jueves, 16 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:08

Dirigentes creen que síndro

Alianza desestima efectos negativos por candidatos descolgados

por 18 septiembre, 2004

La oposición no está preocupada porque los candidatos que, molestos por no haber sido nominados por sus partidos para las municipales, se descolgaron de sus colectividades para insistir en sus candidaturas provoquen la pérdida de algunos municipios. Opinan, además, que debido a que en la Concertación ocurrió lo mismo, proporcionalmente el oficialismo se verá más perjudicado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si bien algunos de los eventuales precandidatos, a las elecciones municipales de octubre, debieron bajar el moño ante la decisión final de sus respectivos partidos, que eligieron a otros postulantes, algunos tomaron una actitud de franca rebeldía, presentándose igualmente como candidatos, pero por fuera, descolgándose de sus colectividades. Este fenómeno se produjo tanto en la Concertación como en la Alianza por Chile, aunque dirigentes de este último conglomerado desestiman que esta situación afecte de manera decisiva los resultados del pacto.



Bautizado en círculos políticos como el síndrome Paredes -luego que Iván Paredes Fierro renunciara al Partido Socialista para ser, de todas maneras, candidato a diputado por Arica, en las parlamentarias del 2001, resultando electo pese a los vaticinios en contrario-, en la Alianza por Chile las estimaciones, respecto al efecto que pueda generar para el pacto, son optimistas.



Dirigentes de Renovación Nacional y de la Unión Demócrata Independiente están convencidos de que los alrededor de 30 descolgados no provocarán una debacle al interior del pacto. En ello, plantean, tiene mucho que ver la presencia, en las campañas del conglomerado, del candidato presidencial Joaquín Lavín, apoyo con el que se subentiende no contarán los postulantes que decidieron no respetar la decisión de las cúpulas partidistas, para probar suerte en solitario.



Efecto menor



El secretario general de la UDI, diputado Patricio Melero, descartó que el síndrome Paredes afecte a la colectividad, en primera instancia, o al pacto en su conjunto. A juicio del dirigente, la cifra están menor que el efecto que puede producir "es poco". En ningún caso, preocupante -precisó-.



Por otra parte, explicó que la situación está "concentrada" en unas pocas comunas, entre las que más sobresalen Los Ángeles, Osorno y Til Til, entre otras. En este contexto, recalcó que proporcionalmente el efecto negativo que le puedan causar a la Alianza por Chile los candidatos descolgados es menor de lo que ocurrirá -según sus cálculos- en la Concertación, donde -subrayó- hay más candidatos que van por fuera.



En todo caso, su par de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, coincide con Melero. No obstante, respecto de la situación particular de su tienda señala que "en unas comunas nos va a afectar y en otras no", aunque igualmente cree que el efecto que provocarán los descolgados no será importante.



Al igual que Patricio Melero, estima que la figura de Joaquín Lavín opacará los intentos de los postulantes que decidieron dejar la tienda para correr solos. Sin embargo, se conforma diciendo que "mal de muchos consuelo de tontos", pero que para el oficialismo el problema es mucho mayor. De esta forma, cree que se anula el efecto negativo que los descolgados pudieran provocar en la Alianza por Chile.



Otro elemento que podría influir en estas elecciones municipales es la elección separada de alcaldes y concejales. Si bien, para Monckberg éste no será un punto importante para el resultado de su partido, que espera obtener entre 90 y 100 alcaldes -es decir más o menos mantener el mismo número de municipios obtenido en las municipales del 2000, cuando presidía el partido el diputado Alberto Cardemil-.



Sobre este aspecto, la visión en la UDI es un tanto diferente. Si bien esperan que la Alianza por Chile aumente el número de alcaldes, e incluso logre superar a la Concertación, siempre se opusieron a la elección separada de alcaldes y concejales.



Este nuevo mecanismo, que se estrena en octubre, fue el que obligó al pacto opositor a llegar a un acuerdo municipal lo más equitativo posible, pues esta vez el conglomerado debe concentrar la votación en un candidato único para asegurarle el triunfo.



La mirada debe trascender a los partidos, lo que obligó a cada uno a renunciar a comunas que hubieran preferido obtener para sí. Uno de los casos es Valparaíso, donde a pesar de que la UDI -luego de la bajada del DC Hernán Pinto- estaba convencida que su candidato -el concejal Jorge Castro- podría ganar en ese nuevo escenario, debió conformarse con que según el acuerdo con sus aliados ese municipio pertenecía a RN.



Para el gremialismo el nuevo sistema es menos beneficioso que el anterior y se debió acomodar a este último, muy a pesar de sus convicciones, puesto que sus socios le dieron los votos a la Concertación para modificarlo.



Tratamiento de shock



Entre las comunas que llevan candidatos descolgados por fuera, la que ha dado mayores dolores de cabeza a los dirigentes aliancistas es Los Ángeles, donde el precandidato de la UDI, Joel Rosales, molesto debido a que su partido cedió el municipio a RN, decidió correr solo, perjudicando al candidato de la tienda de Sergio Diez, Daniel Badilla Alegría.



Por esta razón, la Alianza por Chile le está imponiendo un tratamiento de shock a la comuna y manteniendo a raya al postulante rebelde.



De hecho, en las últimas semanas han pasado por la comuna, para reforzar la candidatura de Badilla, el presidenciable del sector, Joaquín Lavín; el presidente de Renovación Nacional, Sergio Diez; y, ahora último, la diputada Lily Pérez.



Tanto, que los dirigentes y parlamentarios que han pasado por esa comuna han recurrido a los extremos, expresando un mensaje claro: quien vote por los candidatos que van por fuera del pacto, están traicionando el proyecto de Lavín. Lo que ha surtido efecto, dicen en RN, ya que encuestas realizadas por Sebastián Piñera -Fundación Futuro- demuestran que Badilla le lleva 20 puntos de ventaja a Rosales.



Las conclusiones finales sólo se conocerán después del 31 de octubre, ya que por ahora a la oposición no le quita el sueño que haya "unos pocos candidatos" que optaron por bajarse del pacto para probar suerte.







__________________

Artículos relacionados:



Pacto municipal: el riesgo de multiplicar el 'efecto Paredes' (23 de junio 2003)






















Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)