mientras el Gobierno no tome realmente en serio los problemas ambientales y no sea solamente algo de buen tono o 'políticamente correcto', es difícil que podamos salir adelante".



- Se puede ver que muchos parlamentarios se dedican al tema ambiental fundamentalmente en períodos críticos, pero no siguen estos problemas a fondo como, por ejemplo, el bosque nativo, pendiente hace años. ¿Cree que se trate sólo de una cuestión de oportunidad política?




- Creo que la Bancada Verde ha desempeñado un papel importante para de la defensa del medioambiente. Hay que tomar en cuenta que esa entidad es política, por lo tanto ha desempeñado el rol dentro de lo que las limitaciones políticas le imponen, es decir la lealtad al Gobierno y sus lineamientos.

"Guido Girardi y sobre todo Alejandro Navarro han sido pilares para este tema. Es gente que está realmente preocupada y que sabe bastante del tema. El problema está en que los parlamentarios realmente no tienen poder político, éste está radicado exclusivamente en el Presidente de la República".

-¿Cuál es su visión de lo que ha hecho el presidente Lagos respecto a la agenda verde que planteó al inicio de su administración?



- Creo que el Presidente está preocupado por el tema. El hizo un discurso bastante valioso el otro día en Puerto Chacabuco, para referirse al proyecto Alumysa y dijo que él no veía que se pudiera instalar ahí. Lo interesante, más allá de ese problema, es que dijo que si Chile no se preparaba bien ambientalmente, no sacaba nada con ser muy eficiente tecnológicamente, en producir bienes, si no cumplía con los requerimientos ambientales que otros países van a poner.



"En definitiva, Lagos dijo que el gran desafío de las exportaciones no va a ser las barreras arancelarias, que en estos momentos estarían medianamente controladas a través de los tratados de libre comercio, sino que las barreras ambientales. Y frente a eso advertía a los productores de salmón que tenían que tener mucho cuidado.

Sin embargo, precisa Dougnac, el Gobierno toma el tema ambiental fundamentalmente desde el punto de vista económico, del perjuicio que puede causar. Además, cree que como la defensa del medioambiente está radicada en la Conama y en sus directores regionales -que son, de acuerdo al estatuto administrativo, jefes de servicio- el tema ambiental esta radicado en el tercer nivel dentro del escalafón administrativo y no tiene peso político.



"Este recae, teóricamente, en el ministro secretario general de la Presidencia, pero ese es el cargo político por excelencia. No tiene tiempo de preocuparse por temas ambientales. Por otra parte, el Consejo de ministros que se supondría que es una suerte de "súper ministerio" no funciona: no tienen tiempo para reunirse y cuando lo hace, es mas bien para cada ministro defienda sus sectores. Nadie se pone la camiseta del medio ambiente".

-¿Cuál sería la solución para ese tema?




- Creo que al director de la Conama hay que darle un rango de ministro o crear derechamente un ministerio. Pero para eso no están los tiempos.



-¿A nivel de organizaciones esto se ha planteado formalmente?



- Lo he planteado a quienes me han querido escuchar. Este tema urge, porque hoy día si Gianni López quiere hablar con el ministro de Economía, tiene que hacer antesala pidiéndole audiencia a la secretaria del ministro o con el jefe de gabinete para que lo reciba. Distinto es si él tiene rango de ministro, pues tendría una comunicación directa, sin tener que pasar por filtros y vericuetos.



- La Conama ha vivido en estos días una crisis, pues dos directores se han ido: el regional metropolitano y el de la Quinta Región. ¿Cómo evalúa el funcionamiento interno?



- La Conama no tiene todo el personal que necesita. Por ley lo integran unas 140 personas, pero posee unas 500 a 600 funcionarios a contrata. Es una situación de precariedad enorme. Con la hipocresía que nos caracteriza ¿Por qué no se les incorpora?: porque hay un acuerdo con el FMI de que el Estado no puede crecer. Respecto de los directores regionales, en el Consejo Consultivo hemos conocido varias resoluciones de Santiago y Valparaíso donde se cometieron errores respecto a la tramitación de proyectos de inversión y por la votación del pet coke, respectivamente.

- ¿Qué se puede decir de la relación entre la empresa privada y el medioambiente?



- Hay que distinguir entre la gran y la pequeña empresa. La gran empresa, en términos generales, como tiene un mayor poder económico ha absorbido los desafíos ambientales. En general, se cumplen las normas y si no lo hacen es porque éstas no son buenas o porque las autoridades no las controlan.

"La pequeña y mediana industria está en una crisis económica tremenda. Entonces, en su afán por ahorrar recursos a lo primero que se echa mano es a lo más barato, a la parte ambiental. Como el área ambiental requiere de inversiones o adoptar criterios que pueden encarecer los productos o la mano de obra, evidentemente esas empresas no están dispuestos a hacerlo. Y ahí nuevamente falta tanto el apoyo del Gobierno como la mano que aprieta.


- Todavía no se ha impulsado una "ley de la basura" en la capital, pese a que el intendente Marcelo Trivelli lo anunció ¿Qué puede decir de esa materia?



- El problema de la basura obedece a que falta una ley que sectorice o que haga una ordenación territorial de Chile. Entonces encontramos conflictos con actividades que son incompatibles entre sí.

- En cuanto a las áreas silvestres protegidas de particulares ¿cómo evalúa el acuerdo?
- Las áreas silvestres protegidas privadas se trató de que tuvieran el máximo de ventajas posibles. Fundamentalmente, una exención de pago de contribuciones y otros beneficios. La ley de bases dice que gozarán de las mismas franquicias que los bienes fiscales y por eso no pagan contribuciones.



-¿Qué piensa de los retrasos en la ley de bosque nativo?



- La postergación de una ley de bosque nativo es, realmente, un drama. La gente se preocupa mucho de la ley de divorcio, que lleva muchos años tramitándose, pero la de bosque nativo lleva aún más. Se ha reemplazado tres veces integramente el texto que se mandó al Congreso.



"El proyecto que se está debatiendo tiene ventajas, pero presenta indefinición respecto a la sustitución del bosque nativo. Somos partidarios que eso se prohíba, porque es la única manera de preservar el bosque. Todo queda entregado al criterio de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), y esta institución ha tenido más que criterio, descriterios".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)