martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 16:53

Iniciativa busca sistema mixto

Proyecto de Ascencio para reformar el binominal no prende en la derecha

por 18 septiembre, 2005

En la UDI más allá de que consideran que se trata de una moción inconstitucional, pues genera mayor desembolso fiscal, señalan que no están dispuestos a discutir un proyecto que reforme al sistema binominal. En RN declaran que si la medida no implica aumentar el número de parlamentarios están dispuestos a debatir, pero no en un año electoral.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un abierto rechazo generó el proyecto propuesto por el presidente de la Cámara de Diputados, Gabriel Ascencio (DC), para corregir algunos efectos negativos del sistema binominal. La moción, presentada formalmente el miércoles recién pasado, fue rechazada por la bancada de la UDI, que consideró inconstitucional que un proyecto de esas características sea propuesto por un diputado y no por el Ejecutivo.



La iniciativa de Ascencio plantea aumentar a 150 el número de diputados y a 48 el de senadores, lo que implicaría un alza en el gasto del Senado, especialmente a lo que se refiere a dietas y gastos de representación. Así lo estiman los diputados gremialistas Marcelo Forni, Darío Paya y Rodrigo Álvarez, quienes pidieron declarar la inconstitucionalidad de la norma debido a que cualquier propuesta que signifique desembolso fiscal debe ser presentada o estar patrocinada por el Ejecutivo.



La idea del presidente de la Cámara de Diputados es cambiar el sistema binominal por uno mixto, donde además de los 120 diputados y 38 senadores que serán elegidos en diciembre próximo, se agreguen otros 40 legisladores -30 para la cámara baja y 10 para la alta- entre los candidatos más votados que no hayan llegado al Congreso, de acuerdo al respaldo de cada una de las listas a nivel nacional.



Por ejemplo, si este mecanismo hubiera estado vigente en las parlamentarias de 2001, la Concertación -que obtuvo 47,90% en diputados- habría obtenido 14 cupos adicionales en la cámara baja, la Alianza (44,27%) habría alcanzado 13 escaños más, el pacto Juntos Podemos -sumando al PC, PH e independientes (7,83%)-, tendría tres asientos.



En el caso del Senado, según la votación de 2001, la Concertación (51,32%) habría agregado a su bancada cinco legisladores, la Alianza (44,03%) cuatro más, y los independientes y la izquierda extraparlamentaria, estarían representado por uno.



Rechazo abierto al proyecto



Pese al inconveniente de inconstitucionalidad que tuvo la moción en su debut en la cámara baja, desde la Concertación existe el ánimo de seguir insistiendo en la modificación del sistema binominal -una de las materias pendientes de las reformas constitucionales promulgadas ayer, sábado-, cuestión que genera un fuerte rechazo en la centroderecha.



El diputado Mario Bertolino (RN) es partidario del sistema binominal, porque "creo que le ha dado estabilidad al país y, al incentivar la creación de grandes coaliciones, entrega gobernabilidad".



Junto con manifestarse contrario a la fórmula de Ascencio, porque no le parece justo que algunas regiones queden con tres parlamentarios y otras son dos, estima que tampoco es el tiempo más adecuado para estudiar los cambios. "Estamos en año electoral por lo que no es momento para discutirlo", afirmó.



Lo mismo cree que diputado UDI Darío Paya, quien reconoció que independiente de los reparos que hicieron a la moción de Ascencio, tampoco están de acuerdo con el fondo del asunto, que es introducir cambios al binominal. Y, en ese sentido, en la UDI no transan.



Resaltó que el actual mecanismo obliga a los partidos a formar parte de coaliciones amplias y, por lo tanto, evita que se extremen posiciones. Por eso, indicó, el Partido Socialista está en el Congreso, "porque está dispuesto a adscribir a un programa de centro y eso les permite ser parte del sistema democrático".



RN abierto a conversar



En todo caso, gran parte de RN sí está dispuesta a sentarse a conversar para perfeccionar el sistema electoral. Así lo señalaron el secretario general de la tienda, Cristián Monckeberg, y la diputada por La Florida Lily Pérez.



"Yo creo que el cambio del sistema electoral es una cuestión de tiempo, ineludible, porque el binominal ya cumplió su propósito: en 1997 favoreció a la Alianza y el 2001 a la Concertación", señaló Pérez a El Mostrador.cl.



Sin embargo, se mostró contraria a la propuesta de Ascencio por varios motivos. Primero, porque no comparte la idea de aumentar el número de congresistas, porque implicaría incurrir en un mayor gasto público. "Sólo la Cámara de Diputados tiene un presupuesto de más de 50 millones de dólares", indica.



En segundo lugar, la candidata al senado por Santiago Oriente le parece que este tipo de discusiones no se debería dar en un año electoral, "sino que el próximo año con seriedad y sin aumentar el gasto fiscal".



En la misma línea el diputado de la tienda de Antonio Varas Alfonso Vargas, señala que "yo este tema lo he conversado con Sergio Díez y en RN estamos dispuestos a conversar y a evaluarlo. No somos de la idea de volver al sistema antiguo, pero tenemos la puerta abierta para discutirlo".



"No se puede mantener el sistema binominal como está"



Según Gustavo Martínez, director del Centro de Opinión Pública de la Universidad de Chile, el proyecto de Ascencio es un sistema electoral mixto en que parte de los parlamentarios son elegidos por el sistema mayoritario binominal y la otra parte por un sistema proporcional.



"Mirado como un elemento correctivo del sistema binominal sería bueno, pero no se puede mantener el sistema binominal tal como está. Pero como la UDI se opone a cambiarlo por un mecanismo proporcional y como probablemente la derecha sea doblada en esta elección en un número mayor de distritos, especialmente en las comunas más populares como Lota Coronel, Coquimbo, etc. es aceptable la propuesta de Ascencio -como mal menor-, pero complementada con un sistema que permita aumentar el número de candidatos por lista, de dos a cuatro, y que la gente elija", opina el académico.



Agrega que la propuesta de Ascencio apunta a terminar con los empates, por lo que se parece mucho a la fórmula que en algún momento planteó Sebastián Piñera, en orden a que las circunscripciones más pobladas eligieran tres representantes, aunque esto sólo afectaba al Senado. A su juicio, el fin de la equiparidad en el Congreso cree que es fundamental para darle gobernabilidad al país, pues el Presidente de la República necesita una mayoría parlamentaria para poder aprobar las leyes.



Martínez está de acuerdo en que el binominal "genera una estabilidad electoral en las coaliciones, una menor distancia política entre los partidos en términos programáticos y una competencia centrípeta, pero atribuir la estabilidad política al sistema electoral me parece una exageración tremenda".



Cree que la UDI utiliza un sinnúmero de argumentos para defender un sistema que la favorece en términos electorales, pero que lo hace nada más que por conveniencia. Recuerda que para la primera elección parlamentaria luego del régimen militar, donde RN obtuvo una votación muy fuerte con relación al gremialismo, el diputado Pablo Longueira llegó a señalar que "el sistema electoral era perverso".



Artículos Relacionados/b>



Proyecto de Gabriel Ascencio para modificar el sistema binominal (28 de agosto de 2005)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV