“Me hubiera gustado que Pía Guzmán dijera perdóname, me equivoqué” - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 15:48

Presidente del Tribunal Suprem

"Me hubiera gustado que Pía Guzmán dijera perdóname, me equivoqué"

por 21 junio, 2004

Ambrosio Rodríguez, el presidente del TS, fue el único que votó en minoría, porque consideró que los antecedentes reunidos ameritaban una sanción más dura para la diputada Pía Guzmán. Aún cuando el fallo no respondió a sus expectativas, aseguró que acata la decisión.

Ambrosio Rodríguez tiene su oficina jurídica en el octavo piso de un moderno edificio ubicado en pleno centro de Santiago. Piso que comparte con varios abogados, entre ellos, el senador RN Alberto Espina.



Debido a su relación con el general (r) Augusto Pinochet, que lo llevó a integrar el staff de abogados que lo defiende, se podría pensar que entrar a su oficina es regresar 30 años en el tiempo. Sin embargo, no es así. En el amplio espacio, muy bien amoblado, tiene principalmente fotos de su familia.



Además de las fotografías, cuenta con una pequeña biblioteca en la que destacan gruesos volúmenes sobre diversos temas ligados al derecho. Este hombre, de gran estatura y ancha espalda, asegura tener vocación política y por lo mismo milita en RN desde hace más de 20 años y en concordancia con su profesión de abogado, preside el Tribunal Supremo (TS) de su partido, que recientemente acaba de fallar sobre el caso que involucra a la diputada Pía Guzmán y al senador Carlos Cantero.



El lunes pasado el TS falló y resolvió amonestar por escrito a la diputada Guzmán y obligarla a pedir excusas públicas al senador Cantero. En la sesión, Rodríguez fue el voto de minoría, puesto que era partidario de una sanción mayor, que consistía en la suspensión por seis meses de la diputada. Pero, como él dice, cuando se trabaja en un tribunal colegiado hay que acatar la decisión de la mayoría.



Para cumplir con la resolución del TS, el miércoles la diputada ofreció "sinceras excusas" al senador Cantero y el parlamentario se las aceptó. Sin embargo, dejó en manos del tribunal el considerar si Guzmán cumplió o no con la sentencia dictada.



- ¿Por qué su voto fue de minoría?
-Porque de acuerdo a los antecedentes y pruebas rendidas consideré que así había que resolver. A mí no me parecía consistente señalar que, por una parte, había una falta de lealtad para con un miembro del partido y, por otra, que no había infracción de principios. Pero en un tribunal colegiado prima la decisión de la mayoría y, en ese sentido, respeto el fallo como el que más.



- Sin embargo, muchos parlamentarios consideraron que el fallo fue benevolente.
-Como presidente del TS me veo en la obligación de defenderlo y hacer cumplir las resoluciones que adopte. En ese sentido, me parece que todos los militantes del partido, independiente del cargo que ocupen, tienen derecho a criticar y opinar. Aunque la crítica de los senadores me parece injusta, porque no dice relación con lo fallado, es decir, la mayoría de los miembros resolvió fallar de una manera determinada y contrario a lo que muchos dicen, no hubo negligencia ni benevolencia. Simplemente es el criterio de las personas.



- ¿Qué le parecieron las excusas presentadas por la diputada Guzmán?
-Sobre esa materia prefiero no opinar, porque no es mi resolución. Mi voto no consideraba esto.



- Pero el senador Cantero puso en manos del Tribunal el considerar si la diputada cumplió o no con el fallo.
-Es verdad, pero él también dio por cerrado el tema. Respecto de las excusas presentadas por la diputada Guzmán, yo espero que sean sinceras y que en ellas esté el sincero propósito de disculparse con el senador Cantero. Personalmente, le creo. Parto sobre la base de que las personas actúan de buena fe. Creo que para ella no ha sido fácil; no puedo pensar que haya sido una estrategia táctica sólo para cumplir con el fallo del tribunal. Ella pidió sinceras excusas, lo que es muy decidor, y yo no tengo por qué no creerle.



- ¿Cree que hubo presiones políticas que influyeron en el voto de los miembros del tribunal?
-Conozco muy de cerca y tengo mucha amistad con todos los miembros del tribunal y sé que ninguno de ellos se deja presionar por nadie. Todos ellos tienen solidez moral y entereza y han dado toda su vida al partido. Lo que se ha publicado sobre las posibles presiones, de un ex presidente de partido, es falso. Me consta que Sebastián Piñera no habló con nadie. Todos los miembros del TS somos personas con criterio formado, con 24 años de militancia, con trayectoria en el partido y con independencia. El tribunal actúa libremente, nadie se atreve a presionarlo.



- ¿Ni siquiera se sintió presionado por la eventualidad de que el partido perdiera una candidata para las elecciones parlamentarias?
-El TS trabaja con independencia. Ningún miembro del partido lo presionó en ningún aspecto. Lo que pasa es que, lamentablemente, en Chile nos hemos acostumbrado a una justicia paralela. Una cosa es la que pasa dentro de los procesos y otra lo que pasa en los medios de comunicación, y eso provoca confusión en la gente. Lo que publicaron los medios sobre la decisión del TS es falso. Nunca existieron presiones de ningún tipo.



- ¿Se sintió decepcionado al ver que el TS falló en forma radicalmente opuesta a usted?
-No, en lo absoluto. Son las reglas del juego. Yo muchas veces he fallado en mayoría, pero cuando fallan cinco o siete personas, es el riesgo que se corre. Estoy muy tranquilo con mi voto de minoría, creo que era lo que correspondía, pero los demás pensaron otra cosa y acato la decisión.



-En términos prácticos, ¿de qué sirve una sanción por escrito y el obligarla a pedir disculpas?
-Esto es una señal para el partido, en el sentido de que todos los miembros deberán pensarlo dos veces antes de referirse a otro integrante en términos que puedan dañarlo. El hecho de obligar a una persona a presentar excusas públicas no es menor. No hay otro parlamentario de ningún otro partido político que haya pasado por lo mismo, porque los tribunales de las demás colectividades resuelven las cosas en blanco y negro. Expulsamos o no expulsamos al involucrado.



- ¿Le hubiese gustado que Pía Guzmán se desligara del partido?
-No, de ninguna manera. Me hubiera gustado que ella hubiera ido personalmente donde Carlos Cantero y le presentara las disculpas en vivo y en directo, y no a través de una declaración de prensa. Sin embargo, entiendo que esa fue una manera formal de cumplir el fallo. Me hubiera gustado ver a Pía Guzmán y a Carlos Cantero abrazados y que ella dijera perdóname, me equivoqué.



RN y la diversidad interna



Ambrosio Rodríguez tiene 24 años de militancia en el partido y por lo mismo lo conoce a fondo. Asegura que el leit motiv de la colectividad son los conflictos, porque tienen la costumbre de opinar, criticar y cuestionar todo lo que se dice. Sin embargo, según él, es precisamente esa característica la que lo hace un partido fácil de querer.



Al mismo tiempo, asegura que es un partido fundamental para los procesos políticos de Chile país e insustituible dentro de la Alianza por Chile, porque "es el único partido capaz de lograr la mayoría país".



- ¿A qué se refiere con mayoría país?
-RN es importante para el país y para la Alianza. Somos el único partido capaz de lograr mayoría en los procesos políticos, me refiero particularmente a la candidatura de Joaquín Lavín Infante. Si él sale presidente, como yo quiero, lo va a ser por las personas que adhieren al partido, porque es nuestra gente la que se relaciona con aquellos que piensan diferente.



- ¿Eso a pesar de los constantes conflictos internos que tiene el partido?
-Sí, tenemos un papel insustituible dentro del proyecto político de la centro derecha y para su éxito se requiere de RN con todos sus conflictos, contradicciones y su increíble capacidad para entramparse en las peleas más atroces por las razones más nimias. Y por lo mismo, RN es un partido más humano, más fácil de querer.



- O de odiar.
-No, en lo absoluto. Hay dos partidos en Chile que viven en permanente conflicto interno, el PPD y RN, porque somos las únicas colectividades no ideológicas y, por lo mismo, subimos y bajamos en la votación, aumentamos y disminuimos el número de diputados, tenemos conflictos con nuestros aliados, entre otras cosas. El no ser ideológicos no significa que no tengamos principios, sino que no vemos el mundo de una sola manera, que podemos integrar otras visiones y discutirlas.



- ¿No cree que las contradicciones y los permanentes conflictos internos del partido merman un poco la credibilidad y la confianza que la gente pueda tener en RN?
-Nosotros no tenemos ni más ni menos conflictos que los que pueda tener cada persona dentro de su familia, trabajo o actividad. Lo que pasa en RN no es distinto de lo que pasa en otros partidos, la diferencia es que ellos lo ocultan. Este partido tiene una vocación y una dedicación por la transparencia, que hace que cada persona se sienta con el legítimo derecho a decir lo que piensa y a cuestionar la actuación de los demás. Acá no se sanciona a nadie porque piensa distinto.


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)