viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 19:20

Habla en exclusiva el oficial

Caso Matute: fuertes criticas del Mayor Ovalle al alto mando

por 5 marzo, 2004

En entrevista con El Mostrador.cl, el ex oficial de Carabineros, explicó que la institución nunca le perdonó que su señora presentara un escrito en contra del General Director Alberto Cienfuegos. Sobre la ayuda que le prestó la polémica maqueta, construida por la familia Araos, dijo que nadie comprendió su gestó, menos el mando institucional.

El mayor de Carabineros Andrés Ovalle se hizo cargo del caso Matute, tan sólo siete meses después de la desaparición del joven universitario. Poco tiempo después, fue marginado por las criticas que recibió, debido a la estrecha cooperación que prestó a las familias de los siete procesados por obstrucción a la justicia.



El día 15 de febrero debió dejar la institución para siempre. Fue llamado a retiro por motivos de salud. El ex uniformado, quien conversó en exclusiva con El Mostrador.cl, dice estar profundamente molesto, porque lo han "basureado.



- ¿Qué significo para Ud., la aparición del cuerpo de Jorge Matute Johns?



-Una situación de alivio, desde todo punto de vista. Porque creí o pensé que se iba a dar en muchos años más. Tanta cosa, tanta diligencia errónea. En lo personal a mí nunca me dieron orden de buscar a este joven, sino investigar qué es lo que había ocurrido. Yo no tenía facultades para rastrear. Además el mando de la institución no me dio ningún tipo de recursos. Tampoco conté con las ordenes necesarias o suficientes del tribunal para realizar otro tipo de diligencias.



- En lo personal, ¿qué se siente ser tan criticado?



-Respetando el dolor que han sentido (la familia Matute) por la pérdida de un ser querido, por tanto tiempo, hay que analizar también que ellos han dañado a muchas personas, en la forma de actuar, de referirse a muchas personas, especialmente a mí. Hay que recordar que el señor Alex Matute dijo muchas cosas. Que me había vendido, que había hipotecado a la institución; no sé en qué se basó para decir eso. Fue muy triste saber que mis hijos habían escuchado las declaraciones de este señor. Yo lo único que hice fue buscar la verdad, para saber que había pasado con su hermano.



- De sus palabras, ¿podemos desprender que vienen acciones legales?



-Yo no he pensado en la acción legal. Sería mejor una buena disculpa o un buen perdón; yo quedé en tela de juicio. Me basurearon mucho, incluso que estaba ligado al caso Gate. Que parte de ese caso era para pagarme. Entonces, usted comprenderá cómo se siente la impotencia.



- No cree que muchas de las dudas que pesan sobre usted, afloraron luego de esa famosa maqueta que recibió de la familia Araos, y que replicaba la discoteca La Cucaracha.



-La famosa maqueta nunca ha sido incorporada al proceso. Porque no la entregué. Permaneció conmigo por tres semanas, y cuando demolieron La Cucaracha, yo pensé entonces pensé en la maqueta que me habían entregado. Por eso en ese momento se la llevé a la magistrado. Esa era la única forma de mantener todavía vivo el sitio del suceso. Y gracias a Dios que existía esa maqueta, porque es una replica exacta. No es nada que obstruya, como se estaba haciendo. Incluso eso sirvió para que después la magistrada ordenara la confección de otra réplica a Investigaciones, porque a nadie se le había ocurrido.



- ¿Está tranquilo? ¿Siente que cooperó como debía?



-Hay tantas cosas que yo sé, que las di a conocer al tribunal, y a la cámara de diputados cuando fui citado; más que citado fui invitado y, lamentablemente, mi institución, el alto mando institucional, ocultó mi invitación. La familia Matute debería preguntarle al alto mando por qué ocultaron mi invitación.



-Volviendo al tema de la maqueta, ¿siente que fue incomprendido?

-Nadie lo entendió. Menos el mando institucional, que soluciona los problemas sancionando o dando de baja o llamando a retiro. Hay muchas cosas que yo tengo que decir. Situaciones que voy a comprobar, que me ocurrieron durante este caso, y que terminaron provocándome una enfermedad crónica que no se me reconoció en un momento determinado, por la cual estoy peleando para que se me reconozca el derecho a salud.



- ¿Considera que fue abandonado progresivamente por su institución?.



-A mí no me perdonaron nunca que mi esposa presentara un recurso de protección a mi favor y en contra del general director. Que mi esposa hablara que el mando institucional mentía. Decían que me habían entregado todos los elementos para la investigación y eso no es efectivo, no es verdad. Cuando el general director contestó el recurso de protección, dijo que se me habían entregado muchos elementos. Es mentira. Es una cosa estúpida que diga que se me entregó un teléfono celular... eso se le entrega a todos los comisarios. Además yo no tuve dedicación exclusiva en este caso. Aparte de mis labores en la Segunda Comisaría de Talcahuano, tenía que dedicarme al caso Matute.



- A su juicio, ¿cómo está llevando la solución policial el ex comisario Barraza?.

-Esta sobre la base de mi argumento. Por ejemplo, en relación a su secuencia cronológica, eso lo hice yo en el primer informe, que lo entregué en noviembre del 2000. Y eso se basa en las declaraciones de las niñas Maldonado León y de Gerardo Roa. La solución estaba ahí mismo. La investigación no debió haberse prolongado en el tiempo. No existen los crímenes perfectos: existen las investigaciones y los procesos mal llevados.



- ¿Por qué no se ha tocado a Bruno Betanzo en el caso? ¿Al que usted señaló como el principal sospechoso, junto a los guardias de la discoteca?



-Lo desconozco. En lo personal nunca tuve una autorización legal, por lo tanto no lo pude hacer. Yo podía plantear una hipótesis, antecedentes, pero nunca tuve una orden para interrogar a Betanzo ni a los guardias.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV