viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 19:20

''La minoría sigue siendo mino

Con rostros los disidentes lograron un tercio del Consejo DC

por 29 marzo, 2004

Aunque la estrategia de los opositores a la mesa directiva que encabeza Adolfo Zaldívar dio resultados, en términos de personeros electos, al interior de la colectividad quedó la sensación de que todos estos años la gente joven sólo ''guardó cupos'' a quienes hoy decidieron volver a la política. Juventud de la colectividad pide tiraje a la chimenea.

La estrategia de presentar a rostros históricos a las elecciones para el Consejo Nacional de la Democracia Cristiana, dio resultados a los opositores a Adolfo Zaldívar. Gutenberg Martínez volvió con la primera mayoría a la política contingente y los disidentes a la mesa colorina, logrando, con sus ocho personeros electos, "dejar de ser una caja de resonancia" al interior del organismo.



Así, además de Martínez, Francisco Frei, María Rozas, Osvaldo Badenier, Ximena Rincón, Claudio Huepe, Eliana Caraball e Ignacio Walker intentarán hacer el peso a las, hasta ahora, decisiones unánimes en el Consejo Nacional.



Por los colorines, en tanto, salieron electos como consejeros Alejandra Sepúlveda, Marcelo Ortiz, Myriam Verdugo, Gonzalo Duarte, Enzo Pistacchio, Hernán Bosselin y Waldo Mora. Aunque postularon como independientes, el ministro de la Vivienda, Jaime Ravinet, y el subsecretario de Gobierno, Patricio Santa María, también elegidos, son vistos como "votos que se suman" a la mesa colorina.



De los que compitieron como disidentes, todos era viejos conocidos, lo que auguraba buenos resultados y una "pelea voto a voto con los colorines, quienes también presentaron a sus mejores cartas.



Sin embargo, varios militantes de la DC salieron damnificados en esta competencia. No porque no salieran electos, sino porque ni siquiera pudieron competir. Esto generó la molestia de algunos sectores, que ven que al interior de la decé es cada vez más difícil un tiraje a la chimenea, pues cuando parece darse, en realidad son "sólo delfines que guardan el puesto a sus jefes, hasta que éstos deciden volver".



De hecho, la Juventud de la Democracia Cristiana presentó un voto político en la Junta Nacional, para limitar las repostulaciones en los cargos, tanto al interior de la colectividad, como en aquellos de elección popular.



Sin embargo, según explicó el presidente de la JDC, Marcelo Chávez, la Junta decidió que deberá ser el Consejo Nacional el organismo que analice el tema, debido a la complejidad de la propuesta: la idea establecía que los senadores podrían repostular sólo una vez a sus cargos y el resto de dirigentes máximo dos veces. Esto con el fin de dar un paso hacia el ansiado tiraje a la chimenea al interior de la falange.



Correlación de fuerzas



En la madrugada de ayer domingo, tanto colorines como disidentes celebraban sus victorias. Mientras los seguidores de Adolfo Zaldívar festejaban el seguir siendo mayoría, sus contrincantes hacían lo propio por haber logrado un número importante de consejeros del sector.



Así mientras los disidentes aseguraban que el Consejo Nacional ya no sería un "eco de resonancia de los colorines", el presidente de la DC aseguraba que "las mayorías son las mayorías y las minorías son las minorías. A veces cambian, pero esta vez no cambió. O sea que la sentencia de mi querido amigo Jaime Mulet sigue cierta".



Las cuentas alegres de Zaldívar se deben a que de los 43 integrantes del Consejo Nacional (compuesto por los ocho miembros de la directiva, los 13 presidentes regionales, el jefe de la bancada de senadores, el jefe de bancada de diputados, 18 electos por la Junta y el presidente de la JDC), 28 son colorines, 14 disidentes y el resto independientes.



Pese a ello, en algunos sectores de la disidencia explicaron que ahora, en vista de la renuncia de Alejandra Sepúlveda -que dejó su cargo para entrar al Consejo- y de Pedro Araya -quien asumirá como presidente regional-, al menos en uno de esos cargos debiera integrarse algún nombre de la disidencia.



Sin embargo, Zaldívar fue enfático al rechazar la petición. "La mayoría tiene que gobernar de acuerdo a un criterio, respetando a las minorías, valorándolas y en eso he sido muy democrático; pero no hay que perder nunca la eficacia. Vamos a tener que conversar por quién lo reemplazamos, pero la mayoría tiene que estar donde tiene que estar la mayoría y la minoría tiene que estar donde está la minoría, y eso es lo democrático".



Junta apoyó a Zaldívar



Ayer Zaldívar agradeció el respaldo de la Junta Nacional a su gestión y aseguró que en el voto político de la colectividad esto se vio reflejado. Aquello, porque entre otras atribuciones, la Junta respaldó a la mesa en el tema de las negociaciones municipales.



El voto político de la colectividad consta de cinco puntos. El primero de ellos respalda la decisión de la mesa directiva en concentrarse para la campaña municipal de octubre. "A este fin, la DC ofrece a la ciudadanía sus mejores hombres y mujeres como candidatos a alcaldes y concejales, personas entregadas por querer un mejor barrio o un mejor pueblo. Inspirados por valores cristianos y orientados al bien común, nuestros candidatos escucharán, dialogarán y se mantendrán en estrecho contacto con las necesidades en cada comuna del país".



El segundo voto político de la colectividad dice que "en esta campaña municipal la DC movilizará a todos los militantes y adherentes; convocará a los independientes y trabajará con los partidos de la Concertación para alcanzar un rotundo triunfo electoral, en octubre del 2004, que asegure un nuevo gobierno de la Concertación".



El tercer acuerdo de la colectividad es que su prioridad será la campaña municipal, postergando el tema presidencial, tal como ha insistido Zaldívar. "Nos abocaremos a las esperanzas y el futuro de todos y cada uno de los hombres, mujeres, jóvenes y ancianos de nuestro país y, por lo mismo, nos abocaremos prioritaria y exclusivamente a la campaña municipal, postergando todo anticipo de carrera presidencial entre nosotros. En este sentido, requerimos similar conducta a los demás partidos de la Concertación".



El cuarto voto faculta a la mesa directiva para terminar el proceso de negociación con la Concertación y fijar la política de pactos y subpactos para completar la selección de los candidatos a alcaldes y concejales, "haciendo los ajustes que sean necesarios para el éxito del proceso, llevando sus propuestas para la aprobación del Consejo Nacional".



En el quinto voto se insiste en impulsar el royalty a la minería y a buscar una solución al endeudamiento de las Pymes.



"La DC reitera su compromiso de apoyo al gobierno del Presidente Lagos, a fin de culminar exitosamente este mandato presidencial; señala a su vez su intención de apoyar nuevas iniciativas a favor del pueblo chileno, como es el caso de impulsar el royalty a la minería; el apoyo decidido a solucionar el endeudamiento de las Pymes y de la agricultura familiar campesina; los derechos de la familia, especialmente de nuestra mujer chilena, y la aprobación de las iniciativas que hemos presentado para mejorar la situación de los adultos mayores de Chile, especialmente, lo referente a pensionados, montepiados y el daño previsional".



Artículos relacionados:



Disidentes y colorines celebran triunfo en elección de consejeros



Con desaire a Frei, la DC lanzó campaña municipal



Elecciones de consejeros marcan inicio de Junta Nacional de la DC






Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV