martes, 17 de julio de 2018 Actualizado a las 21:05

Militantes esperan un acuerdo

Negociaciones para lista de consenso en RN no están desahuciadas

por 25 marzo, 2004

Aunque ya se inscribieron dos listas, nadie descarta que en el Consejo General del 3 de abril se pueda, todavía, consensuar una directiva que represente a todos los sectores y cumpla los objetivos que el partido requiere.

Con la inscripción de las listas que postulan a encabezar Renovación Nacional, la colectividad no recuperó la calma. El problema es que ninguna de las dos es representativa de todas las corrientes que conviven al interior del partido, lo que podría generar que, a medida que pasan los días, se comiencen a producir bajas en la opción encabezada por el ex senador Sergio Diez (Lista A), ya que no todos sus integrantes se definen como piñeristas.



Si bien, la lista B -encabezada por el senador Baldo Prokurica- está integrada notoriamente por representantes del sector duro de RN, es, por la misma razón, la más afín. Su adversaria, presidida por Diez, en cambio, es más diversa y algunos de sus integrantes se declaran abiertamente más lavinistas que piñeristas, como es el caso concreto del senador José García Ruminot.



Aunque hay quienes creen que, a pesar de eso, la probabilidad de que se pueda alcanzar una lista de consenso es muy baja, estiman que de ocurrir, la instancia más apropiada sería el Consejo General convocado para el 3 de abril. De no ser así -dicen-, el panorama posterior a la competencia no cambiará respecto de la situación existente, antes de la salida de Sebastián Piñera.



Esto porque las dos listas estrían lejos de generar consenso porque ninguna cumpliría con los objetivos que se requieren para esta etapa que atraviesa el partido. Por un lado, la lista A está claramente relacionada con el ex timonel -plantean-, y pese a que el ex senador Diez concita un gran respeto al interior de Renovación Nacional, nada asegura que sea capaz de restablecer las confianzas perdidas. Justamente, los duros la relacionan directamente con Piñera.



Por otra parte, -opinan los detractores de ambas listas, que estaban por una opción de consenso- es difícil que Diez logre impulsar una fuerte campaña municipal, incluso no faltan los que no descartan que el ex presidente sea quien apoye al ex parlamentario en esa tarea.



Con todo, plantean que lo más probable es que de haber competencia, sea Sergio Diez el que la gane por lejos, pero recuerdan que existe también una alta posibilidad que al no ser apoyada por todos los parlamentarios, se encuentre teniendo que enfrentar una oposición similar a la que se le impuso a Piñera, de parte de ese sector de la colectividad.



En tanto, el caso de la lista encabezada por Prokurica no es tan diferente, porque está integrada por representantes del sector duro del partido y se le hará difícil restablecer las confianzas internas, uno de los principales aspectos que argumentan quienes postulan la necesidad de levantar una mesa de consenso.



La última palabra no está dicha



Por su parte, el senador José García Ruminot, quien se declara más lavinista que piñerista, planteó que tiene una confianza total en lo que puede hacer por el partido el ex senador Diez, y que lo único que lo haría desistir de continuar en la lista que encabeza el ex parlamentario, sería que se insista en decir que esta alternativa "es de Sebastián Piñera", porque a su juicio no es así.



Sin embargo, añade que en su opinión es el propio ex presidente quien tiene la responsabilidad de que se diga que la lista A es suya, ya que Piñera ha contribuido a acrecentar este error, a través de las declaraciones que ha hecho en distintos medios, en las últimas horas. En ellas -dice García-, "ha dejado traslucir que la lista es de él y eso no es así".



De allí que señale que existe la posibilidad de que se siga intentando generar una directiva de consenso y que incluso él mismo se baje de la lista en pos de ello, "sobre todo en la medida que exista la manipulación sobre la lista del ex senador Sergio Diez". Por lo que instó a Piñera a permitir que los militantes expresen su opinión y confíe en ellos, agregando que está bien que apoye a la lista A, siempre que la deje en libertad de acción.



Aunque García no le teme a la competencia, pues estima que tiene muchos aspectos positivos, señala que sin duda sería bueno llegar a consenso, porque el competir está provocando que el partido se atrase en el nombramiento de los candidatos a las municipales.



En este contexto, está claro que aún falta mucho por escribir en el episodio de las elecciones internas de Renovación Nacional, y que cualquier cosa es posible hasta el día de las elecciones.





__________________

Artículos relacionados:



Competencia total trae de regreso fantasma del quiebre en RN (24 marzo 2004)




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV