sábado, 21 de julio de 2018 Actualizado a las 17:00

Roger Rondón, presidente de la

"Algunos en el gobierno chileno han contribuido a que la crisis perdure"

por 4 mayo, 2004

De paso por Chile, el diputado y presidente de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional de Venezuela, explicó que el único problema para suministrar energía a Chile es firmar el acuerdo. A pesar que la propuesta venezolana se maneja con hermetismo, el diputado admitió que el ofrecimiento de Chavéz incluye, además de petróleo, diesel, gasolina, orimulsión y gas.

Con un discurso "bolivariano" en lo político e "integracionista" en lo energético, se despidió de Chile Roger Rondón, diputado y presidente de la comisión permanente de Energía y Minas de la Asamblea Nacional de Venezuela. Rondón participó del encuentro sobre el uso de energías renovables para América Latina, que concluyó el viernes pasado en la sede de la Cepal.



El parlamentario dirige la comisión que dará el visto bueno al protocolo que firmarán Chile y Venezuela, para suministrar distintos tipos de combustibles que permitirán aplacar en parte los recortes de gas desde Argentina. La instancia que preside es la encargada de revisar cualquier tipo de convenio, carta de intención o actividad que desarrolle el gobierno venezolano, a través del ministerio de Energía y Minas o de la estatal PDV (Petróleos de Venezuela).



En los últimos días, tanto la canciller Soledad Alvear, como el presidente Ricardo Lagos, admitieron que se está estudiando la propuesta de realizar importaciones de combustible desde Venezuela, complementando de está forma el acuerdo de suministro de petróleo firmado con Ecuador. Lo que sin duda vendría a ser el eje de la recomposición de las deterioradas relaciones diplomáticas con el gobierno de Hugo Chávez.



Lo paradójico de las relaciones comerciales entre ambos países, es que a pesar que Venezuela es el quinto productor de hidrocarburos del mundo, Chile sólo importa un barco al mes cargado con diesel y lubricante para automóviles.



El diputado advierte que la crisis por la que pasa Chile "no es de ahora, es de vieja data y necesariamente hay que darle una solución. Esa solución pasa primero por recurrir a quienes tienen la energía en grandes cantidades y lograr al menos un suministro seguro. Pero obligatoriamente Chile tendrá que ir desarrollando fuentes alternas para el suministro de energía segura".



- Diputado, según su opinión, ¿por qué las autoridades chilenas no recurrieron inmediatamente a Venezuela para aplacar la crisis?
-Creo que aquí hay un sesgo en el proceso de la información y hay algunos dentro del gobierno chileno que han contribuido precisamente a que esa crisis perdure. Razones habrán: políticas culturales, económicas, religiosas; no se de que índoles, pero todo ese conjunto de elementos contribuyen a no buscar una solución de manera estable y rápida. Las diferencias que puedan haber entre el gobierno chileno y venezolano de carácter ideológico, en función de las relaciones que se dan en el escenario internacional, como la ONU y la OEA, no puedan ser razones que primen a la hora de un suministro seguro.



- ¿Cree que el proceso de acercamiento se haya visto entrabado por la militancia democratacristiana de la ministra Soledad Alvear y de su esposo Gutenberg Martínez, presidente de la ODCA, organización que ha fustigado duramente al gobierno del presidente Hugo Chavéz?
-Yo no me atrevo asegurar tanto así. Porque independientemente de todo, no se puede jugar con una necesidad de la población. Creo que Soledad Alvear, con todas las diferencias que pueda tener con el gobierno venezolano, siempre ha sido una mujer, al menos consecuente y solidaria, con un conjunto de principios. Que en este momentos esté en la acera de enfrente... bueno, tendrá sus razones. Yo respeto la postura de ella y de su esposo. Pero en todo caso deber primar aquí la solidaridad y los principios de reconocimiento de un derecho humano a tener las posibilidades de sobrevivir. Aquí más que todo hay que sentarse y sentados resolvemos las diferencias. Por eso la propuesta nuestra ha sido de acercamiento, para resolver parte de su crisis.



- ¿Qué le parece que el Presidente Lagos busque una solución en Indonesia?
-Indonesia está muy lejos y los costos serían altísimos. Yo creo que ahí hay un manejo mediático; no creo que sea tan cierto. Es como cuando uno pretende resolver una situación y busca lo más difícil para resolverla.



- ¿Cuál es entonces la ventaja venezolana?
-El tratamiento que Venezuela le da a los países latinos, por los acuerdos que tiene, San José de Costa Rica y de Caracas (acuerdo energético), permite suplir las deficiencias con un porcentaje de suministro de petróleo o de gas, a unos precios que son totalmente distintos a los precios internacionales, es decir, precios subsidiados. Esa política energética queremos desarrollarla con Chile y ser un suplidor seguro, que es lo más importante.



- ¿Cómo evalúa el comportamiento de nuestros vecinos? Si bien el presidente Chávez apoyó a Bolivia en su demanda, hace algunos días lo llamó a la "hermandad" al presidente Mesa, luego que le impidiera a Argentina vender gas a Chile.
-Yo creo que ahí no hay más que un problema de escarceos. Hay una guerra diplomática, de micrófonos, como ha dicho en alguna oportunidad el presidente Chávez.



- Es decir, que usted no ve "malas" intenciones en nuestros vecinos, ¿entonces de quién?
-La intención es querer provocar un enfrentamiento a través de los medios, porque a la hora de tener que tomar una decisión el 2005, sobre el ALCA, la idea es que los latinoamericanos no tengan una sola posición frente a los intereses hegemónicos de los Estados Unidos.



- De todas formas, ¿no cree que a Chile le están "pasando la cuenta" por no mirar hacía América Latina, en sus relaciones comerciales?
-No creo que sea eso. Cuando uno analiza la situación Argentina, antes de la elección de Kirchner, en Venezuela observábamos que estaban en un proceso de entender que eran latinos y no europeos. Ese convencimiento, los llevó precisamente a que definieran quién iba a ser su gobernante y eligieron a uno de los mejores hombres que tiene Argentina y eso les permitió mirarse a sí mismos y mirar a Latinoamérica como un continente con problemas comunes que resolver. Yo creo que eso se comienza a dar en Chile, por eso no puede seguir mirando hacia Europa, porque sus vecinos son Argentina, Bolivia, Perú y Venezuela, por algunas razones.



- Desde el punto de vista económico, ¿es Chile un mercado interesante?
-Si lo observamos desde el punto de vista económico y empresarial, Venezuela debe abrir otros mercados, porque nosotros tenemos suficientes reservas en materia petrolera y gasifera que obligan a que el Estado y gobierno venezolano busquen mercados alternativos frente al mercado seguro que siempre ha sido Estados Unidos. Venezuela tiene la característica de ser un suplidor seguro y de mucha confianza por los niveles de hidrocarburos que se manejan y, por otra parte, la experiencia en materia de comercialización. Cualquier mercado alternativo para nosotros es importante, independientemente de las razones políticasÂ…



- Usted habla de "suministro seguro", ¿independientemente de razones políticas?
-A modo de ejemplo, te digo que Venezuela suministra 1 millón 500 mil barriles de petróleo diarios a los EEUU, mantiene 12 mil estaciones de servicios propiedad de una empresa que se llama Citdo y si eso es posible, con Chile con más razón.



- Así como Chile no miraba a Venezuela en términos energéticos, ¿por qué Venezuela no nos veía como un mercado?
-Desde hace muchísimos años Venezuela había visto hacia el norte y nunca había mirado hacia sus espaldas. Allí comenzamos a ver un grupo humano importante y al cual necesariamente debía haber una respuesta por parte del estado venezolano. Eso lo logramos ahora, porque observamos que la carencia, independientemente de las razones de carácter político económico que puedan primar entre Chile, Argentina, Bolivia y el Perú, es una obligación moral del estado venezolano ver cómo contribuye a mejorar las condiciones de vida de otros países.



- ¿Qué pasa con el "suministro" si hay un "golpe" en Venezuela?
-En ese pretendido escenario, que lo niego de antemano, obligatoriamente tienen que cumplir los que puedan estar allí y, si no cumplen, bueno se harán los reclamos internacionales. Además en este mundo globalizado los convenios internacionales comienzan a ser de preferente aplicación, por sobre las leyes nacionales, cuando efectivamente tocan derechos fundamentales de los seres humanos, como es tener acceso a las fuentes de energía.



- ¿Qué tipo de combustibles piensan proveer a Chile?
-Venezuela está en capacidad de suministrar gasolina, diesel, gas y orimulsión para las termoeléctricas. De hecho, los convenios de nuestro país con China, Canáda, Italia y Corea incluyen suministros importantes de orimulsión y habría que determinar las necesidades básicas de Chile para saber qué tipo hidrocarburos es el que necesita con mayor prontitud.



- ¿Qué problemas ve usted para firmar algún tipo de acuerdo?.
-Yo creo que el problema aquí es firmar el acuerdo. Al firmar se determinarán los parámetros de los días, el volumen, etc. En el menor tiempo posible se resolvería el problema.


Artículos relacionados:



''El gas argentino es bueno y barato, el problema es la confianza''



''La crisis del gas no pone en peligro la integración chileno-argentina''



CNE pidió coherencia a Argentina ante crisis del gas



''Encuentro inaceptable el comportamiento de Rodríguez Grossi''

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV