La encrucijada de Pedro Sabat: El desafío de Santiago o el éxito fácil - El Mostrador

Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizado a las 18:12

Los titubeos del alcalde de Ñu

La encrucijada de Pedro Sabat: El desafío de Santiago o el éxito fácil

por 10 abril, 2004

En conversación con El Mostrador.cl, el alcalde de Ñuñoa se permite ironizar sobre los precandidatos de la Concertación por Santiago, defiende la gestión de Joaquín Lavín y asegura que está cómodo en su actual cargo que, día a día, le da múltiples satisfacciones en el aspecto humano. Pero, principalmente, trata de no manifestar ansiedad ante la eventualidad de ser candidato a suceder al presidenciable de la derecha en la capital.

A Pedro Sabat Pietracaprina (50) le aflora su ascendencia italiana en cada frase y cada gesto, y la impetuosidad con que asume las actividades diarias hace difícil seguirle el tranco, aseguran sus colaboradores en la Municipalidad de Ñuñoa. El edil más emblemático de Renovación Nacional se mueve en su alcaldía como si estuviera en casa, por lo que es fácil creerle cuando asegura que su primera opción es seguir en la comuna. Sin embargo, también le atraen los desafíos y todo parece indicar que Santiago tiene un letrero gigante que anuncia: "se busca alcalde".



Observando la prudencia con que se maneja frente a la polémica suscitada respecto de si será él o Raúl Alcaíno el candidato por Santiago, se percibe que está frente a la disyuntiva de dejar una posición segura, en la que puede permanecer sin demasiado esfuerzo -basándose en la alta votación que tuvo en la elección pasada-, o jugársela por un nuevo reto que bien podría dejarlo sin pan ni pedazo. Dilema que, por cierto, jamás admitiría, pues sería un rasgo de debilidad que su carácter le impide develar.



Por el contrario, Sabat sostiene, en todos los tonos posibles, que lo que de verdad quiere es continuar su gestión en Ñuñoa, desarrollando los muchos proyectos que ha implementado durante dos administraciones sucesivas. Tampoco es exageración que los ñuñoínos no quieran dejarlo partir. De hecho, desde que se hizo pública la probabilidad que compita por Santiago, los habitantes de la comuna aprovechan las actividades públicas de Sabat para pedirle que no se vaya.



Lo que quedó de manifiesto el jueves pasado, cuando despedía a un grupo de adultos mayores, que partía a San Sebastián, auspiciado por el municipio. Mientras el edil hablaba, uno de los viajeros, a voz en cuello, lo instó a no dejar la alcaldía de Ñuñoa lo que fue respaldado con un largo aplauso por los cerca de cien adultos mayores que viajaban a la costa. Colaboradores de Sabat aseguran que escenas como esa se repiten desde que trascendió que podría emigrar a Santiago.



El presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades es conocido dentro de Renovación Nacional por su carácter fuerte y por expresar sus opiniones de manera abierta. Si bien es liberal no integra ninguna de las facciones que existen en el partido o que surgen ocasionalmente, en respuesta a sucesos internos determinados, por lo que resulta difícil encasillarlo, lo que no parece incomodarle. De hecho, asegura que no le ha dado su apoyo explícito a ninguna de las dos listas en competencia en la lucha interna por la dirección de RN.



Respecto a Joaquín Lavín, estima que el alcalde de Santiago ha hecho una gestión "muy buena" en la comuna, se cuida de no hacer críticas y lo defiende de los ataques de la Concertación.



¿Qué proyectos que no se hayan implementado en Santiago ofrecería desarrollar usted si fuera el candidato oficial para suceder a Joaquín Lavín?
Desde el punto de vista profesional, tengo que decir que la gestión de Lavín es eminentemente buena, muy buena. Lo que pasa es que ha habido un bombardeo permanente, de parte de la Concertación, para desacreditarlo en términos de su candidatura presidencial. Pero no me cabe duda que si uno mira las cifras, si estudia seriamente el asunto más allá de la imagen pública que se pretenda crear, la gestión de Lavín ha sido muy buena. Tanto es así, que si hoy día se presentara (a alcalde) -diciendo que va a ser candidato presidencial- solamente para ver si se aprueba o no se aprueba su gestión, un 67 por ciento de la gente vota por él, ahora ya, sabiendo que es candidato presidencial y sabiendo que no va a ser alcalde. Solamente para respaldar su gestión.



Entonces ¿Qué significado tiene ser su sucesor?
Significa que el desafío es continuar con esa tarea, entendiendo que los habitantes de Santiago son los que tienen la prioridad para un alcalde y no los que vociferan por la prensa y viven en Lo Barnechea.



¿Le parece válido anunciar que de ser candidato, y quizás luego alcalde, su gestión sería de continuismo?, considerando que diga lo que diga la derecha también hay quienes sostienen que Lavín no lo ha hecho bien...
Le insisto, lo único objetivo que yo tengo es una encuesta de primer nivel que indica que el 67 por ciento de la gente está dispuesta a votar por Lavín aunque saben que no va a seguir siendo alcalde. Eso me demuestra que la gente, obviamente, está dispuesta a apoyar su gestión y que la consideran buena, eso es evidente. Entonces, los que puedan decir una cosa diferente sinceramente se equivocan o lo hacen de mala fe.



Aún cuando usted continuara lo que ha sido la actual gestión ¿Qué más habría que hacer en adelante para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Santiago?
Ni más ni menos que lo que hemos hecho aquí (en Ñuñoa) durante ocho años. En seguridad ciudadana, en cultura, salud, educación, en recreación, adultos mayores -que es mi pasión-. Ahí está la ventaja que creo tener respecto de los candidatos de la Concertación, que tengo algo que mostrar. O sea, si alguien quisiera decirme a mí "oiga qué haría con el comercio ambulante", le respondería "vea qué es lo que se ha hecho (en Ñuñoa)".



En concreto ¿Qué se ha hecho?
Véalo pues. Vea, por ejemplo, como resolví el problema del comercio ilegal, como resolví el problema de las ferias libres, vea como resolví los problemas de vialidad, como resolví los problemas de seguridad ciudadana o de iluminación.



Cuénteme cómo lo ha hecho...Asumiendo que ésto lo trasladaría a la comuna de Santiago...
¿Cómo lo haría en alguno de esos aspectos? De mi no sólo pueden escuchar un discurso, a eso me refiero, pueden preguntarle a los comerciantes ambulantes qué es lo que hemos hecho. Pueden preguntarle a los que trabajan en las ferias libres o a la gente que vive en Ñuñoa cómo hemos resuelto el problema de seguridad ciudadana, al extremo de que soy el alcalde mejor evaluado en Chile en seguridad ciudadana, en los últimos tres años, en cada una de las encuestas que se han hecho y eso no es por casualidad, eso es porque la gente de Ñuñoa estima que lo estamos haciendo bien.



¿Cómo ha solucionado usted el tema de la seguridad ciudadana en Ñuñoa?, se lo pregunto porque es uno de los principales problemas de Santiago...
Curiosamente, la única comuna en Chile que ha bajado los índices de delincuencia en este año, en lo que todo el resto del país subió, es Ñuñoa. Y ¿cómo lo hemos hecho? Con un planteamiento integral, haciendo cada uno lo que le corresponde. Por ejemplo, Carabineros e Investigaciones tienen una tarea insustituible en la que son apoyados por sistema de seguridad ciudadana de personal nuestro que recoge información y apoya la labor de Carabineros. Los 34 vehículos entregados a Carabineros con gas ilimitado.



-Todas nuestras tareas, como terminar con las arboledas bajas, en los parques, hasta iluminar todos los rincones de la comuna; mejorar todos los sitios eriazos, convirtiéndolos en áreas verdes; teniendo 12 plazas con actividades culturales todos los días, de lunes a sábado, tomándonos las plazas; sacando las ferias libres y siendo bastante drásticos con los comerciantes ilegales. Irarrázaval es la calle más segura para andar hoy día, porque efectivamente tenemos un trabajo permanente de Carabineros, con la Comisión Civil y con Investigaciones. Y, al mismo tiempo, con todo lo que significa no darle permisos a la gente que compite deslealmente, no permitir que se vendan cosas ilegales y estar permanentemente encima del tema. Esta no es una tarea que hacemos un día, como lo hace (Marcelo) Trivelli para la televisión y después no lo hace más.



Hay otro tema que es parte de la polémica entre quienes pretenden ser alcalde de Santiago, el de los 'café con piernas'. Jorge Shaulsohn es partidario de retirarlos del centro de la comuna ¿Coincide con él?
Yo creo que en eso tiene una contradicción tremenda. Él está convencido que está en Nueva York, que va a tener las facultades que tuvo el alcalde (Rudolph) Guliani. Como él (Shaulsohn) es experto en la Quinta Avenida cree que puede hacer y decir esas cosas, pero evidentemente hay que entender que las leyes se cumplen y la ley que tiene nuestro país permite esas actividades. (Estos locales) siempre han existido y todo depende de la actividad que en ellos se realice. Si hay comercio sexual, si se permiten cosas que van contra la moral o las buenas costumbres, bueno, obviamente habrá que aplicarles el máximo de la ley, pero si es una actividad comercial permitida no veo por qué.



-Distinto es lo que ocurre con los cines triple X. Ahí sí que aplicaría, el día que asumiera como alcalde de Santiago, la clausura inmediata de esos locales. Todos sabemos -y los reportajes de televisión han sido tremendamente esclarecedores en eso- que ahí, efectivamente, se realizan actividades sexuales de gente depravada, incluso con presencia de menores. Eso es muy distinto a un café con piernas, donde las personas que asisten son adultas, se generan puestos de trabajo...no veo por qué, por sí y ante sí, debiéramos cerrarlos.



"No voy a entrar en competencia con Alcaíno"



Aunque siempre tiene las respuestas en la punta de la lengua, eso no significa que no calcule lo que va a decir. Mientras no pierde oportunidad de criticar a sus eventuales adversarios de la Concertación, se cuida mucho de caer en descalificaciones en contra de quien es, por ahora, su principal, adversario. Asegura que no conoce personalmente a Raúl Alcaíno y que lo único que ha visto de él es que es un "muy buen animador de televisión".



Por otra parte, precisa que será Lavín el que finalmente decida quién será su sucesor, por lo que en la derecha no se da el conflicto que existe en la Concertación para definir al candidato por Santiago.



¿Qué puede marcar la diferencia entre que sea usted el candidato por Santiago y no Raúl Alcaíno?
No sé. No lo conozco a él como alcalde, a si es que no sé cuáles son sus proyectos. No lo conozco ni en persona, no he estado nunca con él a si es que no me atrevo a calificarlo. Por lo que he leído en la prensa, por lo que he escuchado de Lavín, me parece que es una persona que tiene cualidades y virtudes que lo harían un buen alcalde. Si Joaquín Lavín dice que él es la persona adecuada -no solamente para ganar la candidatura, sino para ejercer una buena gestión- tendrá que tener sus razones, me parece que él (Lavín) las debe conocer mejor que yo, no puedo opinar sobre algo que no conozco.



Bueno, pero de lo que ha leído, de las declaraciones que ha hecho Alcaíno a la prensa, ¿Cuál diría que es la principal diferencia entre ustedes?
La principal es que él se llama Alcaíno y yo Sabat. No puedo decir cuales son las diferencias...excepto cosas objetivas, como que yo he sido alcalde y soy el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades y él es primera vez que tiene contacto con un municipio. Y eso nos ha pasado a todos alguna vez. La gran diferencia entre Alcaíno y yo es, en definitiva, que él es candidato a alcalde de Santiago y yo no. Esa es la gran diferencia. Él es candidato a alcalde por Santiago, con la bendición de Lavín, y todo lo demás, ¡y yo no pues! Yo soy candidato a alcalde por Ñuñoa.



Aún así, ¿hay algo de cierto en la tesis de que estando los dos precandidatos prácticamente en campaña se favorecen las opciones de ambos?
Eso tiene que ver con los fundamentos de la democracia. Si la persona tiene de donde elegir, si conoce mejor, está dispuesta a dejar de ser un mero espectador y a tomar una posición. Sin duda que cualquier precampaña, con varios candidatos, siempre ha sido beneficiosa para la comunidad, porque pueden conocer más a sus candidatos.



¿Eso quiere decir que aunque usted, oficialmente, no esté en campaña el hecho de que se le mencione como alternativa para reemplazar a Lavín favorece su opción versus Alcaíno?
No. Nunca se va a dar ese cuadro porque la Concertación es la que tiene dificultades para elegir al candidato, aquí (en la derecha) tenemos re'claro que el candidato lo va a elegir Lavín, entonces, ¿qué enfrentamiento puedo tener con Alcaíno? No entiendo por qué debiera yo confrontarme con Raúl conversando o planteando proyectos o cosas así...Yo no estoy en competencia y menos con él, si entro en competencia lo voy a hacer con el candidato de la Concertación, no voy a entrar en competencia con Alcaíno, en ningún caso.



¿Habría posibilidad que si usted y Alcaíno tuvieran similar aceptación en la comuna, el tema se definiera a través de primarias?
No existe esa posibilidad. No existe porque yo no tengo tiempo para eso, yo soy alcalde Ñuñoa 24 horas y no puedo porque tendría que renunciar al cargo, cosa que no voy a hacer por ningún motivo. No podría estar en campaña y en primarias o nada por el estilo. O sea, a mí no se me va a ver haciendo puerta a puerta en Santiago mientras sea alcalde de Ñuñoa. Él tiene tiempo, tiene los recursos para hacer eso y me parece muy bien que lo haga. De hecho, ¡ya estaba bueno que lo hiciera, si lleva un año de candidato!, pero yo no pues, yo tengo mis obligaciones aquí y no las voy a dejar por ir a hacer una precampaña.



Se ha dicho que existen encuestas que demuestran que usted está mejor posicionado en Santiago que Alcaíno ¿Usted tiene encuestas que demuestren eso?
Yo tengo encuestas, sí. Son encuestas mías y las tomé para, precisamente, evaluar mi posición respecto a lo que estaba pasando porque soy un tipo que me considero profesional, soy una persona seria, y ante cualquier perspectiva de una cosa como esa tengo que estar preparado. A mí me han dicho que mi nombre ha sido testeado en Santiago, pero no conozco esas encuestas, las que conozco son las que yo manejo, las mías, y por lo tanto son mías. Son para tomar mis decisiones no para que otras personas las tomen.



Considerando que la municipalidad de Santiago, desde hace un tiempo, se ha convertido en un peldaño hacia La Moneda ¿Se puede inferir que de ser usted alcalde de esta comuna, Renovación Nacional obtendría un precandidato presidencial?
No creo que se pueda inferir. Primero, porque los peldaños también sirven para caerse y no solamente para subir y, segundo, porque a mí no me puede importar menos. O sea, la gente de Santiago tendría que tenerlo re' claro, si yo fuera candidato por allí, que yo voy a ser alcalde Santiago y esa va a ser la única prioridad que voy a tener en mi gestión. O sea, no va a haber ninguna distracción, así como he sido alcalde de Ñuñoa y no he querido ser candidato a diputado.






Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)