martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 16:53

Caso Riggs:

Fiscalía acepta notificar demanda en EEUU contra ex albacea de Pinochet

por 11 septiembre, 2005

Tribunal de Estados Unidos pide notificar a Oscar Aitken de la demanda presentada en su contra por el Banco de Chile, que acusa al profesional de haberle ocultado al real titular de las cuentas que mantuvo el ex militar en su sede de Nueva York. El objetivo es lograr una indemnización de US$10 millones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Fiscalía de la Corte Suprema manifestó su conformidad respecto a que la justicia estadounidense notifique al ex albacea de Pinochet, Óscar Aitken por la demanda que interpuso en su contra la sede del Banco de Chile en Nueva York, por la eventual responsabilidad civil que tendría el abogado en el supuesto ocultamiento del real titular de las cuentas y depósitos que mantuvo en esa entidad el general (r) Augusto Pinochet.



El Tribunal del Distrito Sur de N.Y., EE.UU., solicitó a los tribunales chilenos que el ex asesor del retirado militar sea notificado de la demanda que interpuso la institución financiera, para perseguir el supuesto engaño en que incurrió Aitken, quien fue el representante legal de todas las sociedades ficticias de propiedad del otrora senador vitalicio.



Aunque la opinión de la fiscal del máximo tribunal, Mónica Maldonado, no es vinculante, sino sólo una recomendación para que la Primera Sala de esa magistratura decida sobre su concreción, el abogado del ex albacea, Rodrigo Henríquez, presentó antecedentes sobre la demanda que ya se tramita en Chile ante el 29° Juzgado Civil de Santiago sobre la misma materia, pero con la diferencia que en Chile la acción judicial fue interpuesta por Aitken.



Testimonio de ex funcionario



En esa causa la defensa de Aitken presentó las declaraciones de un ex funcionario del Banco de Chile, de iniciales M.T.F., encargado de atender personalmente las finanzas de Pinochet durante 19 años, como una prueba para demostrar que altos ejecutivos de esa institución estaban al tanto de las cuentas de Pinochet.



Dicho testimonio relatado ante el ministro Sergio Muñoz explica que Pinochet "tenía un tratamiento preferente que el banco dispuso" y que él trató de "ocasionar la menor cantidad de problemas a la institución bancaria, solucionando en forma personal y a nivel de oficinas cada uno de los problemas que pudieran presentarse con este cliente, conversando en varias oportunidades con las autoridades superiores del banco".



El ejecutivo habría firmado los formularios de apertura de la cuenta corriente del Banco de Chile con sucursal en Nueva York, abierta el 29 de agosto de 1995 a nombre de Pinochet y su esposa Lucía Hiriart. Luego, el 21 de junio de 1996, de la misma forma se abrió otra cuenta en la sucursal de Miami, enviándose la información a las respectivas ciudades. En esta documentación, que el mencionado juez, consta que firmaron los formularios con los cuales en EE.UU. se los trataría como inversionistas no residentes, evitando que pagaran impuestos en ese país.



El nexo entre el general y el ejecutivo era la secretaria Mónica Ananías. Cobraba los cheques y hacía las transacciones.



El testigo aseguró " (...) soy el primero en reconocer que los montos que me correspondió cursar de las cuentas son excesivos para sus ingresos, pero no podía hacer nada por remediarlo o ponerle fin, dado que esto es una atribución de otras instancias en la institución financiera y a mí se me encomendó solucionar problemas para Pinochet y no creárselos".



Importancia de la diligencia



La tramitación de esta solicitud continuará con la vista de este requerimiento ante la Sala Civil del máximo tribunal, instancia que deberá pronunciarse sobre la legalidad de la misma y decida dar o no curso a la petición, para que el Primer Juzgado Civil de la capital se encargue de ejecutar dichas diligencias.



En ese caso, podría trabarse una contienda de competencia para resolver que tribunal (el de Chile o Estados Unidos) tiene preferencia para aclarar esta disputa, por ello la expectativa de la defensa de Aitken es que sea tramitada en Chile, ya que estaría estrechamente relacionada con su investigación judicial.



Rodrigo Henríquez explicó que el Banco de Chile busca perseguir la supuesta responsabilidad civil de su cliente y, en esa medida, lograr que éste pague una multa de cerca de 10 millones de dólares a la entidad.



No obstante, el profesional consideró que esta acción judicial sólo pretende evadir la responsabilidad del propio Banco en el ocultamiento del millonario patrimonio de Pinochet en el extranjero y, de esta forma, poder eludir las abultadas multas que se le cursarían a esta institución financiera en EE.UU., las cuales podrían llegar a los 40 millones de dólares.



Dichas sanciones, por parte de los entes fiscalizadores de esa nación -Oficce of the Comttroller of the Currency (OCC) y la Reserva Federal- podrían aplicársele a la institución financiera por su eventual complicidad para despistar a las autoridades chilenas y extranjeras sobre los dineros mantenidos por Pinochet en el exterior.



_______________





Vea lo último del caso Riggs

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV