“Soy partidario de la competencia abierta, sin complejo de inferioridad” - El Mostrador

Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizado a las 22:32

Sergio Diez, presidente de Ren

"Soy partidario de la competencia abierta, sin complejo de inferioridad"

por 26 abril, 2004

El nuevo timonel de RN asumió su cargo con un sinnúmero de proyectos para engrandecer a la colectividad. Lo principal, a su juicio, es ''modernizar'' el partido, tanto en el aspecto tecnológico como en las ideas. Su objetivo es que los militantes, de Arica a Punta Arenas, puedan hacer oír su voz ante los dirigentes y hacer propuestas en beneficio del país.

En Renovación Nacional lo califican como un político 'ducho', emblemático y de una fortaleza a toda prueba. Él, con la humildad que sólo dan los años y la experiencia, decidió dejar la tranquilidad de su retiro de la política para hacerse cargo del partido, dejando en claro que a sus 79 años viene de vuelta y que no tiene más aspiración que volver a colocar a la colectividad en el sitial que ocupó "al comienzo de la transición".



Sergio Diez Urzúa, "don Sergio" -como lo llaman con respeto e incluso cierta cuota de admiración por su trayectoria, los militantes más jóvenes de RN-, en cada frase refleja un impresionante cariño por su partido y por quienes lo componen. Cuenta que su señora, Ana María, no estaba tan contenta como él cuando decidió embarcarse en el desafío de la campaña electoral interna y que sus mejores consejeros son sus hijos y nietos. Que en los últimos días no ha podido dormir su habitual siesta -que espera retomar pronto- y que está acostumbrado a trabajar entre 12 y 14 horas diarias.



En la oficina de la presidencia de Renovación Nacional, recién confirmado en su cargo, recibió a El Mostrador.cl. De buen humor y sin rastro de cansancio, luego de haber desayunado con la prensa que cubre el sector y haber sostenido una reunión de mesa, aceptó entrar de inmediato en materia. Asegura que tiene una buena relación con los dirigentes de la UDI, lo mismo con los parlamentarios de su partido -no por nada tiene una amplia trayectoria legislativa a su haber-, por lo que descarta posibles rebrotes de crisis en ninguno de estos dos frentes.



- ¿Cómo será la relación con la UDI durante su gestión?
-La relación con la UDI tiene que ser normal. Una relación normal significa que el espíritu de la tarea común está siempre presente, pero que cada uno no debe molestarse cuando el otro defiende las posibilidades de desarrollo y crecimiento de su partido, porque es natural. La Alianza por Chile es un pacto de partidos e independientes; es muy importante que cada partido conserve su identidad, la noción de lo que es, la noción de lo que pretende, los métodos que tiene para llegar a la opinión pública. Si estamos todos con estas mismas ideas las discusiones no van a tener carácter dramático ni de ruptura. Si uno discute con sus hermanos, en la casa, no se rompe la familia que está por encima de las discusiones de los hermanos.



-Ahora, yo tengo mucho conocimiento de la gente de la UDI, porque vienen de la Universidad Católica; porque con Jaime Guzmán trabajamos con ellos, cuando eran estudiantes; porque cuando fui candidato presidencial -para llenar ese vacío de la derecha, después del plebiscito- ellos estuvieron conmigo, me pidieron que lo hiciera, integraron mi comando, etcétera. De manera que nos conocemos desde hace bastante tiempo y tengo confianza en ellos en cuanto a su limpieza y su espíritu público y ellos, estoy seguro, que también la tienen en la mía.



- Sin embargo, hasta ahora RN se queja que esta lógica no se ha dado mucho entre ambos partidos, puesto que cuando intenta hacer sus planteamientos, sus socios tratan de frenarlos.
-No, yo no tengo esa impresión. Con franqueza, lo que creo es que gente joven -sin mucha experiencia política-, al comienzo de la vida de un partido y al comienzo de su propia vida política, tienen quizás más roces, porque quieren hacer sobresalir su partido, sobresalir sus liderazgos. Pero eso es sólo hasta la adolescencia, cuando los partidos llegan a su edad adulta el bien común se impone, los líderes salen en todas partes, pero el liderazgo del partido más fuerte es el liderazgo colectivo y es la fuerza colectiva. Y yo creo que en Renovación Nacional hemos llegado a esa etapa y con la mesa hemos tenido largas conversaciones y calificaciones, para transformar este partido en el partido que queremos.



- Y ¿Cuál es el partido que quieren?
-Primero que todo, queremos un partido que cubra a todo Chile. Enseguida, queremos un partido que respete las opiniones de todos, que sea capaz de establecer un canal de comunicación en dos sentidos: no sólo con los militantes, sino también con la opinión pública. E invitar a la gente a entrar a este partido, para que no sólo opine, sino que tome las decisiones propias de su opinión, de manera que los partidos sean realmente corrientes de opinión pública informada, con respeto a las opiniones de todos y que sea capaz de tomar decisiones.



Acto seguido, Diez defendió la visión de los dirigentes de su partido que, durante el gobierno de Patricio Aylwin, impulsaron la política de los acuerdos, estilo que en la época fue duramente criticada por un sector de la derecha, encabezado por la UDI. El ex senador afirmó que, pese a ello, RN jugó un rol "decisivo" y que la posición de su partido, por esos años, fue "muy beneficiosa para el país". "Se hizo un gobierno de transición que la historia va a reconocer como un gobierno en que cuidadosamente, por las circunstancias que se vivían, nosotros aportamos nuestra valentía, nuestro juicio y nuestro compromiso, lo mismo que hizo el Poder Ejecutivo".



Por otra parte, tiene la convicción que Renovación Nacional tiene la "enorme ventaja" de representar a Chile, debido a "las diversas fuentes que han confluido en él". En este contexto, plantea que en RN están concientes que el país enfrenta problemas que "necesitan el trabajo unitario de todos" para ser resueltos, "no sólo los problemas de educación, seguridad o de energía, también en problemas internacionales que necesitan una unidad a toda prueba y que el Presidente (Ricardo Lagos) sepa que detrás de sus resoluciones está todo el país y que aquí no hay un problema de gobierno ni de oposición. Aquí lo entendemos perfectamente bien, porque, por encima de todas las cosas, somos el partido de Chile", enfatiza.



También destaca el rol del Instituto Libertad como ente de estudio que permite, tanto a la colectividad como a los parlamentarios y dirigentes, tomar sus decisiones y asumir posiciones en torno a diferentes temas de la contingencia nacional, advirtiendo que las decisiones importantes de RN se tomarán con toda la información necesaria. "De manera de cumplir realmente con lo que es un partido: Un instrumento para lograr el bien común. Y uno tiene la obligación de cuidarlo, porque es su instrumento, pero la finalidad no es el engrandecimiento del partido, sino lograr el bien común". Para ello -recalcó- en RN están dispuestos a escuchar a todos quienes tienen algo que decir sobre distintas materias, desde el ministro del ramo, hasta el último militante del partido.



- ¿Cree en la amenaza de la ingobernabilidad?
-No. No porque, primero, no la veo. Encuentro leales las buenas intenciones de todos, que yo agradezco, e incluso cariñosas y comprensivas del por qué estoy yo metido en esta cosa,-aún de los que no estuvieron con la lista nuestra-. En segundo lugar, creo que es muy importante que el partido aspire al liderazgo colectivo. El partido es el que debe ser el líder y dentro del partido sobresalen las gentes en sus especialidades y en sus áreas y ojalá tengamos muchos líderes.



-Quizás me van a creer los militantes del partido, porque yo no tengo detrás de mí nada. Si le preguntan a la opinión pública sobre las expectativas de la carrera política de Sergio Diez, no debe ni figurar, por qué, porque ya dejé la política por edad, por todo lo demás, y eso me da mucha fuerza moral. Tengo la impresión que la crisis pasó. Como las enfermedades, de repente, se produjo la crisis y el enfermo se salvó. Aquí se produjo la crisis, la crisis no trajo la división y yo creo que el enfermo está en caminos claros de recuperación y creo que se van a ver los resultados más pronto de lo que se esperaba; creo que nos va a ir bien.



Su optimismo contrasta con la posición de algunos que incluso por la prensa pronostican el principio del fin de Renovación Nacional. Está conciente de ello y no le preocupa: "no es primera vez que se pronostica", reconoce, pero defiende su postura diciendo que "nadie puede decir que en los últimos meses la Alianza por Chile va hacia la crisis, eso para la opinión pública es evidente, y en política lo más importante es el realismo, porque la política es de las cosas más complicadas".



- Los procesos eleccionarios que enfrentará el país, entre el 2004 y el 2005, ¿constituyen un reto para su gestión?
-Con lo de las municipales gran parte del reto ya está pasado, hay un pacto que se va a cumplir, yo creo que hay consenso absoluto en los dos partidos de que se va a cumplir. Hay una negociación secundaria para ver si acomodamos una comuna para un partido o para otro. También hay un intercambio de información acerca de qué candidato es mejor en cada comuna, por lo que creo que ese problema esta relativamente superado.



-Ahora viene el problema de las elecciones parlamentarias, pero hay que empezar a tratarlo después de las elecciones municipales, cuando se sepa un poco la posición y la votación de cada uno de los partidos. En doctrina, yo soy partidario de la competencia abierta. Creo que a la democracia no hay que ponerle límites y uno tiene que jugar por conquistar la mayoría democrática, no por defender posiciones. Decir que Renovación Nacional va a defender sus posiciones es partir de un complejo de inferioridad y creer que los demás me van a ganar.



-Yo creo que no, que no me van a ganar. Mi tesis es compitan conmigo, no se opongan a los candidatos que yo voy a llevar, porque amenazan a zutano o a mengano. Nosotros tenemos muchos buenos líderes que pueden ocupar cargos muy importantes en una elección parlamentaria y tenemos que convencer, primero, a esos líderes a que vengan y creo que con ellos vamos a ganar posiciones y vamos a tener una distribución en las vacantes que vamos a llevar, mayor que la que tenemos hoy, no porque nos la dieron, sino porque vamos a ser mayores.



- En ese aspecto, ¿usted va a tener coincidencia con la UDI, considerando que ellos siempre han planteado que han estado dispuestos a competir, pero que RN se opone, porque siempre ha optado por proteger candidatos?
-¡Yo no quiero proteger ningún cupo; a mí que me registren! Pero no me vengan a decir, después, este candidato de la UDI es tan bueno y usted me presentó a (Andrés) Allamand aquí, me presentó a (Sebastián) Piñera allá. ¡Que no me vengan a decir nada! Usted quiere competencia, la competencia es competencia y la competencia es buscar los mejores candidatos, los que nosotros creemos que lo van a hacer mejor.



-Lo primero, es que sea gente que aporte más al país, dentro de la visión que tenemos de la misión del partido. Lo segundo, es la competencia. No tengo complejo de inferioridad, al contrario, creo que a nosotros nos va a ir estupendamente bien y que tenemos gente que debemos convencer para que sea candidato, porque tiene grandes posibilidades futuras y esperamos que así crezca la Alianza, que enriquezcamos su caudal de votos, en una elección que va junto con la presidencial. Así podremos potenciar la elección presidencial y no disminuirla. Esa es mi idea fundamental.


- Ya hace algunos meses se menciona a Piñera y Allamand como probables candidatos al Senado ¿Está eso en sus cálculos?
-Está dentro de mis cálculos y de las posibilidades; es absolutamente posible. Y son aportes que Renovación Nacional puede hacer a la vida política nacional. Estoy decidido a buscarlos, a convencerlos, a buscarles el hueco y a devolverlo, en el caso de Sebastián, al Senado. Según mi experiencia, con Sebastián en el Senado yo creo que en un gobierno como el de (Joaquín) Lavín es imprescindible que tenga un senador como Piñera. Y creo que, a la larga, lo voy a convencer porque Sebastián es un hombre muy patriota y muy generoso y hay que decirle que esta es su obligación de nuevo, aunque no le haya gustado la otra vez y lo haya dejado.



-Andrés Allamand, lo mismo. El es una fuerza dentro del partido y también puede perfectamente llegar a senador, se pierde una elección al principio de una carrera política -que hoy día puede ser muy larga por la duración de la vida humana- y, bueno, se vuelve de nuevo. Así hay muchos, mucha gente a la que le vamos a pedir que vuelva y se enfrente a la realidad y que hagamos un partido grande y, como te digo, ¡complejo cero!



En materia de campañas políticas, Sergio Diez confirma que hay "bastantes" posibilidades que Piñera encabece las municipales de RN, ya que "conoce todo el país, lo ha recorrido varias veces. Ha efectuado congresos de alcaldes y concejales, conoce muy bien las regiones, los problemas de cada municipio y la gente que trabaja en ellos. De manera que es difícil encontrar una persona más adecuada para hacerse cargo de la campaña municipal", asegura. Asimismo, explica que ha sondeado al ex dirigente y está convencido que la probabilidad de que acepte es alta.



No obstante, aclara que no quiere "prescindir" del apoyo del ex timonel ni "de su inteligencia, su criterio, ni de su asistencia en la Comisión Política. De su visión sobre todos los problemas contingentes que va enfrentando un partido. Porque aquí toda la conversación es sobre la elección municipal, parlamentaria y presidencial, pero resulta que en los países no hay lagunas, vamos a seguir viviendo estos dos años y hay una serie de problemas que tenemos que afrontar y para afrontar esos problemas yo necesito la visión de todos los militantes que son capaces. La visión de Piñera, del Instituto Libertad, de cualquier líder del partido".



- Hablando de lo que debe hacer RN a futuro, con la abrupta salida de Piñera quedó pendiente su proyecto de modernizar los estatutos ¿Usted va a retomar esa iniciativa?
-Nosotros vamos a reestudiar la propuesta, en torno a esa visión de partido, que yo he sido muy claro en expresar y quiero que se traduzca en sus estatutos. Espero que tomemos posiciones, analicemos bien las cosas, nos reunamos con los dirigentes distritales y regionales y veamos qué estructura es la más abierta, la más amplia, más participativa, la más creativa dentro del partido, porque creo que este es el partido de Chile porque todas las corrientes llegan a aquí.



- ¿O sea que es un tema que se va a analizar y no ha quedado relegado?
-De todas maneras, pero las cosas tienen prioridad, no se pueden hacer todas de golpe. Estamos trabajando prácticamente a día completo y creo que en un tiempo más le podremos hacer proposiciones a la Comisión Política y si es necesario llamar al Consejo General.



Es evidente que nada se le ha pasado por alto a Sergio Diez. Participa en todas las reuniones de equipo que, recién asumida la mesa, no son pocas y tiene su mirada atenta y aguda en todos los temas. Su objetivo, como él mismo lo ha dejado claro, es hacer nuevamente de Renovación Nacional un partido grande que lleve la iniciativa en la derecha y, sin duda, su diplomacia no se debe confundir con debilidad, porque -aún a sus años- fortaleza es lo que le sobra.





________________

Artículos relacionados:



Con una holgada mayoría Sergio Diez se impuso a Baldo Prokurica (18 abril 2004)


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)