domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 21:45

Ratificó competencia PS-PPD en

Concertación disconforme tras intervención de Bachelet en plantilla

por 13 septiembre, 2005

Candidata presidencial del oficialismo expresó su ''indignación'' a los presidentes de los partidos del bloque progresista, por que no fueron capaces de sellar el acuerdo electoral con antelación. A través de un mensaje escrito la abanderada comunicó su decisión, que no dejó conformes a las tiendas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Concertación debió utilizar su último recurso para inscribir cerca de la medianoche de lunes, al filo de plazo fatal, su plantilla parlamentaria: la intervención de la candidata oficialista, Michelle Bachelet. Fue ella quien zanjó la larga disputa por la circunscripción de la Sexta Región y determinó compensaciones a nivel distrital, materias en las que los timoneles del ala progresistas no habían podido alcanzar un acuerdo.



La propia abanderada les expresó su "profunda indignación" a los presidentes de los partidos Socialista (PS), Por la Democracia (PPD) y Radical Social Demócrata (PRSD), Ricardo Núñez, Víctor Barrueto y José Antonio Gómez, respectivamente, cuando los recibió a primera hora del lunes en su comando.



La razón de su molestia era obvia: tras varios meses de conversación, los partidos no lograron resolver el puzzle. Por su parte, los dirigentes del oficialismo sabían de antemano que llegar a este punto significaba acatar, sin alegar, lo que resolviera la líder de la Concertación.



Tras ese encuentro, la abanderada oficialista se reunió con Adolfo Zaldívar, el presidente de la Democracia Cristiana (DC), y posteriormente dialogó con algunos negociadores, como Isidro Solís (PRSD), René Jofré (PPD) y Francisco Aleuy (PS), para conocer sus planteamientos, así como con Ricardo Solari (PS), jefe de comunicaciones de su comando, y Jaime Mulet (DC), su director ejecutivo.



Una vez concluida la ronda de conversaciones, la candidata se quedó en su despacho para decidir. Allí, junto a su conciencia, ordenó el mapa electoral que los presidentes de los partidos progresistas no lograron resolver y su primera decisión fue que habrá competencia en la senaduría de la Sexta Región entre los diputados Aníbal Pérez (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS).



La decisión de Bachelet no fue fácil, pues se trata de la primera vez que se producirá un enfrentamiento entre dos representantes del llamado bloque progresista de la Concertación. Además, esto significaba que la DC omitiera al senador Rafael Moreno, su actual representante en la zona, y una serie de compensaciones a nivel de distritos para cada uno de los partidos.



En la oportunidad, Bachelet también resolvió que en la Cuarta Región el compañero de lista del senador Jorge Pizarro (DC) será Jorge Arrate (PS). Así se vino abajo la tesis de que las diputadas Adriana Muñoz (PPD) o Isabel Allende (PS) -aunque ésta ya había renunciado a su opción- podrían postular por esa zona. Mientras, el compañero de lista de Soledad Alvear en Santiago Oriente será Gonzalo Martner (PS).



Los mensajes de Bachelet



Cuando faltaban 15 minutos para las 20 horas llegaron los presidentes de los partidos de la Concertación a la sede del conglomerado, ubicada en calle París, para conocer las resolución de la candidata, quien sólo la comunicó a través de sobres cerrados que fueron entregados a los directivos por el diputado Mulet, que actuó como emisario.



En cada uno de éstos la candidata envió un mensaje a los jefes partidarios. Según fuentes confiables, para los radicales y decés la comunicación sólo tenía palabras formales respecto a la decisión que había adoptado, mientras que en el caso de los socialistas y pepedés el texto se reflejaba la molestia de la ex ministra.



Uno de los aspectos que llamó la atención fue que cuando los timoneles estaban a punto de abrir los sobres, el presidente de la falange propuso que primero firmaran el pacto electoral y que después cada colectividad analizara la resolución de la candidata.



La postura de Zaldívar fue apoyada por el resto de los dirigentes, quienes no tenían otra alternativa, pues en cierta medida sabían como venía la mano.



Distritos



Bachelet también debió intervenir en 11 distritos, aunque cinco eran los más complicados, durante la jornada de ayer, que durante este período formaron parte de las diversas fórmulas que analizó el bloque progresista para destrabar las negociaciones. Al final, la abanderada optó por entregar a Estación Central, La Cisterna, San Miguel y Aisén al PPD; La Serena, Melipilla, Santa Cruz y Talcahuano al PS; y Calama, Rengo y Angol al PRSD.



Entonces, el PPD postuló 29 candidatos a la Cámara Baja, el PS 22 y los radicales nueve.



Sin embargo, no todos quedaron satisfechos. Para el partido de Barrueto era importante quedarse con Melipilla, Calama y Talcahuano -aunque éste último fue "entregado" por varios dirigentes de la colectividad, debido a las diferencias internas. La tienda de Núñez, en tanto, aspiraba a obtener los distritos de Estación Central, La Cisterna y Calama, entre otros.



"Melipilla y Talcahuano fueron los distritos más dolorosos para nosotros, pero no nos queda otra que acatar", señaló Barrueto tras conocer la decisión de Bachelet. Mientras, su par del PS reconoció que hubiese "querido más", pero precisó que "estamos claros que teníamos que hacer el sacrificio y ahora a trabajar".



Respecto a la competencia en la Sexta Región, ambos dirigentes dijeron esperar que ello no genere divisiones en el eje progresista y que tampoco contamine la campaña a lo largo del país. "Será duro y esperamos doblar, porque no es imposible (...) Capaz que en el choque de trenes terminemos doblando", señaló Barrueto.



En fuentes de la DC, en tanto, se confidenció que los planteamientos del partido no fueron considerados por la candidata y que ello quedó reflejado particularmente, en el caso de Santiago. "No fue positivo para la falange", se señaló.



Sin embargo, el senador Jorge Pizarro -de la disidencia- dijo que era importante que Bachelet hubiera resuelto el tema. "Otra cosa es lo que piense cada partido si favoreció a uno o a otro, es una opinión que tendremos que analizar. Yo no tengo opinión al respecto", acotó.



Críticas en el PS



Uno que no estuvo contento con el trabajo del timonel socialista fue el vicepresidente de la colectividad, Carlos Moya, quien se presentó como precandidato a senador por la Cuarta Región, cupo en el que finalmente postulará el ex ministro Jorge Arrate, que no había figurado en la nómina de aspirantes a la cámara alta.



Moya denunció que Núñez "chantajeó" con renunciar a su cargo de conductor del partido si la Comisión Política no aprobaba lo decidido por la candidata. "Hizo un exhibicionismo tendencial", aseguró el dirigente.



_______________





ADEMÁS:



Alianza inscribe candidaturas y refuerza el mensaje de unidad en el sector



Juntos Podemos descarta traspaso de votos a Bachelet en segunda vuelta



Aucan Huilcaman amenza con tranformarse en la ''gran sorpresa''



Vea también:



La nómina de candidatos al Senado



El listado de aspirantes a la Cámara de Diputados

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV