Chilenos enjuician sus sistemas de salud: Isapres son caras, Fonasa lento - El Mostrador

Lunes, 22 de enero de 2018 Actualizado a las 11:03

Un 59,3% reclama que falta inf

Chilenos enjuician sus sistemas de salud: Isapres son caras, Fonasa lento

por 8 noviembre, 2004

Estudio encargado por la Superintendencia de Isapres a Adimark revela duras críticas de los usuarios a sus aseguradoras. El 48,6% opina que el sistema privado no ha cambiado en los últimos años. Y un 51,1% dice que su razón para estar en Fonasa es su bajo sueldo y no la calidad del fondo estatal.

Fuertes críticas a los sistemas de salud chilenos reveló un estudio de opinión pública encargado por la Superintendencia de Isapres a Adimark. Entre los principales reparos de los usuarios están los elevados precios de los planes de las aseguradoras privadas y la lentitud de la atención en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa).



El estudio cuantitativo -al que tuvo acceso en exclusiva El Mostrador.cl- se realizó encuestando a 1.245 adultos seleccionados aleatoriamente a lo largo de 12 ciudades del país, los que respondieron preguntas sobre su percepción de la Superintendencia de Isapres y su grado de satisfacción con los sistemas de salud a los que pertenecen.



Y las respuestas no fueron demasiado alentadoras. Si bien la satisfacción general manifestada por la población fue alta, no ocurrió lo mismo cuando se evaluaron algunos puntos específicos de los sistemas chilenos.



En una escala de 1 (muy insatisfecho) a 7 (muy satisfecho), un 57 por ciento de los encuestados calificó con 6 ó 7 a los seguros de salud, mientras que un 27,7 por ciento sólo les otorgó un 5, y un 15,3 por ciento los evaluó con notas de 1 a 4.



Al separar estos resultados por sistema, pudo apreciarse que mientras un 42,3 por ciento de los afiliados a los seguros privados calificó con un 6 ó 7 a las isapres y un 21,1 por ciento lo hizo con notas de 1 a 4, en el sistema público esta relación varió significativamente, ya que un 61 por ciento calificó con 6 ó 7 al Fonasa y un 13,7 por ciento lo evaluó con notas de 1 a 4. Vale decir, en términos generales los encuestados dijeron estar más satisfechos con Fonasa que con las isapres.



No obstante, a este análisis habría que añadir otro resultado de la encuesta y es que mientras menor es el nivel de ingreso de los usuarios, mayor es el grado de satisfacción que manifiestan con su sistema.



Virtudes y defectos del Fonasa y las isapres



Al solicitar a los usuarios de isapres y Fonasa que evaluaran espontáneamente sus respectivos sistemas, surgieron llamativas respuestas.



Los principales reparos de los clientes de los seguros privados fueron el precio de los planes (con un 23,5 por ciento de las preferencias), la poca o mala cobertura (12,7 por ciento), los pocos beneficios (7,1 por ciento), la percepción de que las isapres son "puro negocio" (5,9 por ciento) y que haya mucho trámite y papeleo (5,6 por ciento).



En tanto, las principales virtudes fueron la atención rápida y el sistema ágil (11,6 por ciento), la buena atención médica (con un 11,2 por ciento), el que no hayan tenido problemas con el sistema (11 por ciento), la buena cobertura (7,8 por ciento) y la percepción de que es barato (con un 4,2 por ciento de las preferencias).



Por otra parte, las quejas más importantes de los afiliados a Fonasa fueron que la atención es lenta y cuesta pedir hora (15,5 por ciento), que hay mala atención médica (10,9 por ciento), que existe poca o mala cobertura (8,7 por ciento), que los planes son caros (5,8 por ciento) y que faltan especialistas (4,2 por ciento).



Los puntos positivos rescatados por los usuarios de este sistema fueron la buena atención médica (25,4 por ciento), que no han tenido problemas (13,7 por ciento), la rapidez de la atención y la agilidad del sistema (8,7 por ciento), junto con que los bonos sean baratos (4,7 por ciento) y que Fonasa sea barato en general (4,6).



De las respuestas anteriores se desprende que si bien hay resultados que tienden a ser concluyentes como las quejas de los afiliados a isapres sobre los precios de los planes, hay otros no tan claros como el referido a la opinión de los usuarios sobre la calidad de la atención médica en Fonasa, que aparece destacada tanto como un punto negativo como positivo y en ambos casos con porcentajes importantes.



Isapres: ni peor ni mejor que antes



Frente a la alternativa de cómo ha cambiado su sistema de salud en los últimos tres años, un 48,7 por ciento del total de encuestados respondió que lo ha hecho para mejor, mientras que un 41,7 por ciento dijo que no ha cambiado y un 9,6 por ciento afirmó que ha empeorado.



Dentro del sistema público estos resultados fueron más favorables, ya que un 55,5 por ciento respondió que éste ha variado para mejor, mientras que un 39,8 por ciento dijo que está igual y un 4,7 por ciento afirmó que ha cambiado para peor.



En el sistema privado, en tanto, no ha ocurrido lo mismo, ya que sólo un 24,1 por ciento dijo que las isapres han cambiado para mejor, contra un 48,6 por ciento que sostuvo que están igual y un 27,3 por ciento que aseveró que han empeorado.



En otras palabras, mientras la mayoría de los afiliados a Fonasa dijo que su sistema ha cambiado para mejor en los últimos tres años, la mayor parte de los usuarios de las isapres opinó que éstas siguen igual.



Seguir o no en el sistema



Un 44,9 por ciento de los afiliados a isapre dijo haber estado alguna vez en Fonasa y un 31,6 por ciento de los usuarios del sistema pública admitieron haber pasado alguna vez por una aseguradora privada de salud, lo que habla de la movilidad del sistema.



Entre las razones manifestadas por los afiliados a isapre para estar en un seguro privado de salud estuvieron los planes con mejor cobertura (27,2 por ciento), los convenios colectivos de las empresas donde trabajan (22,2 por ciento), el trato de más exclusivo y de mejor calidad (18,6 por ciento), además de los beneficios (14 por ciento) y la atención más expedita (6,9).



En la contraparte, los motivos manifestados por los usuarios del sistema público para permanecer en Fonasa fueron su situación económica, el sueldo que ganan, el valor de su cotización (51,1 por ciento), seguido por los convenios colectivos de la empresa donde laboran (9 por ciento), la confianza en el sistema (7,8 por ciento), porque siempre han estado en Fonasa (6,8 por ciento) y porque su cónyuge está en ese sistema (5,7 por ciento).



Qué hay que cambiar, según los usuarios



Pero que existan motivos para quedarse no significa que no haya nada que cambiar. Consultados por qué modificarían de su sistema de salud para que éste funcione mejor, los usuarios de isapres respondieron espontáneamente que aumentarían la cobertura, específicamente para el área dental (24,2 por ciento), propondrían planes más baratos (20,3 por ciento), no harían ningún cambio (9,7 por ciento), modificarían el sistema para que las atenciones costaran menos (9,1 por ciento) y harían que no se discrimine por sexo ni edad (7,7 por ciento).



Por otra parte, los afiliados a Fonasa dijeron que volverían la atención más rápida (21,1 por ciento) y mejorarían el tratamiento en clínicas y hospitales (18 por ciento), potenciarían la cobertura, particularmente en lo dental (15,4 por ciento), aumentarían la dotación de médicos, específicamente de especialistas (14,5 por ciento) y un 12,1 por ciento dijo que no haría ningún cambio.



Una variable importante dentro del análisis de los usuarios es cuánta información ellos sienten que tienen a mano para usar de mejor forma su sistema de salud. Al respecto, un 21,5 por ciento del total de encuestados dijo que poseen bastante información, un 59,3 por ciento dijo tener poca y el 19,2 por ciento restante respondió que derechamente nada.



Al segregar estos antecedentes por sistema quedó de manifiesto que sólo el 27 por ciento de los afiliados a isapre dijo tener bastante información, contra un 58,8 por ciento que aseguró tener poca y un 14,2 que dijo tener nada. En tanto, un 19,9 por ciento de los afiliados a Fonasa dijo estar bastante informado, contra un 59,4 por ciento que dijo estarlo poco y un 20,7 por ciento que afirmó simplemente no estarlo.



En síntesis, la gran mayoría de los usuarios tanto del sistema público como privado de salud siente que tiene poca información y los afiliados a isapres se sienten levemente más informados que los de Fonasa.



Pese a todo ¿recomendaría afiliarse?



A pesar de las críticas, un 69,3 por ciento del total de los encuestados recomendó afiliarse a su sistema de salud, contra un 21,4 por ciento que dijo ser indiferente frente al tema y a un 9,4 por ciento que simplemente no recomendó hacerlo.



Segregando estas respuestas por sistema pudo apreciarse que un 74,4 por ciento de los usuarios a Fonasa recomendó entrar al seguro público, contra un 50,7 por ciento de los afiliados a isapre que se mostró favorable al ingreso a este sistema. De lo que se desprende que son más los usuarios de Fonasa que recomiendan ingresar a su sistema que los afiliados a isapre partidarios de que más gente comparta su situación.



Sin embargo, a lo anterior habría que agregar que el 2003 sólo un 47,6 por ciento de los afiliados a isapres hacía esta recomendación, lo que marcaría una tendencia, en este sentido, favorable para estas compañías.



___________

Lea además:



Creen que isapres siguen siendo discriminadoras



___________

Artículos relacionados:



Gobierno retrasa elección de cargos clave para la reforma a la salud (5 de noviembre de 2004)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)