Caso Spiniak: el secreto político guardado por el juez Calvo - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 02:59

Magistrado se reunió en privad

Caso Spiniak: el secreto político guardado por el juez Calvo

por 14 noviembre, 2003

A poco de asumir la investigación, el destituido ministro en visita se reunió reservadamente con el timonel de la UDI en un céntrico hotel de Santiago. El juez le hizo importantes ''revelaciones'' y le ''recomendó'' que la colectividad política se hiciera parte en el proceso. La información fue confirmada a El Mostrador.cl por el abogado del gremialismo.

Uno de los más perjudicados con la salida del ministro Daniel Calvo del caso Spiniak, luego que el Pleno de la Corte Suprema decidiera removerlo y pusiera en su lugar al ministro Sergio Muñoz, fue el partido de Pablo Longueira.



Desde que Calvo asumió la investigación del caso Spiniak, el timonel de la UDI -junto al abogado del partido, Gabriel Zaliasnik- dio un giro comunicacional de 180 grados. Después de sus bravatas y amenazas contra medio mundo, Longueira pareció tranquilizarse y dio paso a una serie de declaraciones "mesuradas" respecto del magistrado que reemplazó a la jueza Eleonora Domínguez.



Desde el primer momento en que Calvo tomó la investigación del caso, la UDI inició los acercamientos al entonces ministro titular, con el propósito de conocer "al detalle" las diligencias que había realizado su antecesora y las que, por cierto, pretendía comenzar a dictar el ministro en visita en la causa que tiene agarrados de las mechas a los gremialistas con sus aliados de Renovación Nacional. Todo, desde que la diputada Pía Guzmán rompió la "convivencia" al denunciar que dos senadores de la UDI habían participado en las fiestas locas del empresario Claudio Spiniak.



Según pudo conocer en exclusiva El Mostrador.cl, la tranquilidad de Longueira estaba cimentada en una reunión privada -junto a Gabriel Zaliasnik- con el juez Calvo. Reunión que fue solicitada por el abogado de la UDI al ministro, al día siguiente que fuera nombrado con dedicación exclusiva para el caso de pedofilia.



Según fuentes judiciales la reunión, que pasó inadvertida para los medios de comunicación, se concretó al mediodía del martes 14 de octubre, en el Hotel Plaza San Francisco. Lugar que fue elegido por Longueira y Zaliasnik al considerar que los lugares propuestos por el juez quedaban muy "expuestos" a la prensa que seguía los pasos del infatigable magistrado: su despacho privado en la Corte de Apelaciones o en el 33 Juzgado del Crimen.



La cita giró en torno a los avances de la investigación bajo la jueza Eleonora Domínguez y sobre el tema que, por esos días, mantenía en vilo a la UDI: la declaración que había prestado la diputada Pía Guzmán ante la magistrado, en la que podría haber entregado los nombres de los senadores gremialistas que habían participado en las fiestas del dueño del gimnasio Go Fitness & Spa.



Calvo, con la amabilidad que lo caracteriza, les comentó parte del proceso y, para tranquilidad del timonel de la UDI, le aseguró que, hasta donde había indagado, no habían ni políticos ni empresarios involucrados en el caso. Asimismo, según las fuentes que supieron de los pormenores del encuentro, el ministro les sugirió a sus interlocutores que se hicieran parte en la causa con el fin de tener, más adelante, acceso al sumario y conocer de cerca las diligencias que se irían decretando.



En la oportunidad, Calvo le reiteró a Longueira y Zaliasnik que, en su opinión, era "contraproducente" que se encontraran fuera del tribunal. El juez estaba preocupado que, por lo delicado del caso, se mal interpretara su "buena disposición", por lo que les insistió en que el mejor camino para conocer de la investigación era que la UDI se hiciera parte del proceso.



El encuentro fue confirmado a este medio por el abogado Gabriel Zaliasnik. "Efectivamente tuvimos una reunión con el ministro Calvo, en circunstancias en que se encontraba fuera de tribunales", señaló. Consultado porqué no se usaron los conductos regulares, es decir, los tribunales, dijo que quería evitarse un mayor revuelo periodístico, por lo que el Juzgado no era lo más prudente.



Según Zaliasnik, la cita fue solicitada para entregarle antecedentes del caso, pues tenían información que la vida de L.Z. corría peligro, hecho que no podían dejar pasar, por lo que era necesario adoptar medidas urgentes, pues "el menor estaba en manos de un frentista".



También confirmó que el ministro Calvo le sugirió que formalizara su participación en el proceso, para entregar todos los antecedentes al tribunal y poder tomar medidas de protección a favor del niño. "Recomendación que aceptamos y, después de la reunión, en la tarde, redacté la querella y nos hicimos parte del proceso", dijo el letrado.



Longueira y el abogado Zaliasnik se retiraron más que satisfechos de la reunión. Pocos días después la UDI se hizo parte en la causa. A poco andar, Calvo cumpliría su promesa de darles acceso al sumario. Pero el ministro, para no levantar suspicacias por su inédito proceder en una causa criminal de estas características, optó por dar conocimiento parcial del proceso a todas las partes, incluido el abogado de Claudio Spiniak, Luis Hermosilla.



Con la situación más o menos controlada, la UDI volvió a respirar con cierto alivio: tenía como aliado nada menos que al juez "imparable". Fue en esos momentos cuando el edil de Santiago y presidenciable de la Alianza por Chile, Joaquín Lavín, sostuvo orondo: "ven que no me quemé las manos".



La caída de un imparable



Lamentablemente para la UDI, "el tejado de vidrio" del ministro Calvo terminó por ceder. Pese a sus secretas inclinaciones sexuales, el juez no se había inhabilitado y decidió seguir adelante con la investigación pues, en su opinión, las visitas a saunas gay no lo inhabilitaban para continuar juzgando "una causa criminal y no moral", tal como lo manifestó antes de salir de escena en medio del escándalo.



Pero el error de cálculo no sólo debe achacarse a Calvo. Su homosexualidad no era, en realidad, el secreto mejor guardado del ministro. Ese "pequeño gran detalle" -dicen fuentes judiciales- era un secreto a voces que recorría los pasillos de la Corte. "Cuando se supo que Calvo fue elegido para investigar el caso Spiniak, muchos sabíamos que sería una bomba de tiempo. Porque sólo faltaba que alguien revelara las entretenciones privadas del ministro. Y así ocurrió. Sebastián Rodríguez, movido por un desconocido objetivo, fue quien hundió al acorazado Calvo".



Desde que Rodríguez inició su acoso, Daniel Calvo dejó de dormir tranquilo. El jueves 30 de octubre perdió la paciencia y llamó, cerca de las 21 horas, a los detectives asignados al caso y los convocó de urgencia a su domicilio para ponerlos al tanto de la situación que lo está martirizando.



Fue ese mismo jueves el día que el ministro tomó -demasiado tarde ya- la decisión de dejar la investigación. Según cercanos a Calvo, "lo que más le preocupaba, en ese momento, era su familia y cómo enfrentar la situación en la Corte".



Terminada la reunión, a eso de las 23 horas, los detectives partieron inmediatamente en la búsqueda de Rodríguez, a quien ubicaron en el sauna de Ernesto Reyes 075. Después de media hora de espera, apareció Sebastián. Los detectives Sandro Gaete y Abel Lizama, le consultaron por las razones que tenía para "intimidar" al juez. El reconocido homosexual no se amilanó ante los detectives y les respondió que no le interesaba conversar con ellos, sino que con "Daniel".



Además, Rodríguez les comentó a los detectives "de los particulares gustos del magistrado" y de su asistencia regular al sauna que regentaba. Ante esta revelación, los policías le habrían señalado que dichas declaraciones eran graves y que afectaban, nada menos, que a un juez de la República, conminándolo a que realizara la denuncia de rigor. Para lo cual le proponen tres alternativas: ante la Corte Suprema; de Apelaciones; o en el Cuartel Central de la policía civil. Caminos que Rodríguez rechazó, según fuentes policiales.



Apoyo ecuménico



El viernes 31 los detectives entregaron un completo informe de Rodríguez a Calvo, el que incluía fotografías y las llamadas realizadas. Calvo reconoció de inmediato a "su niño" en las fotografías entregada por los policías. Después de pensarlo unos instantes, decidió pedir "ayuda a sus pares". Fue así como, ese mismo día, cerca de las 12 a.m., el juez recorrió los despachos de varios supremos y de miembros de la Corte de Apelaciones, para contarles su "drama" y que estaba decidido a dejar el caso. Estaba acorralado.



De este modo, cuando el ministro hizo la declaración pública de que había asistido a un sauna y estaba siendo objeto de una "extorsión encubierta"- no tomó tan de sorpresa a sus superiores. Por ello no fue casual la reacción corporativa que tomó la Corte Suprema, ni el hecho de que fuera el ministro Alberto Chaigneau -uno de los hombres más duros de la Corte Suprema y reconocido schoenstattiano- fuera el primero en salir en defensa de su colega. Lo mismo hizo Marcos Libedinsky (de reconocida ascendencia sobre la comunidad judía) y Hernán Álvarez (cercano al Opus Dei). "Los tres poderes que rigen la Corte suprema", comenta una fuente.



El que se hiciera público que Calvo frecuentaba saunas gay fue un golpe que remeció los tribunales, que se habían librado de los remezones que han sacudido recientemente al Ejecutivo, Parlamento y a la iglesia católica. Si bien no pilló de sorpresa a la magistratura, si le dolió, razón que hace suponer que el "responsable" del bochorno no será perdonado fácilmente.



El Pleno de la Suprema decidió actuar con tranquilidad. La suerte de Calvo ya estaba echada. No se convocó a pleno extraordinario porque la decisión estaba tomada: Calvo salía del caso y su proceder sería juzgado por la comisión de Ética de la Corte Suprema.



Sin embargo, el panorama que deberá enfrentar a mediano plazo la Corte Suprema no es muy auspicioso. El apoyo inicial que los supremos le entregaron a Calvo, fue en realidad un homenaje póstumo y mediático. La debacle que provocó el escándalo echó por tierra la trabajosa limpieza de imagen en que venían trabajando los jueces. Calvo era un ícono de probidad. Un juez intachable, católico, conservador y con una familia "bien" constituida.



Con el desliz del ministro Daniel Calvo, otros miembros de la autodenominada "Logia Rosa" del Poder Judicial, creen que les "llegó su hora", ya que la Corte Suprema podría iniciar una "razzia" contra ellos.



La mano dura comenzó con el rechazo de los supremos a lo que el juez Calvo informó sobre aspectos de su vida personal. Los integrantes del máximo tribunal lo consideraron insuficiente.



Según los análisis que realizan entendidos en el tema, si Calvo hubiera entregado nombres de quienes solían acompañarlo a saunas gays y si dentro de éstos incluía a personajes del mundo judicial, sus carreras se verían bloqueadas: los ascensos podrían sufrir un grave congelamiento; ser designados en cargos o tribunales de bajo perfil; y, en el peor escenario, expulsados u obligados a renunciar al Poder Judicial.



Pavo real



Este análisis lo comparte la mayoría de los judiciales que conocen bien al ministro Daniel Calvo, quienes aseguran que al interior de la Corte se sabía que era homosexual, aunque "él siempre andaba haciendo alardes de su virilidad y señalaba con el dedo a los gays de la Corte".



Las mismas fuentes comentaron a este diario que "en una oportunidad cuando Calvo era relator en la Suprema llegaron dos relatores homosexuales a la Corte de Apelaciones. El ministro se les acercó y con un tono sarcástico les espetó: "acá no se aceptan señoritas, así que tomen sus maletas y váyanse". Actitud que molestaba a ya que "él no tenía autoridad para hacer eso", agregan.



El ministro Calvo era tan descuidado en sus salidas a saunas gay, que no solo Sebastián Rodríguez conocía su secreto, en una oportunidad fue visto por otro funcionario en un sauna para homosexuales en pleno centro de Santiago. "Tal fue la sorpresa de ambos que sólo un saludo nervioso y de sorpresa congeló el ambiente", confiesa otro consultado por este medio.



___________________________





Artículos relacionados:



Caso Spiniak: CNTV formula cargos contra 2 canales (11-11-2003)



Arremetida judicial de Pía Guzmán en querella de la UDI (10-11-2003)



UDI expone en la web antecedentes sobre maniobra del caso Spiniak (8-11-2003)



Spiniak: informes del SML revelan que menores no serían confiables (6-11-2003)



Denunciante del juez Calvo extorsiona a su lista de 'clientes' (6-11-2003)



Suprema no sancionó a jueces que se reunieron con Insulza (6-5-2003)



Lagos reitera necesidad de diálogo entre poderes del Estado (5-5-2003)



Lavín califica como 'imprudente' encuentro entre Insulza y jueces (29-4-2003)



La derecha le muestra 'tarjeta amarilla' al gobierno (29-4-2003)



Convite Insulza-ministros: Escándalo sólo de imagen (29-4-2003)



Garrido evalúa encuentro de Insulza con jueces: ''no es adecuado'' (28-4-2003)



Insulza descarta presiones a miembros del Poder Judicial (27-4-2003)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)