Decisión de la Corema mantiene en vilo a ejecutivos de Celco y ecologistas - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 06:11

Empresa todavía no es notifica

Decisión de la Corema mantiene en vilo a ejecutivos de Celco y ecologistas

por 23 julio, 2005

La determinación de la Comisión Regional del Medio Ambiente, de ajustar los parámetros de producción de Celulosa Arauco, no tiene conforme ni a la empresa, ni a los ambientalistas. Mientras éstos últimos esperan saber cuál será la postura final de la empresa, los científicos de la UACH se preparan para repoblar con luchecillo el humedal del río Cruces.

El jueves, la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la Décima Región, resolvió ratificar las modificaciones -introducidas en junio- a la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que autorizó el funcionamiento de la planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución (Celco) desde marzo del año pasado.



En síntesis, la autoridad obligó a la empresa a rebajar sus niveles de producción en un 20% y ajustar sus parámetros de emisión de contaminantes contenidos en sus residuos líquidos industriales (riles). Respecto a éstos, el presidente de la Corema, e intendente regional, Jorge Vives, precisó que "tenemos menor producción, además parámetros más exigentes, eso significa menor carga y por lo tanto el fin del daño al santuario".



Sobre el particular, comentó que en el recurso reposición presentado por Celco, para flexibilizar la modificaciones a la RCA, se planteaba que el parámetro del aluminio tuviese como promedio anual 120 kilos al día en el efluente: "Nuestra decisión es mantener el criterio de 60 kilos por día", aseveró el intendente. Esta situación tiene complicada a la industria; de hecho, hasta ayer, el grupo Arauco no se pronunciaba sobre cómo podría funcionar con dicha normativa.



Pero la Corema, no sólo fue dura con la empresa, sino también con el movimiento ciudadano Acción por los Cisnes, que había solicitado declarar la inaplicabilidad del DS 90/00, sobre descargas máximas de contaminantes en las aguas superficiales, y exigir a Celco la realización de un nuevo EIA para evaluar los impactos de sulfatos, aluminio, cloruros y manganeso descargados por la planta.



Reacción de Acción por los Cisnes



La decisión de la Corema, pese a tener en vilo a los ejecutivos de la planta Valdivia, no tiene conformes a los dirigentes del Acción por Los Cisnes, los cuales ayer emitieron una acción conjunta sobre el pronunciamiento de la Comisión, el cual aseguran confunde, y es un retroceso en materia ambiental.



"La modificación más importante es la de acoger el planteamiento de Celco en el sentido de flexibilizar las cargas máximas diarias de los compuestos aluminio, sulfato, cloruros y AOX, entre otros, presentes en los riles de la planta de Celulosa Valdivia, a la vez que acepta que tal medición se realice sobre la base de un promedio semestral", señalaron.



"En la práctica significa que la planta de Celco podría seguir descargando al río Cruces por al menos otros 30 meses cargas diarias de contaminantes similares o mayores a las que ya causaron el desastre del ecosistema".



Asimismo, el grupo ciudadano recordó que la empresa nunca declaró los sulfatos, cloruros y aluminio, ni los evaluó en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), lo que permitió la aprobación de su planta: "Por ello no tuvo ni puede tener la autorización ambiental legalmente requerida para descargarlos", insistieron, aunque en definitiva la Corema desechó su planteamiento.



Medidas siguen siendo insuficientes



A su turno, el Programa Chile Sustentable, que dirige la ambientalista Sara Larraín, declaró como adecuadas las medidas de Corema, al pedir a la empresa Celco el monitoreo de los cloritos y dióxidos de cloro, como asimismo basarse en parámetros centrales y exigir máximos diarios de aluminio, y promedios anuales del mismo contaminante, 50% menores a los solicitados por la empresa.



No obstante, Larraín, señaló que "ambas medidas no aseguran que estas emisiones no continuarán agravando la situación, ya crítica, de contaminación que provocó la destrucción de 2 mil hectáreas de luchecillo del santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter".



A su vez, agregó que "la Corema no saca nada con solicitar monitoreo de derivados del cloro si es que no establece dichos monitoreos como base para exigir a la empresa reducir la emisión de este fuerte contaminante, ya que justamente es uno de lo químicos identificados por la Universidad Austral como agente destructor de la vegetación del humedal, que sustenta la vida silvestre del santuario".



Sara Larraín concluyó que "la rebaja del 20% en la producción anual de la planta Valdivia, si bien es cierto se presenta como medida preventiva, no asegura la prevención de la contaminación y de que se perpetué la degradación del santuario hasta lo irreversible, pues las restricciones a las emisiones no cubren a todos los contaminantes identificados por el informe de la Universidad Austral en los sedimentos del río Cruces y los estudios efectuados en cisnes de cuello negro, a pesar de que dicho informe fue encargado por la misma autoridad ambiental en año 2004".



Universidad Austral "reforesta" el humedal



Ayer, y tras el pronunciamiento de la Corema, la Universidad Austral de Chile (UACH), valoró nuevamente el rigor científico y respaldó los resultados del estudio "Origen de mortalidades y disminución poblacional de aves acuáticas en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, en la Provincia de Valdivia", desarrollado por sus investigadores, los cuales nunca fueron recibidos por la Comisión Regional para exponer sus resultados.



De paso, descartaron informaciones de prensa que últimamente sindicaron a los rayos ultravioletas como los causantes de la muerte del luchecillo, principal alimento de los cisnes de cuello negro: "En el estudio se concluye que no hay antecedentes que sustenten la posibilidad", afirmaron.



Sobre el punto, el rector de la casa de estudios, Carlos Amtmann, dio a conocer el convenio firmado entre esta casa de estudios superiores y la Corporación Farmacéutica Recalcine, empresa que destinará 17 millones de pesos para que científicos de esta institución, desarrollen análisis que permitan encontrar bases biológicas para el eventual repoblamiento del luchecillo en el humedal del río Cruces.

La parte central de la investigación será llevada a cabo por la botánica Alejandra Zúñiga del Instituto de Botánica y el limnólogo Stefan Woelfl del Instituto de Zoología de la universidad. El objetivo general del proyecto es estudiar el crecimiento de egeria densa (luchecillo) en condiciones de laboratorio y evaluar el efecto de productos Recalcine sobre el mismo.



Cabe recordar que uno de los cambios ambientales más significativos que ocurrieron durante el año 2004 en el humedal del río Cruces, que coincide con la instalación de la planta, fue la disminución significativa de la cobertura del luchecillo. Estudios de terreno y laboratorio llevados a cabo por la UACH, llegaron a la conclusión de que la causa más probable de la disminución y mortalidad de las praderas de luchecillo en el humedal, fueron las altas cargas de metales pesados en el agua y sedimentos, primariamente de hierro.



Lucha en la Araucanía



Pero la decisión de la Corema el jueves, no pondrá fin al conflicto ambiental por la instalación de Celco en San José de la Mariquina. Al contrario, en la sesión del jueves la Corema pidió aclaraciones respecto de los plazos en los que se implementará una descarga alternativa al río Cruces.



En relación al tema, el diputado PPD Jaime Quintana, expresó su preocupación por una serie de rumores que han comenzado a circular entre autoridades de la Araucanía referidas a la intención ya manifestada por parte de la empresa Celco, de emplear la caleta de Queule, en la comuna de Toltén, como punto de partida de un emisario submarino que permita evacuar los residuos líquidos contaminantes de la planta de Celulosa ubicada en Valdivia.



"Por lo menos, eso es lo que dan cuentan los antecedentes que conocemos y que señalan que empresarios adscritos a CorpAraucanía estarían iniciado negociaciones, bajo el compromiso de construir un Puerto en la zona. Sin embargo, ningún 'ofertón' es aceptable si se trata de proteger el medio ambiente, más aún en una zona de explotación pesquera".



Al respecto, Rafael García, alcalde de Nueva Toltén, comuna a la cual pertenece la caleta de Queule, señaló en su oportunidad a este medio que "si se llegara a pensar sacar hipotéticamente el ducto por Queule no se lo van a permitir, porque Queule es la única caleta que tenemos con salida al mar en la Novena Región. Es la única. No existe otra. Así que difícilmente las agrupaciones de pescadores artesanales permitirían que le produjeran algún problema en su extracción", concluyó.





Artículos relacionados



Corte Suprema aclaró participación de EULA en fallo favorable a Celco (3-6-2005)



Valdivia: Fiscal inició interrogatorios a trabajadores de planta de Celulosa (2-6-2005)



Denuncian que Corema omitió recomendación clave para no cerrar celulosa (1-6-2005)



Acta COF Valdivia 18-05-20053.pdf



Acta COF Valdivia 24-05-20054.pdf



Corte Suprema revocó cierre de planta Valdivia de Celulosa Arauco (30-5-2005)



ADEMÁS:



Vea el fallo completo (Texto en formato PDF)



Declaración de Acción por los Cisnes



Declaración de Celulosa Arauco

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)