Schaefer reconoció haber tenido contactos con la DINA, pero no dio nombres - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 04:29

Entretelones de su primer inda

Schaefer reconoció haber tenido contactos con la DINA, pero no dio nombres

por 15 marzo, 2005

El ex jerarca de Colonia Dignidad tiene sus facultades mentales en perfecto estado y así quedó demostrado en su comparecencia ante el juez Joaquín Billard. Contestó todas las preguntas que se le formularon, pero quedaron varios cabos sueltos que deberán ser abordados en otro interrogatorio.

Por algo más de dos horas, el ex jerarca de Colonia Dignidad Paul Schaefer declaró ayer ante el ministro Joaquín Billard en el cuartel Borgoño de Investigaciones, en el marco de la eventual vinculación del enclave alemán en la desaparición de Álvaro Vallejos Villagrán, "el Loro Matías", militante del MIR cuyo rastro se perdió al interior de Villa Baviera en agosto de 1974.



El interrogatorio al prófugo más buscado por la justicia chilena se realizó en el más absoluto hermetismo, por lo cual sólo Billard, junto a sus dos actuarios, estuvieron presentes en la diligencia. Tanto estos funcionarios, como el anciano, amenizaron la charla con abundante agua mineral.



Shaefer llegó al cuartel central de la policía civil en silla de ruedas, vestido con un polerón café, sus piernas tapadas con una frazada de color rosado y con el vistoso peto amarillo que lucen los imputados ante los tribunales.



Esta diligencia, previamente planificada para realizarla en la Corte de Apelaciones de Santiago, debió ser trasladada a dependencias de Investigaciones a raíz de un acuerdo de la Corte Suprema que le recomendó a los jueces abstenerse de realizar diligencias de connotación pública en el palacio de Tribunales.



Contactos con la DINA



Fuentes allegadas a la causa informaron que durante la diligencia el ex cabo del ejército alemán reconoció que tuvo algún tipo de contacto con agentes de la disuelta Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), pero que no entregó ningún dato concreto para identificar a alguno de ellos, ya que se habría abstenido de mencionar nombres.



Según estos antecedentes recogidos por El Mostrador.cl, Schaefer habría adoptado una actitud más bien sumisa frente al juez Billard, contestó todas las preguntas que se le formularon, con una volumen de voz propio de una persona de su edad. Habló en perfecto español, con un marcado acento alemán, de forma pausada y coherente.



En ese sentido, se precisó que entendió todas las consultas que le formuló el magistrado y que sólo hubo que repetir alguna de ellas con más lentitud, debido a que se habría confundido con algunas frases rápidas pronunciadas por Billard.



En cuanto a sus afirmaciones frente al tribunal, el octogenario enfermero del Tercer Reich aceptó estar en conocimiento de que era buscado por los tribunales chilenos, no obstante, no profundizó en los motivos que habría tenido para evadir por más de nueve años a la justicia de nuestro país.



Pese a que el algunos medios de prensa trascendió que el testimonio de Shaefer no aportaría mayormente a esclarecer este caso, otras informaciones darían cuenta que ésta, como cualquier otra diligencia, es importante en sí misma, más allá de los antecedentes que se puedan obtener.



Apuntes y contrapreguntas



Las preguntas que se le formularon no fueron elaboradas previamente por el magistrado, quien sólo habría tomado apuntes sobre los datos registrados en los seis tomos que ya acumula esta causa. De esta forma, Billard recurrió frecuentemente a las contrapreguntas para determinar contradicciones en su testimonio.



En conclusión, personas interiorizadas sobre este trámite consideraron que en un ochenta por ciento las respuestas de Schaefer fueron evasivas y ambiguas, pero que hubo un veinte por ciento de antecedentes concretos que aportó al tribunal.



Para profundizar en estos detalles, el magistrado tiene planificado ampliar la declaración indagatoria de Schaefer, lo cual podría concretarse hoy martes o mañana miércoles. En relación al próximo procesamiento que afectaría al ex líder de Dignidad, se señaló que ello ocurrirá dentro del jueves o viernes de esta semana.



Al término de su jornada de trabajo en tribunales, el ministro Joaquín Billard se manifestó "contento" con el resultado de la pesquisa, declinando dar cualquier tipo de detalle sobre la misma, con el fin de no perjudicar el proceso.



Un largo futuro judicial



Si bien hasta ayer, lunes, sólo el ministro Jorge Zepeda solicitó formalmente a Billard la posibilidad de interrogar a Schaefer, son varios los procesos judiciales en los cuales tendrá que prestar testimonio.



Zepeda instruye la investigación por la desaparición de Juan Maino Canales, militante del Movimiento de Acción Popular Unitaria (Mapu) quien fue detenido por agentes de la DINA en mayo de 1976. Según investigaciones periodísticas, el automóvil de esta víctima habría sido encontrado en terrenos de la Colonia Dignidad.



A esto se suma la petición formulada por el abogado querellante en el caso Calle Conferencia, Eduardo Contreras, al ministro Juan Guzmán referida a que interrogue a Schaefer por la eventual vinculación del enclave en las desapariciones de Víctor Días y Jorge Muñoz, quienes habrían sido vistos en Dignidad por última vez antes que se perdieran sus rastros.



Otro caso por el cual también se pediría su comparecencia es en el instruido por el ministro Sergio Muñoz, a raíz de la desaparición de Carlos Lorca Tobar, diputado miembro del Comité Central del Partido Socialista y ex líder de la juventud de esa colectividad, detenido en junio de 1975.



Por otra parte, otro interesado en interrogar al ex jerarca es el ministro Alejandro Solís, quien instruye la investigación por la desaparición de Boris Wesfailer, científico ruso norteamericano que se extravió en el perímetro cercano a Villa Baviera en 1985. El magistrado señaló públicamente su intención de tomarle declaración en este proceso.



La lista sigue con los requerimientos que deberán plantear el ministro de la Corte de Apelaciones de Talca, Hernán González, quien instruye la causa por 26 abusos sexuales denunciados contra Schaefer, el juez de Letras de Parral Gerardo Bernales, quien tiene a su cargo una querella por torturas en contra de miembros del encalve y, finalmente, por el Juzgado de Garantía de Parral que sigue acciones criminales presentadas por algunos colonos de Dignidad que acusan de secuestros y otros delitos a los ex jerarcas de este asentamiento.



Situación actual



Por el momento, el ex soldado alemán se encuentra procesado por los delitos de abusos sexuales que se le imputan, en tanto, el ministro Billard tiene cinco días para resolver si lo encausa en los casos de violaciones a los derechos humanos que instruye este juez.



Luego de prestar declaración en esa investigación, Schaefer fue trasladado hasta la Unidad de Alta Seguridad de Gendarmería, recinto colindante al hospital Penitenciario, por lo cual puede recibir asistencia médica de forma inmediata en caso de sufrir trastornos en su estado de salud.



En esa línea, dentro de los próximos días, el anciano será sometido a exámenes físicos y siquiátricos para establecer si puede hacer frente a procesos judiciales, similar a los que se le han practicado a Augusto Pinochet.





__________________

Artículos relacionados:



CDE pide orden de captura para círculo más cercano a Schaefer (14 de Marzo del 2005)



Paul Schaefer fue interrogado por juez Joaquín Billard en cuartel policial (14 de Marzo del 2005)



Chile agradeció a Kirchner por expulsar a Schaefer (13 de Marzo del 2005)


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)