Celulosa Arauco no quiere someter ducto a evaluación de impacto ambiental - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 13:20

Comisión de medio ambiente res

Celulosa Arauco no quiere someter ducto a evaluación de impacto ambiental

por 31 agosto, 2004

A siete meses de la puesta en marcha de la planta de Celulosa Arauco y Constitución S.A., en Valdivia, su impacto negativo en el medio ambiente, ha opacado cualquier beneficio en la economía regional. Esta semana los organismos que velan por la salud pública, se reúnen para decidir el futuro de un ducto de evacuación de residuos líquidos construido sin autorización.

¿Qué político podría resistirse a inaugurar una gran empresa?. Ciertamente, ninguno. Los dividendos de cortar una cinta que traerá empleos y dólares el país es, por decir lo menos, irresistible. Sin embargo, ningún político medianamente bien informado asistiría a la inauguración, aún sin fecha, de la planta Valdivia de Celulosa Arauco. Esto porque a más de siete meses de su puesta en marcha, el impacto negativo en el medio ambiente, ha opacado cualquier beneficio en la economía regional.



Ubicada en San José de la Mariquina y con una inversión inicial de mil millones de dólares, esta planta productora de celulosa kraft fue presentada al país como una empresa modelo. Era la primera en ser sometida a un Sistema de evaluación de impacto ambiental (Seia), contemplado en la ley 19.300 sobre bases generales del medio ambiente y una de las pocas en el mundo con un sistema de tratamiento terciario para la evacuación de fluidos, según sus ejecutivos.



A poco andar, fue evidente que algo había fallado en el estudio de Celulosa Arauco y Constitución S.A. La resolución ambiental que le dio el visto bueno aseguraba que las emisiones de sulfuros totales reducidos (RTS) no serían detectados por el olfato humano. A lo más se proyectaba un alcance de 500 metros. Sin embargo, hoy supera con creces los 50 kilómetros, llegando incluso hasta Valdivia.



Pero sus efectos no sólo se han sentido en el aire. También existe preocupación con la contaminación de las aguas. Al respecto, esta semana la Comisión regional del medio ambiente (Corema), analizará junto a otros organismos de salud pública, si incorpora al Seia, una descarga de emergencia de residuos líquidos, construida sin autorización a comienzos de año y que fue conocida gracias a la denuncia de vecinos del sector, el mes de marzo pasado.



Cabe recordar que cuando se aprobó el proyecto en 1997, la planta de tratamiento de residuos líquidos de Arauco Valdivia, contemplaba sólo una salida, la cual está compuesta por un tubo o difusor de cinco boquillas, que va en el sentido de la corriente del río Cruces. Esa particular disposición fue exigida por las autoridades, para disminuir el impacto de las evacuaciones.



Enrique Suárez, encargado de la Comisión nacional del medio ambiente (Conama) en Valdivia, advierte que de ningún modo los desechos saldrán sin ningún tratamiento a las aguas. Por lo mismo, explica que por residuos líquidos, debe entenderse "agua con componentes controlados", porque ésta es una de las pocas plantas, "donde se hace un monitoreo que va desde la temperatura de evacuación, hasta el color de los líquidos que van al ambiente".



Asimismo, indica que el problema con esa descarga y por ello la discusión, es que la construcción no cumple con los estándares con que cuenta la salida original, la que tiene un diseño especial para generar el menor impacto en las aguas del río.



El profesional agrega que el análisis que se realizará esta semana, no significa necesariamente que se va a prohibir el uso de esa descarga de emergencia, sino que la instancia servirá para definir las condiciones en que se utilizará y el protocolo respectivo. Pero la empresa se opone a ello.



Informe rechazado



El problema no es menor, si se tiene en consideración que el primer informe trimestral sobre el impacto de los residuos líquidos en el río Cruces, fue rechazado. Las autoridades medioambientales consideraron que el estudio entregado por la empresa, no cumplía con los requerimientos técnicos "que permiten dar seguimiento a la evolución de las variables ambientales vinculadas a la ejecución del proyecto".



En el reporte se detectó además una debilidad vinculada a la forma como se presentaron los datos. "Faltaron análisis y conclusiones, por lo que se solicitó a la Celulosa Arauco que presente una nueva versión del informe, donde se recojan las observaciones y se subsane las falencias del estudio", indicaron en la Conama regional.



Sobre el particular la empresa remitió una carta el 11 de agosto a la Conama, donde señala que no estima necesario incluir "la ampliación" en el Sistema de evaluación de impacto ambiental, porque no es una rectificación "de consideración" al proyecto original.



Técnicamente sostienen que una salida de emergencia, se sustenta en la necesidad de anticiparse a los fenómenos de desborde del río, los cuales, según sus estudios, tienen "períodos de retorno de 50 a 100 años". En otras palabras, de aumentar desmedidamente el nivel del agua, la presión sobre el difusor sería tal que no permitiría la salida de las descarga adecuadamente, por lo que es necesario tener una salida alternativa.



Al respecto, Eduardo Arteaga, director de la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) instancia que coordina a los organismos de salud pública de la X Región, manifiesta que la evaluación de la descarga es necesaria porque "nos interesa tener la certeza que todos los residuos líquidos, pasarán por el sistema de tratamiento previamente".



A titulo personal agrega que las plantas de celulosa "son empresas de tecnologías muy complejas que requieren de un proceso de calibración. En principio, suelen entregar algunos problemas y por lo tanto hay que ir buscando las soluciones", argumentó.



Santuario amenazado



La preocupación no es menor, si a lo anterior se suma que aguas abajo de la planta de celulosa, se ubica el santuario de la naturaleza del río Cruces, considerado como uno de los humedales de importancia a nivel mundial y protegido por la convención internacional Ramsar. El humedal alberga en sus aguas cisnes de cuello negro, taguas, patos, garza cuca, cuervo del pantano, cisne coscoroba y águila pescadora, entre otras especies.



No fue posible obtener la versión de la empresa sobre el tema a pesar de las peticiones que se realizaron tanto a la gerencia del Ambiente de Celulosa Arauco en Santiago, como a la gerencia general de la planta en Valdivia.



_____________________________




Artículos relacionados:



Valdivia: Rechazan recurso contra planta de Celulosa Arauco




Concepción: Acogen recurso contra Celulosa Arauco



Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)