martes, 18 de septiembre de 2018 Actualizado a las 13:00

Controvertido proyecto se vota

Derecha demostrará el próximo martes si está dispuesta a aprobar el TPI

por 2 octubre, 2005

Aún existen serios resquemores en la UDI y entre algunos parlamentarios de RN, y se está intentando establecer ciertas garantías o reservas antes de apoyar la suscripción del Tribunal Penal Internacional. ''No está cerrada la puerta. Ha habido en el pasado muchas dudas por lo que significa, desde el punto de vista de la soberanía'', dijo el senador gremialista Hernán Larraín.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este martes se verá si la actitud de la derecha chilena ha evolucionado en los últimos siete años y se demostrará si realmente está dispuesta a desligarse de la dictadura. Si bien se ha notado un vuelco positivo en este sentido -ya que los parlamentarios de la Alianza apoyaron las reformas constitucionales y la entrega de beneficios carcelarios a presos políticos- todavía queda una deuda pendiente con los derechos humanos.



Hace siete años el gobierno firmó el Tratado de Roma que permitió la creación del Tribunal Penal Internacional y, pese a que éste ya está en pleno funcionamiento, todavía los parlamentarios de la Alianza no entregan el apoyo necesario para hacer una reforma constitucional que permita la ratificación del convenio.



Este martes por fin se discutirá y se votará el proyecto en el Senado y, por primera vez en años, se percibe a una derecha dispuesta a debatir y a resolver los puntos conflictivos para respaldar una reforma constitucional en ese sentido.



El candidato de RN, Sebastián Piñera, visitó esta semana al canciller Ignacio Walker para manifestarle su apoyo a esta iniciativa, al igual que lo hiciera la abanderada de la Concertación, Michelle Bachelet, quien en la ocasión señaló que formar parte del Tribunal Penal Internacional "es pronunciarse en contra del genocidio y de los crímenes de la humanidad".



Los resquemores de la UDI y algunos RN



Sin embargo, aún existen serios resquemores en la UDI y entre algunos parlamentarios de RN, y se está intentando establecer ciertas garantías o reservas al convenio antes de apoyar la suscripción. Son, básicamente, los mismos temores que manifestaron cuando presentaron un requerimiento ante el Tribunal Constitucional para declarar inconstitucional, valga la redundancia, el Tratado de Roma.



Las principales aprensiones tienen que ver con el respeto a la soberanía de los tribunales nacionales por sobre los internacionales -cuestión que se debatió ampliamente cuando se detuvo al ex jefe del Ejército Augusto Pinochet-, y con la primacía de los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas -que tienen derecho a veto y pueden referir casos a la fiscalía del Tribunal aún sin formar parte del mismo- ,además del eterno problema de la "cosa juzgada".



Este último aspecto es uno de los más controvertidos. El tratado de Roma establece que la Corte puede juzgar si es que existe una falta de voluntad por parte de un país de someter a juicio a una persona que haya cometido los delitos de genocidio, crímenes contra la humanidad y de guerra.



Según explica el senador Juan Antonio Coloma, la UDI en este momento se encuentra evaluando los distintos aspectos de la reforma, pero prefiere no dar a priori una opinión tajante, ya que el lunes el tema será evaluado por el comité de senadores y luego de ello tomarán una decisión.



"La puerta no está cerrada"



Al consultarle sobre las posibilidades de aprobar el proyecto, el senador Hernán Larraín, advirtió que depende de "la disponibilidad del Gobierno de hacer reservas en algunas materias". Agregó que el lunes conversará con el director jurídico de la Cancillería, Claudio Troncoso, para tener todos los antecedentes en la mano antes de tomar una decisión.



"No está cerrada la puerta. Ha habido en el pasado muchas dudas por lo que significa, desde el punto de vista de la soberanía del país, pero en la medida de que se tomen medidas como las que ha tomado México -país que suscribió el acuerdo luego de hacer ciertas reservas- quizás pudiéramos avanzar", aseveró.



Cabe señalar que la reserva a la que hace mención Larraín quiere decir que Chile firme el tratado y pueda hacerle alcances a la firma, entre los que se cuenta la cosa juzgada y el efecto retroactivo.



En tanto, el senador RN Alberto Espina, quien integra la comisión de Constitución, asegura: "Voy a votar a favor. Yo hablé el otro día con los senadores de RN y la impresión que tuve es que estaban todos favorables a esta norma". Argumenta que "no afecta la cosa juzgada cuando ya han sido juzgados por los tribunales de un país".



El proyecto de Reforma Constitucional que autoriza al Estado de Chile para aprobar el Estatuto de Roma, que crea la Corte Penal Internacional, ingresó como una iniciativa al Parlamento el 16 de abril de 2002 y el 27 de diciembre de 2004 se archiva. Ello porque parlamentarios de derecha presentaron el caso al Tribunal Constitucional por considerar que correspondía a una reforma constitucional y no a un proyecto de ley.



Vea además



Eduardo Santos habla de los problemas con EE.UU. después de firmar el TPI



Artículos relacionados



Reformas: Diputados rechazan TPI y reconocimiento indígena (19 de mayo del 2005)



Viera Gallo: TPI sería imparcial al castigar crímenes en Irak (27 de abril del 2003)




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV