Trivelli: el arma de doble filo de Alvear en su pugna por recuperar terreno - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 12:07

Candidata DC mueve sus piezas

Trivelli: el arma de doble filo de Alvear en su pugna por recuperar terreno

por 25 enero, 2005

Considerando lo mucho que se quejó Soledad Alvear por el retraso que le significaba tener que esperar que la DC formalizara su nominación, la ofensiva inicial cumplió la meta de recuperar posiciones. El café con Bachelet y el nombramiento de Trivelli como jefe de campaña han sumado a ese esfuerzo.

Aunque todavía no se han llenado con nombres el organigrama del comando, el equipo más cercano a Soledad Alvear estado trabajando en ello desde el primer día. Además de Marcelo Trivelli, se estableció que Juan José Santa Cruz, actual tesorero de la directiva de la DC -y uno de los primeros del grupo de Adolfo Zaldívar en descolgarse en pro de la opción Alvear- quedó como segundo de a bordo encargado de las finanzas.



Moisés Valenzuela, quien ha trabajado los últimos diez años bajo el mando de Alvear o de su marido Gutenberg Martínez, quedó a cargo del área territorial. Y, probablemente este jueves se ultime con el ex Presidente Eduardo Frei su incorporación a cargo del área programática, cuestión en la que el círculo del ex mandatario asegura tienen mucho terreno ya avanzado -gracias a la candidatura fallida- de modo que Frei podría perfectamente
combinar este trabajo de alto vuelo con su propia campaña electoral para continuar en el Senado esta vez como parlamentario electo.



En el equipo de Alvear no aclararon si el nombre de Marcelo Trivelli surgió en menos de 48 horas en la mente de la propia candidata pero sí tienen claro que es un arma electoral de primera. Tiene toda la capacidad de manejo mediático y el carisma que la propia Alvear no consigue desplegar a partir de su imagen formal y perfeccionista. El ex Intendente de la Región Metropolitana, puede además, hacer gala de toda la agresividad verbal e histriónica que no queda propia de una campaña con sello femenino. Esto es ventajoso por partida doble: sirve para hacer la interlocución con Joaquín Lavín, pero lo mismo sirve para hablar fuerte y golpeado -si hace falta- con el PS-PPD.



Sin embargo, a pesar de todas estas virtudes, en el entorno Alvear están conscientes de que Trivelli es un arma de doble filo: si no se le dosifica el acceso a las cámaras y micrófonos, en un par de meses ya no se sabrá si el candidato es él o Alvear.



Primarias "escalonadas"



Por lo pronto, se le adjudica a la máquina de marketing que es Trivelli la propuesta de hacer primarias "escalonadas" -en fechas distintas- en cada una de las regiones. Por supuesto que la idea -no llegó a quedar claro si se aspira a que sean también con delegados, como en Estados Unidos- fue respondida por el PS-PPD.



Más allá de la practibilidad de la propuesta, Trivelli mostró que está haciendo exactamente lo que le encargaron: posicionar a Soledad Alvear. Sin embargo, el debate sobre el mecanismo no tiene todavía contenidos reales, por cuanto el comando de Soledad Alvear aún no tiene armado su comisión de análisis de mecanismo ni un equipo electoral negociador. Así es que la ofensiva de las primarias territoriales no debe entenderse más que como movimiento comunicacional y globo sonda, puesto que dentro de una semana toda discusión quedará clausurada por vacaciones.



De todos modos, así se van cumpliendo ordenadamente los objetivos planteados en el café que compartieron las abanderadas presidenciales de la Concertación. El primero de esos objetivos, ya casi listo, ha sido posicionar a Soledad Alvear como una igual de Michelle Bachelet en un mano a mano donde ambas debían aparecer con la misma estatura. El segundo punto acordado en ese café fueron coordinar las vacaciones -las 3 primeras semanas
de febrero-, dando una señal más de ese exquisito fair play que lleva a las ex ministras a ponerse de acuerdo hasta en la ropa cuando van a coincidir en alguna parte. Esta competencia con guante blanco pretende convertirse en un sello de la campaña presidencial 2005.



El tercer objetivo era sellar el compromiso que, en materia de mecanismo y de negociación de cupos parlamentarios para las elecciones que se realizaran a fines de este año paralelamente a la Presidencial, las conversaciones no quedarán en manos de los equipos que sustentan ambas candidaturas, si no que las abanderadas mismas se comprometieron a tener voz y voto en esas
decisiones y a no aceptar tomas y dacas que las excluyan relegándolas apenas al marketing. Pero lo más llamativo, era plantar la pica en Flandes en cuanto a invitar al comando de Michelle Bachelet a pronunciarse sobre la realización de una
secuencia de 13 debates regionales que enfrenten a las candidatas
discutiendo en torno a los "temas de país".



La idea, nuevamente busca poner a Alvear en un mismo nivel de igualdad con la abanderada progresista. Pero además, desde el punto de vista de la "ética de la participación" de la que hace gala el mundo concertacionista, es tan inobjetable como la convocatoria a primarias con que dirigentes del PS y del
PPD partieron la semana pasada presionando al equipo de Alvear en busca de un pronunciamiento. Ahora, ambas señoras han quedado conminadas a expresar claramente su disposición, en el primer caso de hacer debates nacionales, en el segundo caso, de ir a primarias.



Artículos relacionados:



PS y PPD desestiman primarias regionales propuestas por Alvear (24 de enero de 2005)



El verano caliente de Alvear: el largo itinerario tras su proclamación(17 de enero de 2005)



Soledad Alvear fue elegida como abanderada presidencial de la DC(16 de enero de 2005)



DC elige hoy, sin más dilaciones, entre Soledad Alvear y Adolfo Zaldívar (15 de enero de 2005)



Adolfo y Alvear: el duelo final y a la hora señalada (14 de enero de 2005)


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)