“Yo, Augusto”, la biografía definitiva del general Pinochet - El Mostrador

Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizado a las 03:29

Ernesto Ekaizer habla sobre su

"Yo, Augusto", la biografía definitiva del general Pinochet

por 2 septiembre, 2003

En medio de la avalancha de testimonios y revisiones históricas sobre el 11, el conocido periodista de El País de España presenta la más ambiciosa investigación sobre Chile y Pinochet. En clave de novela, todo lo que está escrito es producto de más de mil entrevistas. El Mostrador.cl entrega detalles de un libro que promete datos inéditos y un gran impacto.

Poco antes de comenzar una entrevista con el Presidente Lagos, agendada para el mediodía de ayer, y horas antes de viajar a Buenos Aires para hacer otro tanto con el Presidente Kirchner, Ernesto Ekaizer concedió una entrevista a El Mostrador.cl para hablar sobre un libro que promete ser todo un hito para el periodismo biográfico y de investigación: "Yo, Augusto".



Como director adjunto del diario El País, Ekaizer tiene que ver con un espectro amplio de temas, sin embargo, los derechos humanos son un ítem que ha estado por más de 30 años en la cartera de este agudo observador y documentado analista político que ejerce el periodismo desde la tribuna de uno de los principales diarios de habla hispana.



"Yo, Augusto" es su quinto libro de periodismo investigativo. Otras publicaciones de Ekaizer de alto impacto fueron "Vendetta" (1996) y "El Farol" (1998 ), ambos sobre la corrupción politica y financiera en la España de los 80 y 90.



El título lo dice todo, pero no es todo lo que es el libro. En el fondo, explica Ekaizer, se trata de un viaje por Chile político, desde los años del triunfo del Frente Popular hasta las últimas escaramuzas locales en materia de derechos humanos. Todo esto con Pinochet como hilo conductor de la narración.



La esperada novela de no ficción del periodista sale mañana miércoles al mercado, pero se presentará formalmente el 11 de septiembre en Madrid. La prensa europea espera el texto con expectación, no en vano incluye datos e información que hasta el momento han permanecido ocultos al público, sobre todo, dice Ekaizer, el entramado de negociaciones subterráneas que se tejió cuando Pinochet estuvo detenido en Londres.



-¿Cómo es que por 30 años has seguido la historia de Chile?
-Comencé a analizar la política chilena en los años 70. Vine a Chile en marzo del 73, cuando Carlos Prats era ministro del Interior. Un momento de gran interés, y de gran tensión. Después, con intermitencias, luego del Golpe militar. Reporteé sobre la dictadura, la resistencia a la dictadura, pasando por el plebiscito hasta el regreso a la democracia. En España y, en particular, en Madrid, la dictadura militar fue muy importantes para todos los partidos democráticos. Especialmente para el PSOE. Pero a partir de 1996, cuando se inician los procedimientos en la Audiencia Nacional española en torno a las violaciones a los derechos humanos en Argentina primero y, después, en Chile, he seguido con más atención todo el proceso. "Yo, Augusto" es la culminación de un trabajo de varios años.



-¿Por qué tuviste que ir tan atrás en la historia de Chile para enfrentar un tema que, básicamente, se acota a los últimos 30 años?
-Porque no se entiende el fenómeno de las violaciones a los derechos humanos y las posteriores dificultades en romper el entramado político y legal que impide conseguir la reparación y la justicia necesaria, sin abordar el legado político que existía en Chile desde mucho antes del golpe militar.



Ekaizer explica que existe un importante paralelismo entre la historia política de Chile y de España. El triunfo de la república española, del Frente Popular español, tiene similitudes con el triunfo del Frente Popular en Chile en tiempos de Pedro Aguirre Cerda. También considera necesario repasar la formación de los partidos políticos chilenos, donde él percibe una fuerte influencia europea.



Ernesto Ekaizer, autor de la biografía novelada Yo, Augusto




-Para entender mejor a "Yo, Augusto" ¿Hay que hacer ese recorrido desde el Frente Popular?
-Cuando terminé mi investigación periodística el año 2000 en Londres -con el regreso de Pinochet-, mi idea original era hacer un thriller con el arresto, relatando las escaramuzas diplomáticas, las equivocaciones, las tramas. Originalmente iba a ser un libro de 450 páginas; pero después, cuando Pinochet regresó a Chile en vez de frenar los procesos legales a los derechos humanos, se abrió un nuevo capítulo. Allí estaba el juez Guzmán estimulado por el arresto. Me vi en la necesidad entonces de hacer un libro más ambicioso, dirigido a un joven español de 20 años, que no sabe quién es Pinochet ni el lío que se armó con la detención de este señor en Londres. Por eso tengo que explicarle algo más.



"Traté de plantearme una historia paralela entre España y Chile, y acumulé material para situar las relaciones entre ambos países. De ahí el tema de los refugiados españoles de la Guerra Civil en Chile. Acumulé un dossier donde aparece el embajador en la República en Chile, Rodrigo Soriano, y otras personalidades, que son parte de la historia común de ambos países. Así partió...", cuenta Ekaizer.



-¿Cómo estructuraste el libro?
-A través de muchos personajes que guían la historia, algunos conocidos y otro no tanto. Hice más de mil entrevistas. Es un relato documental histórico que se sitúa en la narrativa, por ejemplo, de Truman Capote. No es una novela clásica de ficción. En parte, es un relato novelado de no ficción.



-¿Como "A Sangre Fría"?
-Exactamente. Todo el trabajo es documentado, no hay ningún invento, no hay novelación, pero es una novela porque narra no sólo las cifras, también los hechos, los nombres. Los ubica en un contexto. Es como cuando le preguntaron a Truman Capote sobre si existía el perro que corre por la llanura de Kansas, y él respondió: 'después de haber investigado por dos años, claro que existe, no es un perro inventado'. Lo mismo ocurre con "Yo, Augusto".



El periodista explica que efectivamente entrevistó a viudas, ministros, ex ministros, militares y a ex militares. "Los diálogos y los personajes también son fidedignos, son reales, los reproduzco después de una indagación. En fin ...".



Reflexiones de contrabando



-Con tanta documentación y actores que hablan en el libro...¿el autor toma distancia?
-Sí, sí, claro. Es una radiografía, un diagnóstico. Hay un flujo de los acontecimientos...



-¿En los que no intervienes para nada como narrador?
-Para nada: es un relato en tercera persona.



-¿Cómo abordas entonces la reflexión que uno supone?
-La reflexión se produce en forma más sutil. Cuando narro las sesiones de la Cámara de los Lores. Ror ejemplo, cuando Claire Montgomery hace la defensa de los actos de Estado, por los cuales se acusa a Pinochet, acude a un principio de derecho internacional desde tiempos inmemoriales, al principio o al concepto de "par in parem", en el sentido de que ningún Estado puede situarse por encima de otros. Esto es: "par in par non havec jurisdictio". Es muy interesante, ¿porque a un Estado dictatorial se le puede equivaler a un estado democrático? Usando este principio del 'par in parem, no se puede juzgar a una dictadura militar. Yo incorporé un texto maravilloso, la famosa crónica que hizo la filósofa alemana que vive en Estados Unidos, Hannah Arendt. Ella lo escribió para el New Yorker, a propósito del juicio de Eichman.



"Hannah Arendt fue enviada a Israel cuando Eichman fue secuestrado en Buenos Aires por el gobierno israeli. Lo llevan a Israel y lo juzgan. Esto ocurre en el año 60. La revista New Yorker la envía a Israel a cubrir el juicio. El abogado que defiende a Eichman sostiene la tesis del "par in parem". El Estado de Israel no puede situarse por encima y juzgar a otro Estado. Hannah Arendt sostiene en su crónica que es absurdo que el concepto de "par in parem", antiquísimo, pueda aplicarse a un Estado que ejecuta crímenes de Estado como política oficial, poniéndolo al nivel de un Estado que respeta los derechos humanos. En ese caso ella dice: 'algo no funciona'".



"Introduzco el caso de Eichman en "Yo Augusto", para explicar al lector lo que estaba intentando hacer Claire Montgomery en su defensa a Pinochet. Me pareció que nadie lo podría haber presentado mejor. Como decía Arendt, algo no funciona".



Sigue...



Ekaizer y el proceso a Pinochet: Gladys Marín rompió el statu quo

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)