lunes, 23 de julio de 2018 Actualizado a las 05:39

Impuso nuevamente debate sobre

Lagos aprovecha calma social y desafía a la derecha

por 22 mayo, 2004

Dejando de lado los grandes anuncios sociales, el Presidente Lagos aprovechó el momento económico que vive el país y emplazó a la derecha a terminar con los ''senadores designados'' que impone el sistema binominal. Además, respondió a la petición de distintos sectores y anunció el envío del proyecto de inscripción automática y voto voluntario.

A diferencia del año pasado, donde el discurso presidencial estuvo marcado por los hechos de corrupción que por esos días escandalizaban al país, este año el Presidente Lagos se esforzó por no dar la sensación de un gobierno que termina. El mensaje del mandatario estuvo marcado por un tono conciliador, por mostrar logros y no hacer grandes anuncios -tal como ya había hecho trascender La Moneda- pues las grandes obras están en marcha.



Este año el énfasis del discurso estuvo puesto en los logros económicos y sólo se limitó a resaltar los avances en materias sociales como salud, educación y vivienda. Así, mientras el año pasado tocó latamente el tema de la seguridad ciudadana, esta vez el tema fue tocado tangencialmente para solicitar al Congreso la pronta tramitación de la Ley de Drogas, la Ley de Armas y, la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil. El único punto que -hasta ahora- ha criticado la oposición.



Aunque en años anteriores el discurso presidencial había puesto el énfasis en el ámbito social, este año los anuncios económicos, la entrega de un bono de 10 mil pesos a un millón de personas de escasos recursos para paliar el alza de los combustibles, la mejora en las pensiones para la tercera edad y las reformas constitucionales marcaron el mensaje del mandatario.



Sin duda este era un año de calma para el Presidente Lagos. Hay cifras esperanzadoras en materia económica y podía mostrar los logros en materia de tratados económicos internacionales. Por esto, en materia política, utilizó el momento de optimismo en lo social para izar nuevamente la bandera de lucha de los últimos 14 años de la Concertación: las reformas constitucionales.



En lo concreto, el mandatario emplazó a la derecha a reformar el Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), el Tribunal Constitucional, la inamovilidad de los comandantes en Jefe, la institución de los senadores designados y vitalicios, sacar de la constitución el sistema electoral, terminar con el sistema binominal, dar reconocimiento constitucional a los pueblos originarios y aprobar en esta legislatura -es decir, antes de septiembre- la inscripción automática y el voto voluntario.



Dos millones de no electores



Una de los anuncios esperados -en vísperas de dos años de elecciones- era el proyecto de ley que establece la inscripción automática y el voto voluntario, teniendo en cuenta que más de 2 millones 500 mil personas con edad para hacerlo no se han inscrito en los registros electorales.



Ayer, el mandatario hizo el esperado anuncio -y culpando en parte al sistema binominal- aseguró que "no es bueno para Chile que una parte tan importante de nuestra juventud se mantenga al margen de las grandes decisiones de Chile. Quiero hacer un llamado acá solemne a los señores parlamentarios: quiero que ahora se apruebe, en esta legislatura, un sistema que implique inscripción automática en los registros electorales y que el voto sea voluntario".



"Todos sabemos por qué se hizo, cómo se hizo en el '87, en el '88. Ha llegado el momento de pasar a ser un poco más modernos. No hay ninguna razón para que la inscripción no sea automática, ninguna. Y el elector que quiere, que vote. Me encontré la otra vez con un elector mío. Usted me convenció, me dijo, me fui a inscribir, quería votar por usted. Y está arrepentido. Pasó un aviso. No, me dijo, pero por culpa suya tengo que seguir votando y estoy obligado a seguir votando. Entonces, creo que ha llegado el momento de ser serios. No hay ninguna razón para no hacerlo ahora y que los jóvenes decidan", dijo Lagos.



La iniciativa fue aplaudida tanto por parlamentarios de la Concertación como de la Alianza por Chile, quienes comprometieron su respaldo a la iniciativa. Al final del discurso, fue el secretario general de Gobierno, Francisco Vidal, quien anunció que la iniciativa sería prontamente enviada al Congreso para poder cumplir con el plazo solicitado por el Presidente.



El senador de RN, Carlos Cantero sostuvo que esta iniciativa "es una señal largamente esperada por los chilenos, por lo que creo que ese proyecto va a tener un rápido despacho y va a darle de una vez por todas al ciudadano joven la posibilidad, si él quiere, de ser responsable de la situación cívica del país".



El vicepresidente del Senado, Jaime Gazmuri, en tanto, sostuvo que "tenemos que incorporar a los 2 millones y medio de chilenos jóvenes, puesto que el sistema que tenemos es totalmente absurdo, por lo que espero con mucha alegría que el proyecto llegue luego al parlamento".



Aunque el presidente del Senado, Hernán Larraín (UDI), calificó como "positiva" la iniciativa y dijo que su sector daría su apoyo al proyecto, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) aseguró que la propuesta del mandatario era "una decisión muy demagógica. Cuando esto se planteó y no había elecciones, por parte de parlamentarios de la Alianza, la Concertación votó en contra. Creo que no hay que legislar en plena contienda electoral, puesto que es el peor momento. Yo invito al Presidente a revisar en la biblioteca en algunos de estos temas, que revise qué es lo que se discutió del tema de la inscripción automática y voto voluntario".



El presidente de la comisión de Constitución del Senado, Alberto Espina, también recordó que fueron los senadores de la Concertación los que rechazaron el proyecto el año pasado, pero anunció que si el Gobierno presenta indicaciones, pondrá el proyecto en votación en la instancia parlamentaria que él encabeza y aseguró el apoyo de los legisladores de la oposición a la materia.



El senador del PS Carlos Ominami explicó el rechazo oficialista -el año pasado- al proyecto de inscripción automática y voto voluntario argumentando que "comparto en un 100 por ciento la inscripción automática, pero tengo serias dudas respecto del voto voluntario. Siento que en una democracia los ciudadanos deben tener derechos, me gusta que los ciudadanos puedan exigir derechos en materia de salud y educación y creo que la contrapartida es la existencia de la obligatoriedad del voto, puede que el ciudadano no tenga ningún candidato, pero en ese caso se levanta y vota blanco o nulo, pero se levanta y vota".



Pese al consenso en la materia, el director del Servicio Electoral, Juan Ignacio García, puso en duda que la inscripción automática y el voto voluntario pueda aplicarse para las elecciones municipales de octubre, como aspira el Gobierno, y señaló que esto podría registrarse para los comicios presidenciales y parlamentarios de 2005.



"No creo que sean tan fácil, porque hay que hacer todo un procedimiento informático y un cambio al sistema actual, que está absolutamente encaminado hacia esta elección municipal. Creo que más realista es plantearlo para la próxima elección parlamentaria", dijo.



Sistema binominal



Quizás uno de los emplazamientos que más eco generó y que no llegará a puerto es el cambio del sistema binominal al sistema proporcional. Tal como ha sido la tónica desde que se aprobó la constitución de 1980, la derecha anunció su rechazo a la medida.



El Presidente también reiteró que el sistema electoral no debe estar en la Constitución. En esta materia ya hay un avance, pues el acuerdo electoral entre el Ejecutivo y la oposición establece que el sistema binominal no se tratará como una reforma constitucional, sino que se sacará de la constitución y se discutirá como una ley orgánica constitucional.



Respecto al resto de las reformas que el mandatario emplazó al Congreso a aprobar ya hay algunos avances en la comisión de Constitución del Senado donde ya se aprobó la facultad del Presidente a remover a los comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, sacar de la constitución el sistema electoral y el fin de los senadores vitalicios y designados.



"Lo dije aquí hace dos años. Lo reitero hoy. El sistema binominal va a ser la muerte de nuestro sistema democrático. Ya se habla que vamos a tener un próximo Senado empatado en la próxima legislatura. Usted elige a uno, yo elijo al otro. Pongámonos de acuerdo a quién designamos. Eso es lo que va a ocurrir. ¿Eso es lo que queremos para Chile? En este sistema electoral la decisión del elector se va tornando cada vez más irrelevante. Son los acuerdos los que en definitiva predominan", criticó Lagos.



La solicitud del mandatario tuvo el rechazo unánime de la oposición. Presidentes de los partidos, parlamentarios y el líder de la Alianza, Joaquín Lavín, negaron su apoyo al proyecto.



El senador Espina (RN) afirmó que "el sistema proporcional no es bueno para Chile, en ningún país del mundo está tomando los sistemas proporcionales. Lo que dice el Presidente que con el sistema binominal no habrán elecciones a futuro porque va a haber arreglo (entre los partidos al elegir a sus candidatos), podría ocurrir perfectamente lo mismo en un sistema proporcional, entonces, esa no es la solución, es una postura un poco demagógica en este tema".



Lavín, en tanto, sostuvo que "el sistema binominal le ha hecho bien al país", por lo que se mostró contrario a su cambio.



El presidente de la UDI, Jovino Novoa, aseguró que el Presidente Lagos "comete una irresponsabilidad muy grande" en materia política ya que esta medida generaría inestabilidad.



"Considero que la gran contradicción en este mensaje presidencial, es decir que vivimos en un país de maravillas, es decir, que vivimos en un país en que está todo bien y decir que la institucionalidad es pésima y que hay que cambiarla. Chile se destaca del resto de los países de América no por su riqueza natural sino que fundamentalmente por su riqueza humana y su riqueza política. Chile es un país estable, con instituciones sólidas y no puede ser lógico que se pretenda cambiar eso y llevarnos a un grado de inestabilidad como vive el resto de los países de Latinoamérica", enfatizó.



Por su parte el presidente de Renovación Nacional, Sergio Diez, sostuvo que su colectividad no es partidaria de modificar el sistema binominal, pues éste le ha reportado "tranquilidad política" al país, por lo que no es aconsejable introducir cambios en esta materia.



"Yo le pediría al Presidente que analizara la experiencia de Chile en estos últimos 14 años. Hemos tenido paz, tranquilidad política, porque tenemos dos conglomerados fuertes y responsables, uno en el Gobierno que es la Concertación y otro en la oposición que es la Alianza por Chile. Este sistema de dos partidos existe en Estados Unidos, en Inglaterra, en Alemania por el peso de su historia, en Chile se está empezando a instaurar precisamente por el sistema binominal", añadió.



Agregó que "en la esencia yo reo que hay que mantenerlo tal como está. Si se habla de representatividad, que las personas que tengan tendencias de izquierda, por ejemplo, busquen cabida y discutan sus asuntos dentro de la Concertación y los que tengan tendencias de derecha lo hagan dentro de la Alianza por Chile".



Las ausencias



A diferencia de los años anteriores, donde el discurso estuvo centrado en los grandes anuncios en materia social como Chile Solidario, el Plan Auge o la reforma a la educación superior, este año esos temas fueron tocados tangencialmente mostrando los logros alcanzados hasta el momento.



Dirigentes de la Anef, de la salud y universitarios criticaron la falta de propuestas en estos ámbitos.

Sobre la reforma de la salud el Presidente sostuvo que los esfuerzos han estado en mejorar y extender la Atención Primaria de Salud y que entre 1999 y 2004 "hemos más que duplicado el presupuesto de atención primaria".



"En febrero de 2004 se promulgó la Ley sobre Autoridad Sanitaria y Gestión. Esta semana hemos avanzado sustancialmente en el proyecto de ley que establece un régimen de garantías en salud, y tenemos avanzadas negociaciones para poder pronto también tener la Ley de Isapres que corresponde", dijo Lagos.



El mandatario también subrayó que hoy en día el eje de la discusión no está puesto en la necesidad o no del Plan Auge, sino el plazo en el que se pondrán en marcha la atención a ciertas enfermedades.



En educación destacó que los gobiernos de la Concertación han cuadruplicado el presupuesto. También destacó que las remuneraciones de profesores de básica y media han aumentado en 150 por ciento.



También hizo hincapié en la educación parvularia señalando que este año hay 78 mil 500 cupos. "Nos acercamos a la meta de 120 mil que planteé al país como candidato presidencial", dijo.



Sobre la educación superior el mandatario recordó que en el Congreso se tramitan los proyectos de ley que establecen certificar la calidad de las universidades privadas y el financiamiento para entregar aportes a los estudiantes meritorios de escasos recursos que estudien en estas casas de estudios.



Sobre la cuenta en educación realizada por el Mandatario, los presidentes de las federaciones de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica Luis Felipe San Martín y Julio Pertuze, respectivamente, se manifestaron insatisfechos con la cuenta presidencial.



Ambos dirigentes juveniles criticaron no haber escuchado propuestas más concretas para la educación superior. En este sentido, San Martín dijo que el mensaje de este año es al que menos tiempo se le ha dedicado al tema de la educación superior, subrayando que ello refleja "el poco interés que tiene el Gobierno" en esta materia.



Pertuze, en tanto, señaló que en el mensaje presidencial "quedó en evidencia que el Gobierno tiene puestas sus prioridades en un sistema de ley, que tampoco estaría listo para el 2005 y por tanto no va a permitir que la próxima generación de estudiantes pueda contar con un sistema de crédito eficiente".



Ambos dirigentes, a diferencia de otros años, asistieron como invitados a la cuenta anual del mandatario, mientras cerca de mil 500 universitarios protestaron junto a dirigentes sociales y gremiales en las afueras del Congreso. La invitación realizada por el presidente del Senado, Hernán Larraín, dio frutos, pues este año el Presidente Lagos no fue interrumpido por los jóvenes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV