viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 19:20

Defensa se cuadró con princip

Abstinencia: el arma de las tropas chilenas para evitar Sida en Haití

por 11 marzo, 2004

A pesar que el ministerio de Salud realizará una masiva campaña para la utilizar el preservativo, como prevención ante el contagio del VIH, las instrucciones que recibieron la tropas que partieron a Haití fue de abstenerse de tener relaciones sexuales. Jefe de sanidad del Ejército explica por qué los uniformados no llevaron condones.

En la actualidad, uno de cada 20 haitianos tiene Sida. Su vida sexual la inician en promedio a los 12 años, y ya ostentan el grado de ser uno de los países con más alto índice de personas enfermas de VIH, después de los países del africa subsahariana y el primero de América.



Bajo este cuadro, no es un misterio que a la ingobernalidad de dicha nación, los más de 300 soldados chilenos, deberán sumar el enfrentamiento con el flagelo del Sida. Una de sus misiones será evitar el contagio con el virus, ya que es algo que no podrán detectar en el corto plazo. Cabe recordar que estarán alejados de sus esposas, parejas y pololas, a lo menos 90 días.



Para conocer la política y doctrina con que fueron aleccionados los miembros del Ejército que partieron a Haití, en entrevista con El Mostrador.cl, el General de Brigada y Jefe de Sanidad del Ejército, Ricardo Felip Imperatore, profundizó sobre el tema.



- A la tropa que hoy se encuentra en Haití, ¿se le dictó alguna charla informativa para prevenir el Sida?



-Nosotros tenemos regularmente charlas de prevención del Sida en nuestras instalaciones. Pero específicamente, en el tema de la tropa, lo único que se puede indicar en una situación de este tipo, es la abstinencia. No hay medidas preventivas eficaces para controlar el Sida, en una población con alto riesgo de enfermar. Las indicaciones son abstenerse de tener contacto sexual con la población. Esto además se acompaña de medidas de reforzamiento por parte del personal de sanidad.



- Es decir, no se entregaron preservativos para prevenir el contagio del VIH.



-No podríamos tener una actitud ambivalente, en el sentido de prohibir y recomendar. La política del Ejército es prohibir el contacto con la población.



En este sentido, el General Felip agregó que promover el uso del preservativo sería un contrasentido, dado que si se estimula una política de abstinencia, no se pueden estar "dando los elementos para quebrar dicha política".



- Pero, de todas formas, ¿no cree que es un elemento necesario?



-Yo creo que no es necesario, en la medida en que la gente que esta allá entienda el riesgo que corre su salud. El uso de preservativos no es un método 100% seguro para prevenir una enfermedad de este tipo.



- ¿Cómo está funcionando actualmente la prevención del Sida en su institución?



-La prevención está orientada a cómo prevenir la infección con el VIH y obviamente que eso está en los aspectos formales, que significan la abstinencia cuando no se tiene una pareja fija, una pareja única y la fidelidad a la pareja cuando esta existe. Eso, además de ser coincidente con muchos aspectos de orden ético y moral, son claramente las medidas que previenen la infección del Sida. El uso del preservativo no es una política institucional definida.



- En el caso de Haití, ¿las recomendaciones de Naciones Unidas van en el mismo sentido?



-La mismas. En todas las áreas donde la infección de Sida es muy alta, el riesgo de enfermar es directamente proporcional. Hay que considerar que puede darse que el contacto sexual se realice en condiciones no normales, por lo tanto, el uso del preservativo en estas condiciones no va a ser el adecuado. Y además está comprobado que su seguridad de uso es limitada: no alcanza al 100%.



- Por las características del VIH, no se podrá detectar en el corto plazo si un soldado llega o no contagiado. ¿Cuál será la política sanitaria, entendiendo que muchos de ellos tienen familia?



-Esperemos que no pase nada. Que cumplan las indicaciones que se le han dado. Pero en lo que respecta a toda nuestra tropa, el cuadro permanente, anualmente se le hace un examen de Sida para verificar si ha adquirido algún tipo de contagio, con el fin de tratarlo en forma prematura. Probablemente vamos a hacerlo al regreso de las tropas, dado que es nuestra política normal.



- Al margen de las tropas en Haití, ¿qué pasa con los contagiados al interior del Ejército?



-A la persona contagiada se le provee de los medicamentos, hasta que su condición física no pueda cumplir con las exigencias del servicio.



- En la Fach, un cabo tiene una demanda contra la institución, porque consideran que el estar contagiado es una "enfermedad invalidante". ¿Coinciden con ese criterio?



-Sólo cuando se desarrolla la enfermedad. Lo que nosotros detectamos es la infección y la tratamos cuando aparece.



- Entonces, ¿se le puede llamar a retiro cuándo aparece la enfermedad?



-Ahí se le puede llamar a retiro.



- ¿Se ha dado de baja a personal infectado?



-No estamos dando de baja a personal infectado.



- El estar contagiado ¿afecta su situación al interior de la institución?



-No ha habido ningún caso en que afecte su carrera.



- Tiene algún porcentaje de infectados en el Ejército



-No tengo la cifra exacta. Pero nuestra política de control de la enfermedad, que lleva muchos años, ha tenido un efecto beneficioso para que nuestros casos de Sida sean bastante pocos.



- Volviendo al tema de Haití, ¿hay conductas personales que pueden vulnerar la abstención?



-La política es abstención y eso es riguroso. Ahora dentro de las conductas personales, obviamente que uno no puede asegurar que la abstención en estas condiciones se cumpla en un 100%. Yo espero que si, pero aquí hay responsabilidades individuales.



- De todas formas ¿se les recomendó "extraoficialmente" el uso de preservativos?



-No hay oficialmente ningún tipo de preservativos que hayamos llevado. Como le digo, la política es abstención y, por lo tanto, no le podemos dar la "salida" a la política que se les dio.



El oficial explica que el Sida es sólo uno de los problemas de enfermedades de trasmisión sexual con que las tropas se encontrarán en Haití. Explica que "si bien el Sida es el que más nos aproblema, por su larga data de aparición, ya que no lo vamos a advertir bastante tiempo después, van a aparecer también enfermedades de incubación de periodos cortos, como la sífilis u otra". El uniformado aclara que por estas situaciones los uniformados no serán estigmatizados.



- ¿Qué mensajes le envía a las familias de los soldados?



-Cualquiera persona que, a pesar de las instrucciones que se den, tuviera alguna desgraciada enfermedad de contagio, de orden sexual, va ser siempre responsabilidad de la institución apoyarlo en su enfermedad, mientras esté en condiciones de servir al Ejercito.


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV